in , , , ,

Votos, vacunas… vaciladas y ninguna victoria, por @lupitaromero


A 46 días de la jornada electoral en México y con apenas 2.5% de la población mexicana vacunada contra Covid-19, es claro que el canto de sirenas del Gobierno federal es todo aquello que suene a votos y más lotes del antídoto para poner freno a la pandemia.

La ecuación aún sin respuesta. Somos 126 millones de mexicanos, en números redondos han entrado al país 18 millones de dosis, de las más de 234 millones comprometidas (que el Gobierno ha dicho están adquiridas), de las que se tienen hasta ahora, todas son de doble aplicación, y los adultos mayores de 60 van por la segunda vuelta.

Además el sector salud está trunco y los médicos privados aún reclaman su riesgo; viene la promesa del regreso a clases y la aplicación a los maestros, y los mexicanos de 50 a 59 ya se les prometió la vacuna para finales de este mes… Y como cero mata cero… son muchos menos y pocos más… faltan vacunas y el 6 de junio se acerca.

Por eso preocupa que el jefe del Ejecutivo preste oídos a los expertos en decirle lo que quiere escuchar. Hay que prender la alerta sobre gente extraña al verdadero quehacer nacional y que tiene picaporte en Palacio Nacional.

A distribuir sin falsas promesas

Hasta ahora nadie, pero no solo en el territorio nacional, en todo el mundo, puede comprar vacunas que no sea un Gobierno nacional. Hasta ahora el compromiso, por seguridad mundial, entre la OMS y los laboratorios productores está cerrado a los privados, y para ser claros mientras el abasto de lo ya comprometido sea insuficiente será imposible que un privado compre las vacunas que incluso aún no se pueden producir.

Cuánto antes se entienda esto mejor, se evitará comprar cuentas de vidrio en lugar de diamantes.

Los cercanos señalan que será hasta el próximo año cuando la posibilidad de estas compras avance; los optimistas dicen que será a finales del segundo semestre del año. El punto es que no hay particular que pueda comprar en este momento y mucho menos antes del próximo 6 de junio. Punto.

Lo único que existen son acercamientos, unos ciertos otros solo mentiras. Los compromisos reales son los que hace el sector privado, como fuerza conjunta sin individualidades con apellido y menos de extranjeros que ven a México como en tiempos de la conquista.

Miembros del sector privado en México informaron que ya están en pláticas con la farmacéutica Pfizer para comenzar la comercialización de la vacuna contra el Covid-19 a través de farmacias también privadas. En pláticas, solo eso.

Lo tienen claro, lo hacen después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador viera como positivo que los privados busquen adquirir la vacuna para comercializar en el país. Es público, al mandatario le interesa comprar vacunas, peroooo…

El presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), Juvenal Becerra, aclaró que Pfizer dijo que deberán esperar para mediados del próximo año, junio o julio, para discutir una forma de distribución y venta de la vacuna anti covid, ya que los actuales lotes fabricados y en proceso de fabricación están comprometidos con los gobiernos de los países. ¿Queda claro?

La IP apoya con todo lo que tienen

La Unefarm puntualiza que las farmacéuticas han señalado que la venta comercial será hasta después de surtir los lotes adquiridos ya por los gobiernos de países del mundo; se espera que los lotes sean cubiertos para mediados de 2021.

Y un voto más, perdón, una versión más. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que encabeza Carlos Salazar Lomelín recién reelecto para un periodo más frente de la agrupación, junto con los 12 organismos que lo conforman, de la mano del sector público solo participan en la agilización del proceso de vacunación de adultos mayores de 60 años.

El sector empresarial aportó infraestructura, capital humano y su capacidad logística; mientras que las autoridades competentes y los profesionales de la salud dieron las vacunas y el apoyo logístico. Con las vacunas que el Gobierno ha podido recibir, ahora la IP agrupada no ofrece comprar vacunas.

Y si empresas como Deportivo Toluca Fútbol Club (Estadio Nemesio Diez), Alsea (a través de su Centro de Operaciones Alsea y Domino ́s Pizza), AT&T, Bimbo, Cemex y Club Tigres (Estadio Universitario), Estadio Banorte, Grupo GEPP, Grupo Lala, PepsiCo, Grupo Modelo, Kimberly-Clark de México, Tec de Monterrey, Tec Salud y Tec Milenio, y Grupo FEMSA (Estadio BBVA), entre otros, solo han podido ofrecer infraestructura y personal, quién le cree a empresarios oportunistas que buscan endulzar el oído del Presidente con falsas promesas de vacunas a cambio de algo que debe devolverse al pueblo o la banca de desarrollo carece de la capacidad de rentabilizar.

El país requiere de un Presidente informado y de un equipo en Palacio que aleje a los farsantes.


Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

Escrito por Guadalupe Romero

Pide INE a Presidente no difundir Logros de Gobierno en Temporada Electoral

Anuncian Supercomputadora con Capacidad de IA