Qué es una aplicación de escritorio: definición y beneficios

Qué es una aplicación de escritorio: definición y beneficios

enero 30, 2024 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

El uso de software en las empresas es una necesidad. La digitalización permite introducir nuevas herramientas, amplía las oportunidades de negocio y mejora la interacción entre la empresa y el cliente. Pero surge la pregunta de qué tipo de aplicación utilizar: ¿una basada en navegador o una de escritorio? ¿Cuál es la diferencia? ¿Cuáles son las ventajas del desarrollo de aplicaciones de escritorio, qué oportunidades ofrece? Vayamos al grano.

¿Qué es una aplicación de escritorio?

Una aplicación de escritorio es un programa que necesita el sistema operativo del escritorio para funcionar. Se instala en el sistema a través de un instalador especial y utiliza recursos del ordenador para funcionar.

La principal característica de estos programas es la posibilidad de trabajar offline, sin conexión a Internet. Las aplicaciones modernas siguen ofreciendo la posibilidad de trabajar con conexión, pero esta es necesaria para utilizar distintos dispositivos, incluir a otros usuarios en el proyecto o actualizar el programa sin necesidad de reinstalarlo manualmente.

Muchas empresas se preocupan por la seguridad, por lo que no quieren que las aplicaciones se conecten a Internet. En tal caso, el desarrollo y pruebas de escritorio puede hacerse llave en mano, y la conectividad es posible en una red de área local cerrada.

Ventajas de las aplicaciones de escritorio

Se cree que este tipo de software es más rápido y que su funcionalidad es mucho más amplia. Esto es cierto, pero vale la pena señalar que estos parámetros dependen principalmente de las características del ordenador. Intente poner su software en un “hierro” débil y compruébelo usted mismo rápidamente. Pero el desarrollo de aplicaciones de escritorio tiene sus ventajas.

Funcionalidad

Cuando encarga un desarrollo personalizado, obtiene funciones empresariales únicas que ayudarán a su empresa. La característica principal son las amplias posibilidades de funcionalidad. Es posible realizar casi cualquier idea. La interfaz será fácil de usar, familiar e intuitiva para los usuarios.

Seguridad y fiabilidad

Las aplicaciones basadas en navegadores son vulnerables. El hecho es que los desarrolladores no pueden influir en la seguridad del navegador, mientras que una aplicación web depende directamente de su funcionamiento. Una aplicación de escritorio es una garantía de seguridad y protección de datos. Por eso muchas empresas optan por una solución digital de este tipo para su empresa.

Movilidad

Las aplicaciones de escritorio pueden desarrollarse para distintos sistemas operativos e incluso utilizarse desde un dispositivo móvil haciendo una versión nativa. Pero es necesario conectarse a Internet para sincronizar los datos. Sin embargo, la movilidad permite utilizar la aplicación en cualquier condición y gestionar los procesos de negocio de su empresa siempre que lo desee.

Cortesía qawerk

Rápido rendimiento

El principio de funcionamiento de las aplicaciones Desktop es sencillo: el programa utiliza los recursos del ordenador, su memoria y sus capacidades. Por un lado, esto puede ser una desventaja si el equipo no es lo suficientemente bueno. Pero, por otro lado, cuando se encarga un desarrollo a medida, se tienen en cuenta las peculiaridades del sistema. Con una optimización adecuada, una aplicación de este tipo “volará” y realizará las tareas con eficacia.

Oportunidades para las aplicaciones de escritorio

El desarrollo de aplicaciones de escritorio para empresas abre nuevos horizontes. La introducción de productos digitales en una empresa permite aumentar la eficiencia, automatizar muchos procesos empresariales y optimizar el trabajo. Todo esto sucede gracias a las oportunidades que brinda un producto digital. Las aplicaciones de escritorio ofrecen numerosas posibilidades:

  • Trabajar sin Internet. La aplicación puede trabajar sin conexión y guarda todos los datos en la memoria del ordenador. Esto garantiza la seguridad de los datos y un alto rendimiento.
  • Trabajar con Internet. Conectar un programa de este tipo a Internet abre nuevas posibilidades. Uso de la nube para la seguridad de los datos, acceso de varios usuarios a un mismo proyecto, actualización autónoma del programa sin reinstalación ni largas configuraciones. Si es necesario, se puede trabajar en red local.
  • Inicio rápido. Una aplicación de escritorio ejecuta los archivos del sistema desde la memoria del ordenador y no necesita actualizar constantemente los datos ni descargar configuraciones de la red. Por lo tanto, cuando se utiliza un hardware normal, incluso las aplicaciones más potentes se ejecutan con rapidez.
  • Interfaz de usuario de calidad. No todo el mundo necesita poder personalizar la interfaz, pero el software para PC suele permitirlo.
  • Uso de periféricos adicionales. Las aplicaciones de escritorio tienen acceso a todos los dispositivos que se conectan al ordenador. Por lo tanto, pueden integrarse sin problemas con impresoras, escáneres, máquinas fiscales y otros periféricos.

Estas no son, ni mucho menos, todas las posibilidades de los programas que se instalan en un ordenador. El desarrollo a medida permite obtener una aplicación empresarial eficaz que responda a necesidades específicas.

360

1
2