Instagram habilita dos herramientas para atajar el “Ciber bulliying”

    395
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Instagram

    En muchas ocasiones se han señalado a las redes sociales como un caldo de cultivo para llevar a cabo las peores prácticas del internet, tal es el caso del “ciber bulliying” cuyas consecuencias van desde herir la sensibilidad del usuario, hasta concluir en ocasiones con el suicidio de la persona acosada por estas anomalías.

    Para combatir este tipo de fenómenos, Instagram incorporó a su servicio dos nuevas herramientas dotadas con Inteligencia Artificial (IA) para frenar en seco cuando alguien quiera postear unas fotos, videos o comentarios que podrían encajar perfectamente en una actitud lasciva en contra de otro usuario.

    Las nuevas herramientas de la “social media” filial de Facebook tiene la cualidad de prevenir a la práctica negativa, es decir, antes de que sea posteado un comentario ofensivo, se le preguntará al usuario si realmente quiere publicar ese comentario o elemento multimedia, en caso de que siga adelante con su intención de publicación, el sistema dará otra oportunidad al aparecer un logo de Instgram donde les explica que el material que quieren compartir sería ofensivo para ciertas personas.

    En caso de pensarlo mejor, aparecerá una función que permitirá editar el “post” para que no vulnere a otros usuarios, aunque también existe la posibilidad de eliminar en su totalidad el contenido para también evitar posibles sanciones a futuro por incumplir las políticas de uso que rigen a esta red social.

    Para determinar los posibles contenidos nocivos, la IA echa mano de contenido previamente censurado por su naturaleza negativa, no sólo del usuario en cuestión sino que toma en referencia el largo expediente de comentarios o multimedia que ha sido sujeta a sanciones por invitar y/o procurar las malas prácticas en la web.

    La llegada de la herramienta de “Restricción” permitirá que el usuario “bullying” pueda seguir subiendo comentarios ofensivos en contra de un usuario, pero esos mensajes negativos no estarán disponibles para el perfil del afectado ni para los visitantes al mismo, tal como sucede en YouTube, en donde el acosador piensa que está despotricando en contra de algo o alguien, aunque en realidad no se está publicando los mensajes nocivos.

    Con estas innovaciones en la plataforma social, Instagram quiere prevenir al acoso y malas prácticas antes de que se lleven a cabo para permitir una sana convivencia entre todos los usuarios.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta