Francia aprueba nuevo marco de tributación para empresas tecnológicas; EU analiza imposición arancelaria

    505
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Sénat

    El Senado de Francia do luz verde a un nuevo impuesto aplicable para las ganancias de empresas de tecnología, mismo que avala la aplicación del 3% para las compañías digitales que tengan en suelo francés beneficios por 25 millones de euros al año, o bien, en todo el orbe un mínimo de 750 millones de euros.

    De tal manera, el Gobierno de Emmanuel Macron está a la vanguardia en la instauración de este impuesto, tomando en cuenta que es un tema muy sensible al interior de la Unión Europea, pues integrantes de la asociación de naciones han crecido de la mano de la llegada de empresas tecnológicas a su nación; no se pueden dar el lujo de cobrar más tributo pues pondrían en jaque a sus finanzas.

    Sin embargo, varias empresas tecnológicas estadounidenses se verían afectadas por la nueva tasa de impuestos; el gobierno de Donald Trump está analizando la forma de también aplicar aranceles especiales a productos franceses para tratar de presionar una suspensión provisional y no lacerar a las compañías americanas.

    Algunos analistas sugieren que los posibles aranceles en contra de Francia también podrían extenderse a las naciones de la Unión Europea (UE); ejercer una presión por parte de las propias naciones europeas para dar marcha atrás a la carga tributaria francesa.

    Ante el complicado panorama que se avecina en materia de comercio internacional, el Ministro de Finanzas y Economía de Francia, Bruno Le Maire se vacunó al decir que entre socios se puede dialogar y lograr acuerdos sin la penosa necesidad de recurrir a amenazas y/o presiones ajenas a una posible solución.

    No obstante, dentro de la propia UE existen naciones que también están estudiando la posibilidad de imponer una nueva carga tributaria a las grandes empresas de tecnología, sin importar el capital de origen porque están más enfocados en los beneficios que atraerían estas decisiones a las finanzas públicas de cada país.

    El gobierno de Donald Trump ha pedido al Departamento de Comercio de EU estudiar los alcances de la nueva legislación fiscal para empresas de tecnología de Francia, para en consecuencia poder lanzar un contraataque para mitigar las consecuencias de la misma.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta