Compartir

Si bien las empresas calificadas como “adoptantes” de la protección de datos dieron un salto de casi 50 puntos porcentuales (del 9 % en 2016 al 57 % en 2018) y los “líderes” aumentaron 10 puntos porcentuales (del 2 % en 2016 al 12 % en 2018), la mayoría de los negocios tienen dificultades para implementar una solución que se adecue debidamente a sus necesidades, asegura la firma de tecnología Dell.

Al presentar los resultados del Global Data Protection Index, la investigación de Dell Technologies, explicó que la mayoría (95 %) de los encuestados afronta, como mínimo, un desafío en relación con la protección de datos.

Según la firma de tecnología, los tres principales desafíos en todo el mundo incluyen los siguientes:

  1. La complejidad de configurar y operar software/hardware de protección de datos y los costos cada vez mayores de almacenar y administrar copias de respaldo debido al rápido crecimiento de datos empataron en primer lugar, con el 46 %.
  2. La falta de soluciones de protección de datos para las tecnologías emergentes ocupó el segundo lugar, con el 45 %.
  3. Garantizar el cumplimiento de las normativas como GDPR calificó tercero, con el 41 %.

Entre quienes tienen dificultades para encontrar soluciones de protección de datos adecuadas para tecnologías más nuevas, más de la mitad (51 %) afirmó que no pudo encontrar soluciones de protección de datos adecuadas para los datos del aprendizaje automático y la inteligencia artificial, seguido por aplicaciones nativas en la nube (47 %) e IoT (40 %).

Los desafíos presentados por las tecnologías emergentes y el rápido crecimiento de datos están comenzando a tomar forma. Como tales, solo el 16 % cree que sus soluciones de protección de datos actuales podrán resolver todos los retos futuros para los negocios.

La Nube está Cambiando el Panorama de la Protección de Datos

Según el Global Data Protection Index, el uso de la nube pública ha aumentado del 28 % del ambiente de TI total en las organizaciones de los encuestados en 2016 al 40 % en 2018, en promedio. Casi todas las organizaciones (98 %) que usan la nube pública también la aprovechan como parte de su infraestructura de protección de datos. Los principales casos de uso para la protección de datos dentro de la nube pública incluyen los siguientes:

  1. Servicios de respaldo/instantánea para proteger cargas de trabajo, desarrollados en la nube pública con nuevas arquitecturas de aplicaciones (41 %).
  2. Respaldo de cargas de trabajo/datos en las instalaciones (41 %).
  3. Protección de aplicaciones SaaS (40 %).
  4. Versiones para la nube de software de protección de datos en las instalaciones para proteger las cargas de trabajo de la nube pública (40 %).
  5. Servicios de respaldo/instantánea para proteger cargas de trabajo, desarrollados en la nube pública con arquitecturas de aplicaciones heredadas (38 %).

Al considerar soluciones para la protección de datos en un ambiente de nube pública, el universo de datos en crecimiento desempeña un papel especialmente importante, como lo indica el 64 % de los encuestados que afirmó que las opciones de escalabilidad son importantes. Específicamente, el 41 % citó el impacto de la infraestructura de la protección de datos o los servicios necesarios para proteger en escala, mientras que el

  • CASO MÉXICO

 

Los datos son sumamente valiosos, ya los estamos monetizando: 43%
Invertimos en herramientas que nos ayudarán a monetizar los datos en el futuro: 48%
Vemos el valor potencial de los datos: 8%
Los datos tienen un valor mínimo a largo plazo: 0%
No ha considerado el valor de los datos: 1%
No sabe: 0%

 

El enorme volumen de datos y su importancia en las operaciones de negocios hacen que la protección de datos sea mucho más desafiante. Los incidentes de disrupción ocurren con frecuencia, pero lo más alarmante es la cantidad, cada vez mayor, de pérdidas irreversibles de datos. Más de tres cuartos (76 %) de los encuestados en todo el mundo experimentó algún tipo de disrupción en un período de 12 meses, y el 27 % no pudo recuperar datos con su solución de protección de datos actual; casi el doble de la cantidad (14 %) de 2016.

Eventualmente, el 76 % de los encuestados en todo el mundo también utiliza, como mínimo, dos proveedores de protección de datos, lo que aumenta las probabilidades de experimentar algún tipo de disrupción durante el mismo período de 12 meses en un 35 % en comparación con quienes tienen un solo proveedor. El tiempo de inactividad del sistema no planificado fue el tipo más común de disrupción (43 %) para quienes usan dos o más proveedores, seguido por ataques de ransomware que evitaron el acceso a los datos (32 %) y la pérdida de datos (29 %).

Si bien el tiempo de inactividad del sistema no planificado tiene mayor prevalencia, la pérdida de datos es mucho más costosa. Por ejemplo, quienes experimentaron un tiempo de inactividad sufrieron 20 horas de tiempo de inactividad en promedio en los últimos 12 meses, con un costo de $526 845, mientras que aquellos que perdieron datos, perdieron 2,13 terabytes en promedio, con un costo de $1 millón. Asimismo, muchos de los que experimentaron una disrupción también indicaron que tuvo impactos de gran alcance en el negocio, desde la confianza de los clientes hasta el valor de marca y la productividad de los empleados, solo por nombrar algunos ejemplos.

No solo la cantidad de datos perdidos aumentan su precio, sino que también lo hace el valor de los datos en sí mismo. Está claro que las organizaciones lo reconocen, ya que el 81 % afirmó que toma con mayor seriedad su protección de datos para las categorías de datos que tienen el mayor valor monetario.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta