SFP multa e inhabilita a Jet Van Car Rental

SFP multa e inhabilita a Jet Van Car Rental

enero 25, 2021 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

Jet Van Car Rental recibió una multa por un millón 430 mil pesos y fue inhabilitada por un año para celebrar contratos con recursos federales, luego de que la Secretaría de la Función Pública (SFP) detectó incumplimientos en uno de los convenios de arrendamiento celebrados con el Servicio de Protección Federal (SPF).

De acuerdo con un comunicado, el Órgano Interno de Control del SPF encontró que la empresa no cumplió “con las especificaciones técnicas en los automóviles solicitados”, como resultado de una investigación que inició después de una auditoría realizada por la Función Pública en 2019.

“El contrato señalaba que el servicio sería prestado con vehículos seminuevos, modelo 2015 en adelante, en perfecto estado de operación y funcionamiento, que no tuvieran más 40 mil kilómetros en el odómetro. Sin embargo, la investigación confirmó que proporcionó 13 unidades con kilometraje superior al especificado y al menos una unidad de mayor antigüedad”, se detalló.

Mientras que en el Diario Oficial de la Federación fue especificado que en caso de que la sanción económica no hubiera sido cubierta al término del año marcado, la inhabilitación persistirá hasta que se lleve a cabo el pago correspondiente.

Sin embargo, la resolución no afectó a los contratos ya firmados con la compañía de Cuauhtémoc Velázquez y Teresa López, entre ellos, dos de este año con el mismo Servicio de Protección Federal por 8 millones 014 mil pesos, que obtuvo por adjudicación directa, es decir, sin concurso.

En lo que va de este año, Jet Van Car Rental signó cinco contratos por 22 millones 742 mil pesos; mientras que en 2020 acumuló 49 por 810 millones 308 mil pesos, de los cuales 41 fueron entregados también por adjudicación directa.

La empresa ya había sido señalada por otras anomalías cuando la Auditoría Superior de la Federación encontró, como parte de la revisión a la Cuenta Pública 2018, que era una de las proveedoras que arrendaron ambulancias en mal estado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Entre las irregularidades estaba ausencia de sirenas, camillas y luces, además de falta de manuales de mantenimiento, pólizas, placas, e incluso, tarjetas de circulación vencidas.

14