Cómo Pemex quiere, pero no puede, contratar TICs con sus cuates

Cómo Pemex quiere, pero no puede, contratar TICs con sus cuates

noviembre 22, 2021 Desactivado Por Hugo González

En esta ocasión te traigo una truculenta historia de cómo Petróleos Mexicanos (Pemex) no puede, aunque quiere, seguir adjudicando contratos a sus cuates. No se trata de ninguna traición a la causa ni un desprecio al gobierno de la 4T, por el contrario; es ayudar a mi cabecita de algodón para señalar lo que se ve, se lee y se escucha como algo (por lo menos) irregular.

Lo bueno de estar y ser un medio independiente es que no tenemos que pedir permiso a nadie para publicar algo que parece verosímil. No digo que todo sea verdad, pero es creíble. Por eso me atrevo a señalarlo con pelos y señales en este medio digital, independientemente de que en los otros espacios que me convidan en otros medios me limite un poco.

Se trata de un caso suigéneris en el cual Pemex quiere sacarse de la chistera la firma de dos contratos para almacenar y respaldar su información. No te voy a marear con tanto nombre de funcionarios y oficinas involucradas en esta operación, pero el asunto es que ya van, por lo menos; cinco intentos para otorgar el contrato y no les cuadra el negocio.

Todo comenzó el 2 de septiembre de este 2021, cuando la Gerencia de Contrataciones para Servicios de Soporte de Pemex; publicó en su portal de contrataciones electrónicas, la convocatoria y bases del “Concurso Abierto Electrónico Internacional Abierto” (sic); para la “Adquisición de Infraestructura de Almacenamiento de Información”

El concurso se puede encontrar con el folio 2021-200-PMX_SA_PC_GCSS-SASSO-CA-I-B, en el mismo portal de Pemex. El 10 de septiembre se realizó la junta de aclaraciones y se suspendió hasta el 13 para responder a las centenas (literal) de preguntas presentadas por los interesados. Ese mismo día se publicó la versión final de las bases.

El 20 de septiembre se llevó a cabo la presentación y apertura de propuestas de cuatro grupos interesados. Siete días después se dio el segundo capítulo de este proceso, pero ahora Pemex presentó el resultado de la evaluación técnica y comercial de las propuestas recibidas. El 29 de septiembre se realizó el primer diferimiento del resultado del concurso y ese mismo día se realizó la evaluación económica del único participante que “resultó solvente”.

Un día después, el 30 de septiembre, y un día antes de dar el falló final para la adjudicación del contrato; las coordinaciones de Servicios de Tecnologías de la Información, a cargo de Alejandro Gallardo Ceballos (recuerda el nombre); y de Planeación de Proyectos; solicitaron y se autorizó la cancelación del concurso.

El argumento para cancelar el procedimiento fue que en el documento final de las bases de licitación no se incluyó una serie de aclaraciones sobre los aspectos técnicos de la contratación; razón por la cual generó una inconsistencia de las evaluaciones técnicas de las propuestas. Las empresas mal evaluadas fueron Tryple Play Systems de México, Corporativo ICSI y GAR Tecnología (recuerda este nombre).

Segundo intento

Sin embargo, las ganas (o necesidad) de que Pemex entregara el contrato no se esfumaron y en octubre pasado lanzaron una nueva convocatoria. El nuevo concurso para la “Adquisición de infraestructura de almacenamiento de información” se encuentra con el folio 2021-223-PMX_SA_PC_GCSS-SASSO-CA-I-B.

Antes de continuar, es necesario aclarar que Pemex tiene su propio procedimiento para adjudicar contratos de servicios. Por eso esta empresa del estado realiza subastas para saber cual proveedor ofrece no solo el mejor precio, sino incluso el mejor descuento sobre un precio de referencia fijado por la misma Pemex. En ese sentido, no es ilegal, pero si es muy raro que se prefiera el método de subasta y no el de licitación.

En el citado concurso se optó por el método de subasta que estaba previsto para el pasado 10 de noviembre. La subasta finalmente sí se realizó el 11 de noviembre. Antes de ello, el 8 de noviembre; se notificó que siete grupos empresariales cumplieron con los requisitos técnicos y criterios de evaluación económica. En la lista había varios nombres conocidos incluyendo a GAR Tecnología.

La subasta se haría por tres grupos de servicios que en total sumarían un contrato de alrededor de 6 millones de dólares ó 120 millones de pesos. Otra novedad es que la subasta se realizaría mediante el uso de videoconferencia usando la plataforma de Microsoft Teams. Incluso ese se citó a los interesados para participar en la capacitación sobre el procedimiento de subasta en línea.

En paralelo, se convocó a otro concurso hermanito para la “Adquisición de solución integral de respaldos de información”; identificado con el folio 2021-209-PMX_SA_PC_GCSS-SASSO-CA-I-BS. El 17 de noviembre pasado, es decir, el miércoles pasado, se publicó el acta del quinto (¡!) diferimiento del fallo; y el resultado del concurso se conocerá “hasta nuevo aviso”.

Eso no es todo, el pasado jueves 18 de noviembre, PEMEX volvió a informar que el resultado del primer concurso, el conocido como el 2021-223; también se difiere hasta nuevo aviso.

Hasta aquí tal vez no encuentres nada raro y solo percibes que alguien no está haciendo bien su trabajo o que simplemente es muy wey; sin embargo, la trama cambia cuando Mis Amigos Chismosos (MACH) me dicen que la misteriosa empresa GAR Tecnología, tiene nexos con familiares del citado Alejandro Gallardo Ceballos, coordinador de servicios de Tecnologías de la Información de PEMEX.

No tengo pruebas de esta relación y si alguien interesado en defender el honor de todos los Gallardo del mundo (incluyendo a este reportero) quiere ofrecer información en su descargo, acá está abierto el espacio. No me consta, pero no dudo que diferir los fallos puedan ser una estrategia para favorecer a una empresa; solo que no hallan cómo hacerlo menos evidente.

Lo mejor de escribir para un medio digital es que siempre hay espacio para la corrección, las ampliaciones y las aclaraciones; mismas seguramente recibiré en breve y que leerás en este espacio.

ACTUALIZACIÓN

La subasta se realizó el pasado 11 de noviembre a través de la plataforma Microsoft Teams. Hubo dos ganadores. En el servicio de respaldo de información ganó la empresa Sistemas Especializados Brain. Para el servicio de almacenamiento de información se dividió en tres partidas, las dos primeras las volvió a ganar Brain y la tercera la ganó otra empresa llamada B-Drive.


Ayúdanos a seguir haciendo ruido y generando información, no olvides pasar por las tienditas que están aquí arriba y al lado, pero, sobre todo; ayúdanos a comentar, compartir, sugerir temas.

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta. Allí podrás tener más información y comentarios que se nos escapan en esta vitrina tecnoempresaria.

Para los medios alternativos e independientes como este, la posibilidad de que nos regales una recomendación, que votes, que interactúes o comentes; son vitales para que las maquinitas vean nuestro contenido.

141