Criptomonedas en México: Implantación y regulación

Criptomonedas en México: Implantación y regulación

junio 19, 2023 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

La adopción y el uso de criptomonedas están cobrando cada vez más importancia a nivel mundial y México no es una excepción.

Según un informe de la consultora Finder sobre la adopción de criptomonedas a nivel global, en México habría hasta 12 millones de personas que dispondrían de este tipo de activos digitales, lo que le convertiría en el decimoquinto país a escala mundial, y el quinto de América Latina por detrás de Venezuela, Brasil, Colombia y Argentina.

Si bien, hay que destacar que en este ranking no aparecen países con una predisposición regulatoria favorable y una fuerte implantación de las criptomonedas como El Salvador, debido a que por número de habitantes no puede situarse en los puestos más altos.

Algunos datos muy interesantes sobre el uso de criptomonedas en México

Asimismo, los datos también revelan otros aspectos muy llamativos, como la existencia de una brecha de género bastante más reducida en México en lo que se refiere a presencia en el ecosistema cripto, ya que la tenencia de criptomonedas se reparte entre 41% de mujeres y un 59% de hombres, cuando por lo habitual esa disparidad suele ser bastante mayor a nivel global.

En lo que sí que hay mayor similitud es en el activo preferido a la hora de invertir en criptomonedas, que es el Bitcoin, elegido en un 21% de los casos, por delante de Ethereum con un 14%.

De este modo, vemos que también en México las criptomonedas de referencia están emergiendo como un valor de inversión que no pierde su atractivo pese a zozobras puntuales en su cotización, algo a lo que también están sujetos activos de múltiples características, desde los energéticos hasta los inmobiliarios.

En este sentido, aunque parezca obvio, siempre hay que destacar que invertir entraña un riesgo, no hablemos ya si se hace con apalancamiento, es decir, con fondos prestados vía crédito en vez de con capital propio, como es el caso de los CFDs de criptomonedas, y de cualquier inversión en la que no se utilice crédito propio.

A pesar de que las criptomonedas no están consideradas como monedas de curso legal en el país, sí que están admitidas como vía de pago y transmisión de valor. De hecho, ciudades como Tijuana fueron pioneras en contar con cajeros de Bitcoin, que actualmente suman hasta 12 repartidos por todo el país. Y legalmente, ya resulta posible adquirir automóviles con esta criptomoneda, siempre y cuando no excedan los $225,000 MXN (equivalente a $13,400 USD).

Todo ello no quita que tanto la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) como el Banco de México hayan lanzado advertencias sobre los riesgos de invertir en criptomonedas, unos avisos que van en plena sintonía con los consejos básicos que habría que tener en cuenta antes de aventurarse en cualquier inversión: tener en cuenta volatilidades, la conveniencia de no apalancarse que referíamos antes, etc.

En este sentido, las regulaciones y limitaciones que se aplican en México al uso de criptomonedas en transacciones y compras no difieren primero a las que están en vigor en otros países, pero tampoco a las que hay vigentes para el propio efectivo o los metales, lo que no compromete la aceptación aunque sea implícita de activos como el Bitcoin.

De manera que pese a que no tiene el estatus jurídico de una moneda de curso legal, que se regule ya su uso en un ámbito tan relevante como la compra de automóviles revela a las claras como se está ya naturalizando como un medio de pago más, anunciando una tendencia que no parece reversible, sino más bien creciente, para que en el futuro más inmediato se extienda cada vez más.

Todo ello, no resulta óbice para tener muy presente la necesidad de informarse correctamente siempre que se vaya a invertir en criptomonedas, o en cualquier otro activo que pueda estar sujeto a oscilaciones en su cotización, como por ejemplo las acciones bursátiles.

Y ya si nos vamos al contexto de la operativa diaria para compra de bienes, tener muy claras las limitaciones regulatorias existentes en el país, tanto en lo que respecta a la realización de adquisiciones como a la aceptación de las criptomonedas como medio de pago.

Con todo, más allá del estatus legal actual de las criptodivisas en México y otros países, lo que sí resulta innegable es que son una realidad incontestable, que soslayando profecías negativas, llevan muchos años como un valor consolidado, sujeto eso sí como cualquier activo de inversión a oscilaciones en su cotización…

Pero la idea de disponer de una moneda de naturaleza digital con los atributos de transparencia, descentralización y garantía de seguridad en las transacciones es demasiado poderosa para que se difumine, por lo que criptomonedas como Bitcoin que poseen el robusto sustrato tecnológico de Blockchain a día de hoy parecen inexorables.

45