Compartir

UPS inauguró oficialmente en Corbeil-Essonnes/Évry, en las afueras de París, un nuevo centro de operaciones de 30,000 metros cuadrados con tecnología avanzada para clasificación y entrega de paquetes. La ministra francesa de transporte, Elisabeth Borne, los alcaldes de Corbeil-Essonnes y Évry, entre otros dignatarios asistieron a la ceremonia de apertura. El nuevo centro de operaciones de París, que emplea a casi 1,000 personas, facilita el comercio transfronterizo y mejora el servicio de entrega de paquetes en el área de Île-de-France.

El edificio está equipado con tecnología avanzada, con equipos de clasificación automatizados y tiene el potencial de clasificar hasta 37,000 paquetes por hora, que es más del doble de la capacidad de las dos instalaciones que reemplaza, situadas en Chilly-Mazarin y Savigny.

La nueva instalación de $100 millones de dólares forma parte del plan de inversión multianual de la compañía para Europa, que alcanza $2,000 millones de dólares y tiene como objetivo modernizar y expandir la red de UPS en todo el continente. Desde 2015, UPS ha invertido en nuevos centros en Lyon y Montpellier, una nueva instalación en Dijon y un centro combinado de paquetes y oficina central de UPS en París. Disponer de una mejor conexión de Francia a la red europea mejorada de UPS ofrece a los clientes de Asia Pacífico, Latinoamérica, el subcontinente indio, Oriente Medio y África un acceso atractivo a los mercados europeos.

UPS ha estado prestando servicios en Francia desde 1985 y estableció sus propias operaciones en 1988. La compañía cuenta actualmente con 56 instalaciones operativas en Francia, tiene una flota de más de 800 vehículos de entrega y sirve a seis aeropuertos: Burdeos, Lyon, Marsella, París-Roissy, Rennes y Toulouse.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta