enero 26, 2022

Megacable, internet simétrico y la competencia; columna de @hugonzalez0 en El Universal


En este espacio te he comentado varias veces que la competencia en el mercado de telecomunicaciones de México está en riesgo. Incluso, la semana pasada te dije que el árbitro es el culpable, pues no aplica las reglas y deja que la competencia decaiga.
La semana pasada te compartí algunos datos sobre la competencia en el sector y permíteme retomar otros sobre el segmento de Banda Ancha Fija (BAF). Los datos más recientes (2020) del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) revelan que América Móvil tiene 45.8% de los accesos de BAF; seguida de Televisa, con 24.7%; Megacable, 16%, y Total Play, 11.6%.

De estos cuatro operadores hay uno, Megacable, que opera casi de manera exclusiva en 282 municipios, pues sólo tiene competencia en dos de ellos. Podríamos pensar que es la única empresa que apuesta por ciertos mercados y por eso no tiene competencia; sin embargo, la regulación del sector es muy clara en temas como la participación de mercado o el no ejercicio de prácticas anticompetitivas.

Por ello es relevante la reciente decisión del IFT de declarar a Megacable con poder sustancial en televisión de paga. En este caso, parece que el árbitro quiere aplicar el reglamento. Parecer que el IFT ya se decidió a investigar a profundidad a la empresa que dirige Enrique Yamuni; tras múltiples y añejas denuncias por parte de sus usuarios.

El panorama se comenzó a complicar en 2019 cuando Megacable anunció que compraría una cartera de 50 mil suscriptores y la red de fibra óptica de Axtel para dar servicio en regiones de Guanajuato, Edomex, Jalisco, Querétaro y Puebla; sitios donde de por sí ya tenía dominio.

La Autoridad Investigadora del propio IFT revisó el caso y en 2020 emitió un dictamen preliminar que confirmaba que esa empresa había incrementado, de manera ostensible, su participación de mercado en esa región. Esto afectaba a la competencia en esas localidades.

A esto se sumó otra denuncia. Megacable también obligaba a los usuarios a suscribirse al servicio de banda ancha fija y, a la vez, a su servicio de televisión de paga; de tal forma que cancelaba la posibilidad de que el consumidor ejerciera su libertad de elegir el servicio que fuera de su preferencia… Sigue leyendo aquí


Sigue estas y más opiniones en: https://tecnoempresa.mx/index.php/category/opinion/

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/


close