enero 20, 2022

La Comisión Europea obliga el uso de USB-C en todos los dispositivos

Imagen de Denys Vitali en Pixabay


La Comisión Europea aprobó una nueva legislación que obliga a todos los fabricantes de teléfonos en la Unión Europea a implementar puertos de carga USB-C en sus dispositivos.

Después de varios años de negociaciones, las empresas aún no han podido llegar a un acuerdo para utilizar un cargador común en sus smartphones. Concretamente, en 2009, Apple, Samsung, Huawei y Nokia firmaron un acuerdo para usar un cargador estándar. Posteriormente fueron adoptados los puertos Micro USB y USB-C, reduciendo la cantidad de estándares de carga de más de 30 a solo 3; Micro USB, USB-C y Lightning, este último adoptado por Apple.

Sin embargo, los reguladores han dicho que esta medida voluntaria no ha cumplido con sus objetivos. La Comisión Europea pretende con esta iniciativa, reducir el exceso de residuos electrónicos (que representan más de 11.000 toneladas anuales) y beneficiar a los consumidores.

La idea es reutilizar los cargadores que ya se tengan en casa y permitir ahorrar a los consumidores más de 250 millones de euros en la compra de cargadores y adaptadores. La desventaja es que esto podría evitar que en nuevos dispositivos se logre aprovechar la capacidad de carga rápida que ofrece el fabricante.

Para ello, las empresas deberán proporcionar información relacionada con la carga, como la potencia o la posibilidad de que el producto admita carga rápida. Esto para facilitar la adquisición de cargadores compatibles o corroborar si los cargadores existentes funcionan para el nuevo producto. Estos cargadores se deberán adquirir de forma separada. La Comisión Europea propone que los productos no incluyan cargador en la caja, sino que se vendan por separado.

Imagen de tomekwalecki en Pixabay
Apple es quizá el más afectado

Apple nunca incluyó un puerto Micro USB en sus teléfonos directamente. Como otras compañías, únicamente ofrecía adaptadores por separado, pero siempre optó por el puerto Lightning.

Con esta nueva legislación, Apple inmediatamente se pronunció en contra. Argumentaba que una propuesta así ahogaba la innovación, además de que existía el riesgo de crear muchos más desechos electrónicos. Las personas se verían obligadas a desechar sus accesorios Lightning existentes si son incompatibles con el estándar universal.

La iniciativa también incluye otros equipos electrónicos como tablets, cámaras, ordenadores portátiles, videoconsolas, altavoces portátiles y auriculares. Esto significa que productos como los AirPods y algunas iPad también se vean afectados por esta medida.

Apple ha hecho sus propios esfuerzos para reducir los desechos electrónicos del cargador. Aunque sigue utilizando el puerto Lightning, el año pasado, dejó de enviar accesorios de carga con los nuevos iPhone y los suministró solo con un cable Lightning a USB-C.

2024: fecha límite

Aunque la Comisión Europea ya autorizó esta legislación, todavía es necesaria la aprobación del Parlamento y el Senado de la Unión Europea.

En caso de que se pronuncien a favor, que es lo más probable que suceda; los fabricantes tendrán un plazo máximo de 2 años para implementar en todos sus dispositivos dentro de la Unión Europea, el puerto USB-C.


Para conocer más noticias sobre tecnología, negocios, política u otros temas de tu interés, visita este enlace

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ 


close