Las candidaturas independientes son una tomadura de pelo

Las candidaturas independientes son una tomadura de pelo

307
0
Compartir

Eduardo Ruiz-Healy (Martes 20 de marzo de, 2018)

En 2012 fueron reformados el Artículo 35 de la Constitución y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales con el fin de permitir que ciudadanos independientes no afiliados a partido político alguno pudieran ser candidatos a cualquier cargo de elección popular. Desde entonces señalé que los legisladores federales y estatales que aprobaron dichas reformas solo habían actuado con el fin de defender a la partidocracia que actualmente es rechazada por la mayoría de los mexicanos.

Entonces dije que eran excesivos y casi imposibles de cumplir los requisitos que la ley les exigía a las personas que deseaban participar como candidatos independientes en las elecciones federales y locales.

Nuestros legisladores se aseguraron de establecer condiciones que solamente podían ser satisfechas, y después de muchas dificultades, por una minoría de hombres y mujeres que tuvieran acceso a un elevado monto de recursos económicos y amplios contactos políticos. En pocas palabras, personas que pertenecieran a la elite político-económica del país.

Recordemos solamente lo que la ley le exige a un ciudadano “común y corriente” que desea ser candidato a la presidencia: recabare kl apoyo a su candidatura de 866 mil 593 personas, las cuales deben estar distribuidas en al menos 17 entidades del país y ser registradas en la app “Apoyo Ciudadano”, que el INE puso a disposición de los aspirantes.

Desde 2012 dije que quienes buscaran una candidatura presidencial independiente debían tener muchos millones de pesos a su disposición. Y así fue en 2018.

De acuerdo a información que proporcionan al INE, los aspirantes a una candidatura independiente Armando Ríos Piter, Jaime Rodríguez y Margarita Zavala gastaron 38.2 millones de pesos. Cada firma le costó 4.40 pesos a Ríos Piter, 15.8 pesos a Rodríguez y 12.90 pesos a Zavala.

Rodríguez reportó ingresos por 19,186,061 pesos y gastos por 19,185,037 pesos. De su propio bolsillo gastó 245,000 pesos y recibió 18.9 millones de pesos de sus simpatizantes.

Ríos Piter reportó ingresos por 5,217,528 pesos y gastos por 5,216,284 pesos. De su bolsillo aportó 724,028 pesos y obtuvo 4.4 millones de pesos de sus simpatizantes.

Zavala reportó ingresos por 3,790,114 pesos y gastos por 13,864,592 pesos. No aportó un solo centavo de su bolsillo, recibió de simpatizantes 2,004,614 pesos, y por autofinanciamiento obtuvo 1,785,000 pesos. Debe explicar de dónde obtuvo los 10,074,978 pesos restantes.

Todo lo anterior confirma que para cualquier mexicano es virtualmente imposible lograr una candidatura independiente a la presidencia de la república y que la reforma que autorizó las candidaturas independientes fue una verdadera tomadura de pelo, ya que dichas candidaturas solamente pueden ser alcanzadas por políticos profesionales que tengan acceso a los millones de pesos necesarios para tratar de obtenerlas.

La ley electoral debe ser modificada para que cualquiera que aspire a una candidatura la pueda obtener y que sean los votantes los que finalmente decidan si dicho candidato merece su voto.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

No hay comentarios

Dejar una respuesta