Compartir

Indra, una de las principales empresas globales de tecnología y consultoría, y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Cuernavaca, presentaron su app ENI, una herramienta que contribuye a la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual leve o dentro del espectro autista por medio de la tecnología. El objetivo de la compañía con este tipo de proyectos es desarrollar soluciones de Tl convertibles y aplicables a servicios que permitan un mayor grado de autonomía a las personas con discapacidad, en términos de vida independiente, acceso a la educación o empleo accesible, entre otros.

La plataforma ENI cuenta con tres niveles de usuario (Administrador, Tutor y Colaborador) que se conforman de acuerdo con el grado de privilegios para desarrollar actividades diarias dentro de la plataforma. Por su lado, el tutor gestiona actividades, alertas e información del colaborador, además de crear reportes, que pueden ser de estado de ánimo o de desempeño. El colaborador realiza las actividades con base en la ayuda (archivos multimedia) creada por su tutor dentro de la plataforma, además de contestar encuestas sobre su estado de ánimo en relación al desarrollo de sus actividades. ENI busca ayudar a que las personas que la usan sean más independientes en su vida laboral, a través de la asignación de tareas que llevarán a cabo, paso a paso.

 En el desarrollo del proyecto participaron tres instituciones sin fines de lucro: Mosaico Down, Daunis e Inclúyeme, que fungieron como facilitadores de personas con algún trastorno del neurodesarrollo para realizar pruebas en la plataforma. En cada prueba se les presentó un escenario donde debían realizar ciertas actividades y navegar por la plataforma en su respectivo nivel de usuario, con lo cual se logró una mejora, en el uso y el look and feel de la aplicación, con el objetivo de hacerla totalmente adaptable a sus necesidades.

 Este lanzamiento se suma a los más de 50 proyectos desarrollados en el marco de las Tecnologías Accesibles de Indra (http://www.tecnologiasaccesibles.com), una iniciativa puesta en marcha hace más de 16 años como parte de su Responsabilidad Social Corporativa, que pretende reducir la brecha digital y poner la innovación al servicio de las personas con discapacidad. A través de ella, la compañía ha creado 16 Cátedras de Investigación en este ámbito en universidades de Latinoamérica y España, en colaboración con distintas fundaciones y asociaciones, en un modelo pionero que aúna los esfuerzos de la empresa, la universidad y el tercer sector.

No hay comentarios

Dejar una respuesta