Compartir

De acuedo con CENEDI, el conocimiento (know) sumado a una actitud flexible o nómada (nomad) es la combinación que quieren encontrar en una persona los reclutadores que estaban acostumbrados a entrevistar a Millennials. Con mayor compromiso y gran capacidad de adaptación, los Knowmad arrasan en el mercado laboral que valora su creatividad, responsabilidad e hiperconectividad.

A diferencia de los Millennials, que pertenecen a una generación (los nacidos entre 1980 y 2000), cualquiera puede llegar a ser un Knowmad si adquiere los conocimientos necesarios y los combina con una gran cuota de flexibilidad para trabajar en distintas áreas y contextos. Proponerse ser un Knowmad hoy es decidirse a estar a tono con lo que se busca en el mercado laboral.

Formarse es el secreto, y como ser autodidactas y digitales son características de los Knowmad, una buena opción llega de la mano de los cursos online, que te permiten estudiar dónde y cuando quieras, incluso desde tu dispositivo móvil. La idea puede ser incrementar los ingresos a partir de esta formación o tener un sentimiento de autorrealización.

Ya sea para iniciar los estudios o para diversificar los conocimientos, la capacitación a distancia es una gran opción que combina perfectamente con el estilo de vida y trabajo de un Knowmad. Y como manejar el entorno digital es una habilidad básica, toda la capacitación que pueda sumarse en ese aspecto es bienvenida.

 Ser capaz de “recalcular” y cambiar de rumbo, replanteando la estrategia, es una característica muy valorada de los reclutadores que buscan Knowmads. Y se articula con el conocimiento y la capacitación, ya que muchas veces es necesario formarse en algún tema para poder dar un golpe de timón y no naufragar, o para sumar experiencia a un área en la que ya nos desempeñamos. Un Knowmad debe olvidarse del individualismo y adaptarse a espacios de trabajo colaborativo y virtual.

No hay comentarios

Dejar una respuesta