Compartir

El acelerado crecimiento del ciberespacio constituido por internet, las redes sociales, así como los sistemas de información, han generado una mayor calidad en los servicios que ofrecen las instituciones públicas. Sin embargo, a la par también han incrementado los intentos de ciberatques, con el propósito de acceder ilegalmente a un sistema electrónico o a una red informática con el fin de extraer información o interrumpir su funcionamiento. Se calcula que para 2025 en México existan alrededor de 300 millones de dispositivos conectados,  por ello, las redes cada vez más se perciben más saturadas y difíciles de gestionar, considera Guillermo Chávez, Director de Tecnología de B–Drive IT.

“Tanto en la iniciativa privada como en dependencias gubernamentales, los sistemas IT están volviéndose cada vez más complejos y grandes, lo que significa que cada vez sean más difíciles y costosos de desarrollar. Sin embargo es necesario para evitar riesgos de operación, legales o  reputacionales”, agregó.

Cabe señalar que los tres principales riesgos que enfrenta el sector público son el posible robo o alteración a la información que resguarda sobre los ciudadanos, afectaciones a la operación de servicios públicos y operaciones de entidades gubernamentales y el potencial daño a la confianza en instituciones. Y esto es un peligro latente para la nueva administración, por ello la importancia de reforzar y mejorar la ciberseguridad.

En México, actualmente se pueden acceder a más de 5 mil servicios digitales del gobierno federal a través del sitio web de la Ventanilla Única Nacional. Por ello, cobra relevancia el hecho de que organismos públicos resguarden y utilicen información electoral, financiera, médica y jurídica, entre otras.

Se estima que la carga computacional de centro de datos crezca  19% anualmente en los próximos 6 años y en caso de que esta tasa se mantenga, para el 2025, en México habrá 300 millones de dispositivos conectados, por ello se necesitará más del 300% del poder computacional del centro de datos. Esto quiere decir que las redes cada vez más se perciben más saturadas y difíciles de gestionar.

B-Drive IT es una empresa que brinda soluciones de IT integrales basadas en un diagnóstico de riesgos derivado de un riguroso análisis en el tráfico de información. Este estudio, además de no tener costo, permite la implementación de soluciones integrales acordes a las necesidades del usuario, cuya garantía es la correcta aplicación del protocolo, así como un puntual seguimiento del mismo. Esta firma en la actualidad figura como un asociado clave de Google, Extreme Networks, Palo Alto Networks, Avaya, Infoblox, Symantec, entre otras.

No hay comentarios

Dejar una respuesta