¿Cómo hacer un tratamiento de aguas residuales adecuado?

¿Cómo hacer un tratamiento de aguas residuales adecuado?

octubre 30, 2021 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

El agua es el elemento vital para los seres humanos, así como para la producción de recursos importantes para la subsistencia, como frutas y verduras, también para la supervivencia de otras especies, sin embargo, el agua es también un recurso cada vez más escaso.

Es responsabilidad del Estado brindar agua potable a la población, sin embargo existen zonas de difícil acceso o que se encuentran en un crecimiento demográfico reciente que se traduce en una falta de esta clase de servicios básicos.

En esos casos, es necesario recurrir a un tratamiento casero de las aguas residuales con sus evidentes complicaciones y procesos. Por fortuna, actualmente existen alternativas que buscan hacer más sencillas esta clase de soluciones.

Importancia de tratar las aguas residuales

Las aguas residuales son aquellas que son resultado de los procesos y actividades de los humanos, es decir, es el agua de los sanitarios, el agua que se utilizó para labores de limpieza, ya sea aseo personal o limpieza del entorno. Básicamente, las aguas residuales son aguas grises y negras, con desechos en su mayoría de origen orgánico.

Por supuesto, realizar un correcto tratamiento de aguas residuales es muy importante para evitar una contaminación de los cuerpos de agua naturales y del suelo además, de evitar problemas a la salud y olores desagradables.

La forma tradicional para tratar las aguas residuales es mediante una fosa séptica, esta es una construcción rudimentaria pero efectiva y económica, aunque tiene sus deficiencias, especialmente si no se construye adecuadamente o si no se realizan los mantenimientos durante el tiempo requerido, que igualmente deben llevarse a cabo por profesionales, ya que es un proceso que puede ser peligroso.

Las fosas sépticas, básicamente, separan los residuos sólidos, que se van acumulando en el fondo y son degradados de manera anaerobia. Después de cierto tiempo se deben vaciar estos lodos, pero al no existir salidas, los residuos crean gases nocivos que pueden ser letales.

También se debe construir un pozo de absorción para poder infiltrar al subsuelo el agua residual que ha pasado por un tratamiento previo, este debe tener entre 1.5 a 4 metros de profundidad y a 30 metros de distancia de cuerpos de agua.

Todo este proceso de tratamiento es complicado, costoso y debe realizarse por profesionales, pero hasta hace poco era la opción más popular para construcciones residenciales en parajes distantes o con falta de esta clase de servicios básicos.

Biodigestor

El biodigestor autolimpiable es una solución moderna, sencilla e inteligente para el tratamiento de las aguas residuales, este recibe las aguas y realiza el tratamiento primario, al igual que las fosas tradicionales.

Mediante un proceso anaerobio se aumenta su eficiencia en el tratamiento de agua. Además, el sistema de autolimpieza purga el lodo sin necesidad de equipo o personal especializado, el proceso de purga puede ser realizado por el usuario.

El biodigestor es mucho más sencillo de utilizar y menos costoso que la construcción de una fosa séptica, es una solución práctica y cómoda. Incluso, este se puede conectar directamente a un baño húmedo, por lo que podrás cubrir todas las necesidades. Para conocer más información entra a https://rotoplas.com.mx/.

30