Multa a quien Comercialice Videojuegos Inapropiados a Menores

Multa a quien Comercialice Videojuegos Inapropiados a Menores

391
0
Compartir

 Con el objetivo de frenar la comercialización de videojuegos inapropiados para los menores de edad, el pleno dela Cámara de Diputados aprobó reformas a las leyes Orgánica de la Administración Pública Federal y a la General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

Las reformas establecen que se sancionará con multa de tres mil y hasta 30 mil días de salario mínimo vigente en la Ciudad de México, a los distribuidores, comercializadores y arrendadores de videojuegos que no exhiban la respectiva clasificación en la portada de éstos, o por la venta de los mismos a menores.

Se establece que la Secretaría de Gobernación deberá vigilar que los videojuegos se mantengan dentro de los límites del respeto a la vida privada, a la paz y moral pública y a la dignidad personal, así como al interés superior de la niñez.

Las modificaciones a los artículos 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y 69Bis, 148, 149 y 151 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, precisan que la Segob expedirá los lineamientos que establezcan criterios de clasificación de los videojuegos que se distribuyan, comercialicen o arrienden, por cualquier medio y vigilará su cumplimiento.

Se detalla que los comercializadores de videojuegos deberán abstenerse de publicitar, exhibir, vender o arrendar cuando su clasificación no sea visible en los términos que señalen los lineamientos. Además, estarán obligados a exigir a las personas que pretendan adquirirlos que acrediten su mayoría de edad.

De acuerdo con el “Reporte Global del mercado de videojuegos 2017”, México ocupa el primer lugar en consumo de videojuegos en Latinoamérica, seguido de Brasil, Argentina Colombia y Venezuela.

Subraya que actualmente el tiempo de ocio de los menores en nuestro país, se encuentra cada vez más vinculado al uso de la televisión, las tecnologías de la información y los videojuegos.

Menciona que, aún cuando existe una amplia variedad de videojuegos enfocados a niños y adolescentes, con contenido adecuado a su etapa de crecimiento, también hay títulos disponibles para adultos y, en consecuencia, muestra lenguaje y conductas agresivas, que pudieran llegar a confundir la mente de los más jóvenes.

Los menores, indica, pueden llegar a ver a este tipo de conductas violentas como algo normal e incluso “atractivo”, naturalizando de esta manera una situación atípica como la violencia.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta