Oppo invierte en capital humano para desarrollar sus propios procesadores

Oppo invierte en capital humano para desarrollar sus propios procesadores

mayo 28, 2020 Desactivado Por Gabriel Estrada

Una de las principales consecuencias de que la administración encabezada por Donald Trump comenzara una guerra comercial contra China desde el año pasado, es que la mayoría de los fabricantes de tecnología, particularmente los de teléfonos inteligentes, estén explorando opciones para dejar de depender de insumos de empresas estadounidenses, especialmente en el apartado de los procesadores y software (Sistemas Operativos).

La compañía Oppo se inserta en esa nueva etapa de desarrollo, donde pretende dejar de lado el consumo de procesadores a terceras compañías para iniciar con la fabricación propia de este hardware; está invirtiendo en capital humano para atraer talento de empresas que ya cuentan con una trayectoria sólida en este menester.

La filial del conglomerado BBK Electronics no ha escatimado recursos para atraer el talento de Jerry Ju, otrora director de operaciones de la compañía de semiconductores Mediatek; esta factoría se ostenta como el segundo proveedor a nivel mundial de chips para teléfonos inteligentes, sólo por debajo de Qualcomm.

La incorporación de recursos humanos provenientes de Mediatek para prestar sus servicios en Oppo también incluirá a otro alto directivo, mismo que estaba a cargo de la unidad de desarrollo de procesadores especializados para productos compatibles con las redes de comunicación móvil de quinta generación (5G).

No obstante, los fundados por Tony Chen de igual manera están llevando fuertes campañas de captación de talento de otras empresas del ramo, tal es el caso de Qualcomm con su vasta experiencia en el desarrollo y manufactura de chips, de igual forma, Huawei que con sus procesadores Kirin están favoreciendo el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

Con esas captaciones de recursos humanos para manufacturar sus propios procesadores, Oppo se vacuna frente a las cambiantes políticas del gobierno de Trump en torno a las empresas tecnológicas, basta señalar que hace unos días atrás emitió una directriz en la cual una empresa que provee de chips a Huawei, tendrá que conseguir un permiso especial del Departamento de Comercio para poderle vender procesadores.

GAEL

2