SVB: la camada era grande y corrió el burro; @hugonzalez0 en ContraRéplica

SVB: la camada era grande y corrió el burro; @hugonzalez0 en ContraRéplica

marzo 14, 2023 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

No pude sintetizar de otra manera lo que sucedió en los mercados de valores este lunes. Es una combinación de tres ideas. La primera está basada en el dicho popular que reza: la familia era grande y parió la abuela. La segunda es la idea sobre la diferencia entre unicornios y burros; y la tercera es sobre la estampida de antílopes asustados.

Sí la situación de los mercados ya era precaria, la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB) y el Signature Bank lo vino a complicar todo. La semana pasada los inversionistas estaban muy pendientes hasta de la curvatura de la ceja de Jerome Powell. Querían saber si el presidente de la FED tenía mirada de halcón (hawkish) o si seguía siendo muy ojón para paloma (dovish).

Los mercados querían alguna señal para saber si subiría aún más las tasas de interés, si las mantendría o las bajaría. Las primeras reacciones, tras sus comparecencias ante los comités del Congreso y el Senado de EU; fueron que se puso halcón. La conclusión fue que subiría más las tasas de interés en marzo incluso hasta 50 puntos base. Esa sería la estrategia de volver al aire para planear un aterrizaje más suave. La quiebra de SVB vino a poner en conflicto a Powell. La familia era grande y parió la abuela.

El jueves, al conocer los datos del desempleo en EU, creía su política monetaria (con tono hawkish) estaban dando el efecto esperado. Las empresas empezaban a despedir gente, la economía se enfriaba y el incremento de precios se detendría. ¡Yupi!, la inflación se estaba domando. Si, pero ¿a qué precio?

El constante y rápido aumento de tasas de interés hizo que los bonos del tesoro de EU más “viejitos” perdieran su valor. Ya casi nadie los quería. Cobrar 0.25% de interés contra el 4.50% de los bonos “nuevos” es mucha diferencia. Por eso, quienes tenían esos bonos “viejitos”, como SVB, ya no pudieron venderlos. Si a eso le aumentamos las arriesgadas valuaciones que este banco hacía de muchas startups, a quienes les prestó dinero; la situación se vuelve complicada.

No solo muchas startups dejaron de pagar algunos préstamos ante la parálisis del sector ocasionada por la escasez de chips; también existía una fuerte concentración en este banco. Se dice que un pequeño número de fondos de capital de riesgo eran los que controlaban todas estas startups financiadas por SVB. Muchas empresas en pocas manos. Así, los unicornios se convirtieron en burros que solo trituraron el capital.

Por eso, cuando se perdió la confianza y creció el temor de insolvencia, se dio la orden de sacar el dinero de SVB. Fue cuando los burros, junto los antílopes del Serengueti de Wall Street; salieron despavoridos ante el rugido del león. Los recuerdos de Lehman Brothers de 2008 salieron a flote y los bancos vivieron una jornada de pánico. Al final del día, las señales del gobierno de EU de un “full pay” a los ahorradores, contuvo el pavor y la sangría fue menor… Por el momento.


Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta. Allí podrás tener más información y comentarios que se nos escapan en esta vitrina tecnoempresaria. Si quieres tener toda nuestra información en Google News dale click aquí.

Por aquí puedes ver otros comentarios, grillas y hasta descargas emocionales de este rollero. No dudes en pasar a leer, haznos el favor, tira el paro, echa el guante, ayúdanos.  https://tecnoempresa.mx/index.php/category/opinion/hugo/

48