México avanza 11 posiciones en el  Índice de Conectividad Global   

México avanza 11 posiciones en el  Índice de Conectividad Global   

119
0
Compartir

En el Índice de Conectividad Global de DHL de 2018, México se situó, en el puesto 68º de 169 países. Esto supone un ascenso de 11 posiciones comparado con su posición anterior en 2015, cuando el país se ubicó en la posición 79ª de 169 naciones. Estos resultados confirman la tendencia de crecimiento a largo plazo en el nivel de conectividad global de México.

Para medir el nivel de conectividad global de un país, el índice valora indicadores estadísticos de flujos internacionales en 4 rubros:

  • Capital (flujos de inversión directa y de cartera)
  • Comercio (importaciones y exportaciones de bienes y servicios)
  • Información (tráfico de Internet, llamadas telefónicas internacionales)
  • Personas (migraciones, turismo y estudiantes extranjeros)

Cabe mencionar que las variables que colocan a México como un país que está avanzando tienen que ver con actividades ligadas a actividad comercial y captación de inversión extranjera y divisas.

De los resultados para nuestro país se recomienda profundizar y diversificar las actividades económicas, sociales y humanas que mejoren el nivel de conectividad de México con el mundo, lo que indudablemente se traducirá en un crecimiento más rápido del Producto Interno Bruto (PIB).

El aumento experimentado de 2015 a 2018 se derivó principalmente de los flujos comerciales aunque también logró progresar en una mayor apertura a los flujos de información y de capitales.

Uno de los aspectos destacados curiosos es que la proporción de los flujos combinados de comercio, capital, información y personas en México que van o vienen de Estados Unidos, bajó del 81% en 2001 al 76% en 2017, lo que nos ha hecho menos dependientes del vecino del norte, aunque aún sea el socio comercial de mayor importancia.

 De acuerdo con los autores del estudio, los avances de México en materia de conectividad global fueron impresionantes. Las características estructurales del país -como población, PIB per cápita y características geográficas- son factores determinantes:

México superaba ya las expectativas en 2015, sin embargo, de acuerdo con los resultados del Índice, México aún tiene que trabajar en la diversificación de sus flujos, con iniciativas que, por ejemplo: lleven a establecer relaciones comerciales con más países, exportar una mayor variedad de productos o captar turismo proveniente de un mayor número de naciones.

El índice 2018 de DHL analiza el estado actual de la globalización, lo que incluye rankings individuales de cada país que se basan en los conceptos de “Profundidad” (magnitud de los flujos internacionales) y “Amplitud” (diversificación y distribución geográfica de los flujos) de los contactos internacionales de cada nación. En 2017, los cinco países más conectados globalmente fueron Países Bajos, Singapur, Suiza, Bélgica y Emiratos Árabes Unidos. En la edición 2018, ocho de las 10 naciones más conectadas pertenecen a Europa; convirtiendo a la zona en la región más conectada del mundo, sobre todo en materia de flujos de comercio y de personas. Norteamérica, líder en flujos de capital e información, ocupa la segunda posición entre las regiones del mundo, seguida de Oriente Medio y el Norte de África.

Desde una perspectiva global, el índice de DHL muestra -entre otros ejemplos – que solo se exporta en torno al 20% de la producción económica mundial; que aproximadamente el 7% de los minutos de llamadas telefónicas (incluyendo las llamadas por Internet) es internacional; que apenas el 3% de las personas vive fuera del país en el que nació.

El informe también refuta la creencia de que la distancia se está convirtiendo en un factor irrelevante. La mayoría de las naciones está mucho más conectada a sus vecinos que a los países distantes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta