Compartir

Si no has leido mi rollo en las páginas del diario ContraRéplica, te dejo una versión larga de la misma pues a veces me gana el rollo y tengo que ir cortando y cortando hasta dejarla del tamaño idóneo para la publicación. Gracias por ayudarme a seguir vigente.

La inmaculada concepción de la sobrevaluada competencia

Aunque ya le bajaron dos rayitas a la polémica causada por la iniciativa para fusionar la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en un nuevo súper organismo regulador conocido como el Instituto Nacional de Mercados y Competencia para el Bienestar (Inmecob); la propuesta sigue viva, y quien piense que solo se trata de una estrategia para ahorrar dinero, seguramente no ha leído la iniciativa y no emite un juicio informado.

Se engañan porque el TMEC solo exige a que el regulador de telecomunicaciones “sea independiente” (¿de quién?) y que no se rinda ante un proveedor. Porque creen que hoy se elige a los mejores comisionados sin conocer sus calificaciones. Porque la autonomía del IFT siempre ha sido un chiste.

Omiten que el Inmecob conservaría la personalidad jurídica, autonomía técnica, operativa y de gestión del IFT. Que la Cofece y el IFT duplican competencias (Corner Shop-Uber, Disney-Fox). Que el Inmecob solo tendría dos salas, una de competencia y otra de redes. Que no tocaría temas de hidrocarburos. Que España incluye 5 mercados y México solo 3 en su nuevo regulador.

Ocultan que el IFT conservaría sus 55 áreas, de las cuales 8 permanecerían intactas. Que la Cofece fusionaría sus 18 áreas y la CRE sus 7 áreas. Que los actuales comisionados serían elegibles. Que se exigirá niveles superiores a la maestría. Y sobre todo omiten que la precaria competencia en México no fue logro de los reguladores, sino; pese a ellos, del marco regulatorio y del apetito del mercado mexicano por mejores servicios y tarifas.

No soy fan del Senador Ricardo Monreal y estoy seguro de que obtendrá un valioso dividendo político, pero su iniciativa no ha sido desbaratada por los sesudos rollos de los expertos del sector quienes se persignan invocando a la inmaculada concepción de la devaluada competencia a la mexicana y, sobre todo; olvidan que para eso está la política y los parlamentos, para parlar y mejorar los asuntos públicos.

No sé por qué, pero me encantaría que Emiliano Calderón, el coordinador de la Estrategia Digital Nacional; nos explique por qué se están licitando servicios de telecomunicaciones con contratos de solo 6 meses de vigencia en varias dependencias del gobierno federal. Quiero pensar que de esta manera se liberan y ajustan todos los contratos multianuales heredados desde el sexenio pasado. De lo contrario, solo los proveedores más grandes serán los únicos que puedan cumplir las condiciones de servicio, pues los más pequeños no tendrán tiempo, ni las economías de escala que por años les ha permitido ofrecer mejores precios. Así se abre la puerta a la contratación con sobreprecios y de manera directa.

IMSS, con todo

Quien no se anduvo por las ramas durante el lanzamiento del Observatorio de Precios de Medicamentos de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, fue el titular del IMSS, Zoé Robledo, pues fue ejemplo de la lucha que el instituto, junto con el gobierno federal encabezan para acabar con los mecanismos de corrupción que, asegura, tenían secuestradas a gran parte de las instituciones públicas. Así, el mensaje fue claro para un mercado que en el último año del peñismo pagó 35 mil millones de pesos al sector privado, el 60% para tres grandes beneficiados. Con esto, apunte en la agenda del chiapaneco el huachicoleo de medicamentos y el outsourcing, cuya evasión supera los 20 mil millones. Así, al contrarrestar la actual pandemia del Covid-19, Zoé y su equipo van con todo en esos temas.

Leave your vote

Comments

0 comments

Compartir
Artículo anteriorNissan te dice cómo desinfectar tu vehículo
Artículo siguienteSalta sin parar con Jump Rope Challenge
Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

No hay comentarios