enero 21, 2022

Google pierde el juicio con Sonos y modificará sus altavoces inteligentes

Photo by Emil Diallo on Unsplash


Google tendrá que rediseñar algunas funciones de sus dispositivos, después de que se encontrara que la compañía copió las patentes de Sonos.

En enero de 2020, Sonos inició una demanda contra Google. En ella intervino la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos; quien dictaminó que la empresa violóhasta cinco patentes relacionadas con los altavoces inteligentes de Sonos.

El día de ayer, 6 de enero, finalmente se llegó a una resolución. Sonos ha ganado la demanda, por lo tanto Google; al implementar algunas de las tecnologías patentadas por Sonos en sus altavoces Nest (antes conocidos como Google Home); tendrá que hacer cambios a sus altavoces debido a esta situación.

Ahora, Google tiene 60 días para eliminar las funciones que se desarrollaron gracias a las patentes que Sonos registró en 2013. Mientras, la compañía ya anunció que tomará las medidas necesarias que se aplicarán en una actualización; para seguir la resolución de la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos. Aunque no ha especificado en qué fecha llegará esta actualización.

¿Cómo afecta esto a los altavoces de Google?

Estos cambios afectan principalmente a los dispositivos de la marca Nest, filial de Alpahblet; aunque es probable que también se apliquen a otros productos diseñados por Google. Algunos de ellos, como los smartphones Pixel o los portátiles PixelBook, también infringen las patentes de Sonos, según ha detallado la compañía.

Una de las modificaciones más notorias; es que los usuarios con varios altavoces inteligentes de Google ya no podrán controlar el volumen de todos ellos al mismo tiempo. En cambio, tendrán que hacerlo de forma individual o con la ayuda de Google Assistant.

Además, ya no estará disponible la posibilidad de ajustar el nivel de audio con las teclas físicas del smartphone. Según confirma Google, algunos usuarios deberán utilizar una app externa llamada “Device Utility”; aplicación específica para configurar y actualizar sus dispositivos.

Por otro lado, Sonos también solicitó que Google dejara de comercializar aquellos dispositivos inteligentes que violan las patentes de su marca. Pero verse obligados a eliminar algunas de las prestaciones claves de sus dispositivos inteligentes ya supone un importante golpe para la empresa de Mountain View. Sonos, por su parte, mantiene que Google podría seguir utilizando las funciones si pagan “una regalía justa por las tecnologías que se ha apropiado indebidamente”.


Para conocer más noticias sobre tecnología, negocios, política u otros temas de tu interés, visita este enlace

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ 


close