Compartir

La cadena japonesa de tiendas MINISO apostará por el e-commerce para adaptarse a las nuevas tendencias de hábitos de consumo que derivarán del confinamiento provocado por el COVID-19.

Desde que la marca llegó a México en 2016, se tenía bien establecido que el modelo de negocio en una primera fase, sería la venta en tienda física. Y es que, al tratarse de una love brand, el espacio resulta tan fundamental como los productos. La experiencia de comprar en una tienda puede ser la diferencia entre adquirir o no un determinado artículo.

Aunque el plan era lanzar la plataforma de comercio electrónico para el tercer trimestre de este año, el proceso tuvo que adelantarse para dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo surgidos a raíz de la contingencia sanitaria y se presenta ahora.

Desde hace más de ocho semanas cientos de centros comerciales están cerrados. Esto ha provocado un crecimiento exponencial del e-commerce, una modalidad de venta que en México ya había registrado un crecimiento de 28.6% en 2019, en comparación con el año anterior, de acuerdo con cifras del Estudio de Comercio Electrónico 2020, realizado por la Asociación de Internet.Mx, Visa y KueskiPay.

De hecho, la consultora The Competitive Intelligence Unit estima que México supere los 63 millones de usuarios de plataformas de comercio electrónico cuando termine el confinamiento. International Data Corporation calcula que las transacciones por las ventas en línea alcancen los 864 mil millones de pesos, por lo cual el crecimiento del sector para este 2020 está previsto en 40%.

Aunque MINISO le seguirá apostando a la venta en sus tiendas físicas, sabe que las ventas en línea seguirán creciendo, lo que ha hecho que decida ampliar su oferta de canales de venta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta