Nube híbrida, la ruta de las Pymes hacia la inteligencia de negocio

Nube híbrida, la ruta de las Pymes hacia la inteligencia de negocio

diciembre 31, 2022 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

Por José Caballero, Business Development Executive para AMD México.

Es claro que en los últimos años la digitalización empresarial se ha acelerado significativamente: mientras que algunos estudios reportan que 32% de las organizaciones adoptó nuevas herramientas digitales, otros señalan que 6 de cada 10 Pymes en nuestro país cuentan actualmente con plataformas de venta en línea, un gran paso considerando que el comercio en México aún se encuentra dominado por los pagos en efectivo.

Actualmente, es indudable la adopción de soluciones digitales en las PyMES, sin embargo, la pregunta radica ahora en: ¿qué tecnologías están implementando y con qué objetivo?

Si bien es claro que en un primer momento la transformación digital tiene un movimiento reactivo ante los retos de la pandemia, para dotar a los negocios de la agilidad, flexibilidad y resiliencia de un periodo desafiante, es necesario plantear claramente los siguientes pasos, hacer de la tecnología una revolución para el negocio y no solo un activo para emergencias.

En este sentido, pese a que gran parte de las inversiones de las PyMEs en tecnología se han centrado en habilitar a la fuerza laboral con equipos de cómputo adecuados (70%) y aplicaciones de colaboración (59%), también se comienza a acentuar la necesidad de contar con soluciones de nube (53%), un segmento que se espera detone una nueva era para los negocios.

De este modo, migrar a la nube permite a las PyMEs hacer una transición clave: del negocio digital a la operación inteligente. Es decir, así como la implementación de nuevas tecnologías facilita la colaboración al establecer la conectividad como un activo de negocio, dar el salto a entornos virtualizados es la llave de acceso a la economía de datos; permitiendo a las organizaciones aprovechar la información que producen, procesan y almacenan para la toma de decisiones de valor.

Tal esquema puede realizarse tradicionalmente en dos modelos: apostar por la nube privada, servidores in-situ que coordinen la operación y gestión de datos dentro de la empresa; o seleccionar servicios de nube pública, donde puedan tercerizar en máquinas virtuales e instancias para adquirir mayor poder de cómputo sin requerir espacio de almacenamiento o equipos físicos. La gran ventaja de nuestra era es la capacidad de balancear ambos factores en la llamada “nube híbrida”, distribuyendo cargas de trabajo en ambos entornos para obtener la privacidad, confiabilidad y seguridad de la nube privada, con la versatilidad y agilidad de la nube híbrida.

Claramente, la nube híbrida se convierte en la siguiente gran frontera de las PyMEs, con ventajas significativas que van desde recortar costos, al diversificar la inversión entre compra de equipos y modelos de suscripción, hasta reducir las emisiones de carbono que generan las empresas, concentrándolas en infraestructura externa como son los centros de datos.

Con estas estrategias, las pequeñas y medianas empresas pueden aprovechar el capital de datos a su alrededor y generar estrategias de mercado más efectivas, generar experiencias digitales a la medida de sus clientes y, en general, optimizar su operación, construyendo verdadera inteligencia de negocio.


Las opiniones expresadas aquí son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la opinión oficial de tecnoempresa.mx

45