in , , , ,

Problemas con olor a gas, por @Dan_Callejas


Mucha incertidumbre, temor, desesperación, odiseas y preocupación causó el paro de labores de los gaseros la semana pasada, todo por la regulación de la tarifa del gas LP que afecta, por un lado, a los llamados comisionistas y piperos.

Hasta antes de este ajuste promovido por el gobierno, y luego de la liberación de los precios en 2017, las ganancias de los gaseros se iban hasta las nubes, situación que no se respetó y siguen con precios que superan hasta 32 por ciento los límite a pesar del tope impuesto por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Por ejemplo, la empresa Gas Express Nieto de México, de Sergio Nieto del Río, ofrece el kilogramo en 28.11 pesos en la alcaldía Benito Juárez, de la Ciudad de México, a pesar de que el precio máximo para esa localidad es de 21.33 pesos. Las ganancias por elevar los costos eran hasta de 15 por ciento de margen de utilidad.

Por cierto, Nieto del Río ha sido señalado como el responsable de haber levantado este paro porque evidentemente no está de acuerdo con que le quiten sus “ganancias ilícitas” como él menciona. Incluso hay quienes dicen que Santiago es muy cercano al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya.

Algunos cercanos a Nieto del Río dicen que se lleva 50 por ciento de plusvalía del gas LP, que le vende Pemex, y que su empresa pudo crecer considerablemente justo en los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

No es para menos, tanto esta firma como otras cuatro acaparan el mercado del energético y manipulan el precio como quieren, sin pensar en que el consumidor final también está pagando los platos rotos.

Empieza a oler a crisis de gas por el ingreso de Gas Bienestar de parte del Estado, que también tiene inconformes al gremio gasero y más su promesa de vender el tanque de gas de 20 kilos a 200 pesos. Especialistas han señalado que no es viable manejar esos precios, ya que parece que no contempla logística e insumos para realizar la repartición.

No queda más que entender que los precios de este combustible dependen del valor que se da en los mercados internacionales, y que es necesario que todas las partes se abran al diálogo para que haya una distribución segura, eficiente y oportuna de gas LP.

Ya después hablamos de que el litro de gas LP cuesta 12.44 pesos en promedio, lo que coloca a México como el país más caro incluso que Paraguay o Perú, según la misma CRE. Además, 8 de cada 10 hogares lo utilizan para cocinar o calentar agua, sin olvidar a los comercios de comida que dependen de los cilindros de gas.


Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta.


Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

Escrito por Daniel Callejas

Adeu Messi y el llanto deportivo de @MasQue3Puntos

Banorte

Ofrece Banorte nueva tarjeta en Farmacias y tiendas de conveniencia