Compartir

Un dispositivo móvil es necesario para mantenerse comunicado y útil para aprovechar herramientas digitales educativas. La decisión de que un niño pueda tener celular propio depende del criterio de los padres, así como el compromiso y madurez que demuestre el pequeño. Si decidiste comprarle uno a tu hijo, Alcatel, marca de dispositivos de TCL Communication, te recomienda considerar lo siguiente:

ELEGIR EL EQUIPO IDEAL: investiga el equipo que ofrezca la mejor combinación entre precio y las características adecuadas para su edad.

Una opción para los más pequeños en un reloj inteligente, el cual facilite una comunicación más segura a través de llamadas y mensajes de voz restringidos a números autorizados por los padres. Además, brinda una mayor tranquilidad al visualizar la ubicación del niño en tiempo real, así como establecer zonas seguras y recibir una notificación en caso de que el pequeño salga de ella, si el dispositivo tiene batería baja o se apaga.

Para adolescentes se aconseja un smartphone de entrada con funciones de comunicación y entretenimiento a un precio accesible.

ACORDAR TIEMPOS Y USOS: establecer reglas para el uso del celular, las cuales establezcan horarios permitidos, manejo de contenidos, aplicaciones, redes sociales y acceso a sitios web, ayudarán a desarrollar su responsabilidad. Por ejemplo, en el caso de los adolescentes, una alternativa es emplear un escrito a manera de “contrato”, en donde tanto los padres como el hijo prometan no usar el celular durante la comida y apagarlo una hora antes de dormir.

LA PRIMERA CONFIGURACIÓN: acompaña a tu hijo durante la selección de su celular y el unboxing de la caja, no sólo te contagiará su emoción, sino que se divertirán juntos durante la configuración. Podrás aconsejarlo acerca de las aplicaciones para descargar y establecer restricciones para que puedas estar al pendiente de su actividad en la red.

DESCUBRIR CONTENIDOS: investiguen los materiales audiovisuales, disponibles de forma gratuita, diseñados para el desarrollo, aprendizaje y entretenimiento de los niños. Actualmente diversos servicios ya cuentan con una versión infantil, como YouTube Kids que ofrece una amplia gama de controles parentales para asegurar una experiencia más adecuada para los pequeños.

SEGUIMIENTO CONSTANTE: los padres no sólo tienen la responsabilidad de supervisar las acciones de sus pequeños en el mundo digital, sino también de hablar con ellos sobre los peligros y riesgos de un uso inadecuado. Hoy en día, es esencial platicar con ellos de temas como el ciberacoso o sexting desde una postura abierta y comprensiva que les brinde la confianza para preguntar todas sus dudas.

Recuerda que una buena comunicación entre padres e hijos es la base para que los pequeños logren una interacción adecuada con la tecnología. En lugar de prohibir, lo más recomendable es enseñarles como iniciar una vida digital responsable.

No hay comentarios

Dejar una respuesta