¿Por qué es importante la alimentación en los niños?

¿Por qué es importante la alimentación en los niños?

marzo 16, 2022 Desactivado Por Berenice Pizaña

Esta mañana se llevó a cabo el seminario virtual “Emociones y alimentación durante la niñez”, en el que participaron los especialistas María Amelia Aguilar, logoterapeuta; David Carreón, psicólogo; y el Dr. Benjamín Suárez Negroe, maestro en salud pública.

Durante la sesión, hablaron sobre las afectaciones en la salud mental de la población infantil y la importancia de una buena alimentación para un bienestar integral en toda la familia.

Sabemos que la pandemia trajo consigo muchas complicaciones y consecuencias negativas para las personas que se vieron obligadas a salir de la cotidianidad. Entre estas, es necesario enfatizar en los efectos psicológicos negativos que se desataron a raíz del confinamiento. Sobre todo en las niñas y los niños.

La importancia de convivir con gente extraña

La socialización es una necesidad humana. El simple hecho de conocer a gente con ideas, aspecto o personalidades distintas (fuera del ámbito familiar, claro está), ayuda a forjar una identidad propia; a establecer relaciones estrechas gracias a que existe un acercamiento y afinidad con las personas. Y es precisamente en la infancia cuando esta etapa de un primer acercamiento con lo “desconocido” adquiere gran importancia.

Se ha demostrado que, gracias al confinamiento, los niños han tenido una desestabilización en cuanto a las relaciones humanas. Esto se ve reflejado en su personalidad y salud de las siguientes maneras:

  • Cambios de humor bruscos o repentinos. En un mismo día un niño puede estar eufórico, enfadado, feliz y triste.
  • Más irritable. Es probable que tenga una actitud hostil o sensible. Es difícil que acepte bromas, pues todo parece molestarle.
  • Desinterés. Un niño que antes mostraba pasión por determinadas actividades, de pronto muestra un gran pasotismo ante todo.
  • Violencia. El niño es más rebelde e incluso agresivo. No es capaz de controlar la ira.
  • Cambios de apetito. La relación con la comida es un indicador de cómo está un niño a nivel emocional. Puede ser notorio si cambia su alimentación, si de pronto come por ansiedad, o por el contrario muestra una pérdida de apetito.
  • Cambios en los hábitos de sueño. Si tiene más ojeras, bosteza con frecuencia, le cuesta dormir, sufre de insomnio o tiene pesadillas.
  • Enfermedades constantes. En este caso, los niños también son capaces de somatizar.

¿Cómo puedo ayudar a un niño?

Hay muchas formas de apoyar a los hijos pequeños, o a cualquier niño, que esté pasando por estas situaciones.

  • Permíteles estar en contacto con sus amigos a través de las redes sociales, limitando el uso de ellas y evitando el ciberacoso.
  • Fomenta el aprendizaje de nuevas habilidades. Por ejemplo, aprender un nuevo idioma o tocar un instrumento musical.
  • Realizar actividades en familia. Por ejemplo, jugar juegos de mesa.
  • Identificar comportamientos regresivos, como mojar la cama, chuparse el dedo o cambios en el patrón del sueño. Esto para poder intervenir a tiempo.

Los hijos son el reflejo de los padres

Sin duda, los padres tienen una influencia significativa en el desarrollo de la personalidad, sensibilidad emocional y en la adquisición de hábitos y comportamientos de sus hijos.

Estudios han revelado que alrededor del 61% de los hijos con padres con depresión; desarrollan una enfermedad mental a lo largo de su infancia y adolescencia. Esto quiere decir que las enfermedades mentales de los padres representan un claro riesgo para las niñas y los niños.

Tan solo desde que inició la pandemia, se registró que la depresión en los niños aumentó un 28%, y la ansiedad un 26%. Por ello es importante, como padres, asegurar una mentalidad fuerte para apoyar a los hijos que igualmente están viviendo una situación complicada.

Experiencia de mutualidad

Desde antes que nazca un bebé, es necesario tomar en cuenta que las condiciones en las que se va a desarrollar deben ser ideales. Todo inicia con la alimentación de la madre, pues esta será su primera conexión con el bebé.

La alimentación es parte de la salud mental de mamás y bebés, y no solo por alimentarse, significa que existe una nutrición. El psicólogo David Carreón explica que la primera nutrición de un niño será directamente tomada de los alimentos físicos. La segunda, a través del ambiente.

Por eso, para que un bebé pueda estar nutrido tanto física como mentalmente; tiene que vivir en un ambiente que le permita crecer de la mejor manera.

La importancia de una buena alimentación en los niños y niñas

La alimentación también juega un papel crucial para el desarrollo óptimo de un niño o niña. Es importante que desde pequeños, se les inculquen buenos hábitos alimenticios.

Esto a su vez, va a ocasionar que un niño sea más independiente y perfeccione sus habilidades físicas que le permitan moverse y autoalimentarse. Además, mejorará sus destrezas en el lenguaje. Serán capaces de expresar verbalmente sus necesidades y preferencias en la alimentación.

Asimismo, es necesario orientar a los padres para que fomenten la ingestión rutinaria de agua natural y/o leche a sus hijos pequeños.

La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN); sugiere el uso de Fórmulas Crecimiento como estrategia para aumentar la ingesta de hierro, vitamina D y ácidos grasos poliinsaturados. Pero su uso debe ser responsable en los niños. La ESPGHAN recomienda regular las Fórmulas Crecimiento para evitar la inadecuada composición (sólidos de jarabe de maíz, sacarosa, frutosa).

Es alarmante que México sea el país número 1 en obesidad infantil. 10% de los niños menores a 5 años tienen sobre peso, y esto a largo plazo tiene consecuencias perjudiciales. Los niños serían hasta 5 veces más propensos a desarrollar Diabetes Mellitus; y 3 veces más propensos a tener Hipertensión Arterial.

Organismos mundiales recomiendan la lactancia materna por dos años. La leche humana es un alimento dinámico que va evolucionando a lo largo del tiempo de acuerdo a las necesidades del bebé. Además, el contenido de macro y micro nutrientes que tiene la leche humana juegan un papel crucial para la formación de la masa corporal; (peso y talla). La calidad y cantidad de proteína es de mucha relevancia.

Es por eso que la alimentación en los niños, en sus primeros dos años de vida, es un tema que no se debe tomar a la ligera. Es algo que literalmente dictará el resto de la vida de los individuos.


Para conocer más noticias sobre tecnología, negocios, política u otros temas de tu interés, visita este enlace 

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ 

58

2