¿Cómo evitar accidentes al usar equipo ligero en la construcción?

¿Cómo evitar accidentes al usar equipo ligero en la construcción?

febrero 13, 2024 Desactivado Por Cleanranks

El uso de maquinaria ligera en las actividades de construcción ofrece diversas ventajas en productividad, eficiencia y ahorro de tiempo, sin embargo, también conlleva una serie de responsabilidades para evitar accidentes de trabajo, un tema que debe abordarse con seriedad, ya que la seguridad de los trabajadores es una de las máximas prioridades.

¿Cómo evitar riesgos para el personal y daños a los equipos? En este artículo, te compartimos una serie de prácticas esenciales para prevenir riesgos si la renta de equipo ligero es una de tus prácticas comunes en tu empresa. Desde la capacitación hasta la supervisión constante, cada paso cuenta para mantener un entorno de trabajo seguro y productivo.

1. Capacitación: la base de la seguridad

Invertir en la formación y capacitación de tus trabajadores es el primer paso y uno de los más importantes para evitar accidentes. Asegúrate de que cada miembro de tu equipo operativo cuente con los conocimientos técnicos necesarios para poner en funcionamiento cada tipo de maquinaria. 

Lo ideal es contar con el respaldo de un proveedor que incluya en su servicio la capacitación pertinente. Esto conlleva comprender las revisiones al equipo, el manejo adecuado para cada máquina, las prácticas que deben evitarse y entender la importancia del uso de equipo de protección personal (EPP). 

Revisa que el programa formativo aborde los siguientes aspectos:

  • Funcionamiento: Principios básicos, partes y componentes de la máquina.
  • Seguridad: Normas específicas, medidas de prevención y uso del EPP.
  • Mantenimiento: Inspecciones previas, limpieza, lubricación y detección de posibles fallos.

Recuerda, una fuerza laboral bien capacitada es la base de la seguridad en la construcción.

2. Uso de Equipo de Protección Personal 

El Equipo de Protección Personal (EPP) funciona como una primera línea de defensa entre tus trabajadores y los riesgos potenciales. En ese sentido, es importante asegurarse de que cada persona cuente con el EPP adecuado para la tarea que realiza, pero también que sea de su talla, que se encuentre en óptimas condiciones y que sepa cómo utilizarlo de forma correcta.

Esto incluye:

  • Casco: Protección contra golpes y caídas de objetos.
  • Gafas de seguridad: Previenen daños oculares por partículas, chispas y salpicaduras.
  • Guantes: Protegen las manos de cortes, abrasiones y productos químicos.
  • Botas de seguridad: Previenen lesiones en los pies por golpes, caídas de objetos y perforaciones.

Por otro lado, es necesario cuidar la calidad del EPP, considerando que es una inversión en la seguridad y bienestar de tus trabajadores.

3. Inspección y mantenimiento para prevenir problemas

Antes de cada uso de la maquinaria, la inspección visual debe ir más allá de una simple mirada: dedica unos minutos a realizar una revisión exhaustiva que te permita detectar cualquier indicio de daño o desperfecto. Recuerda: una pequeña falla puede desencadenar un accidente grave.

La recomendación es prestar especial atención a estos puntos críticos, de acuerdo con cada tipo de máquina:

  • Niveles de aceite y combustible: Asegúrate de que estén dentro del rango recomendado por el fabricante. Un nivel bajo puede afectar el rendimiento y provocar desgaste del motor, mientras que uno excesivo puede generar fugas o combustiones incompletas.
  • Estado de mangueras y cables: Revisa que no haya grietas, cortes, desgarros o abrasiones. Cualquier daño en estos componentes puede ocasionar fugas de líquidos, descargas eléctricas o incluso la ruptura de la manguera o cable.
  • Funcionamiento de frenos y sistemas de seguridad: Verifica que los frenos respondan de forma rápida y efectiva, y que los sistemas de seguridad, como el apagado automático o el protector de sobrecarga, funcionen correctamente. 
  • Presencia de fugas o desgaste en las piezas: Busca manchas de aceite, combustible o líquido hidráulico en el suelo o en la maquinaria. Inspecciona cuidadosamente las piezas móviles y busca signos de desgaste, como óxido, corrosión o deformación. Una fuga o una pieza desgastada pueden provocar un accidente grave.

4. Planificación y señalización para un entorno seguro

Para construir un entorno de trabajo donde la seguridad impere, la planificación meticulosa y la señalización clara son elementos fundamentales. Toma en cuenta las siguientes medidas:

Delinear con precisión las tareas a ejecutar

  • Desglosar cada actividad en pasos específicos, detallando los riesgos potenciales asociados a cada uno.
  • Identificar los puntos críticos donde la probabilidad de accidentes aumenta, como trabajar en la altura, para implementar medidas seguras como la renta de plataformas de elevación.
  • Establecer protocolos de seguridad específicos para cada tarea, incluyendo el uso del equipo de protección personal (EPP) adecuado.

Delimitar el área de trabajo

  • Establecer una zona de trabajo claramente definida y visible para todos los trabajadores.
  • Utilizar señales de advertencia que alerten sobre los riesgos presentes, como “Peligro, maquinaria en funcionamiento” o “Cuidado, piso resbaladizo”.
  • Colocar barreras físicas como conos, vallas o cinta de seguridad para demarcar el perímetro y restringir el acceso no autorizado.

Asegurar un espacio de trabajo óptimo

  • Garantizar que el área de trabajo cuente con suficiente espacio para maniobrar la maquinaria sin obstáculos.
  • Verificar que el terreno sea estable y no represente un peligro de derrumbes o deslizamientos.
  • Proveer la iluminación adecuada para facilitar la visibilidad y prevenir accidentes por tropiezos o caídas.

5. Supervisión constante: Un guardián de la seguridad

Un supervisor capacitado y atento actúa como un guardián de la seguridad, para verificar el correcto desarrollo de las actividades, durante la operación de maquinaria ligera.

Funciones esenciales del supervisor:

Vigilancia meticulosa: Debe observar con atención el funcionamiento del equipo, detectando cualquier anomalía o indicio de riesgo que pueda poner en peligro la integridad de los trabajadores o la maquinaria.

Intervención oportuna: Ante la detección de prácticas inseguras o situaciones de riesgo, el supervisor debe actuar con rapidez y decisión, tomando las medidas correctivas necesarias para evitar accidentes.

Cumplimiento estricto de las normas: Garantizar que se cumplan a cabalidad las normas de seguridad establecidas en la obra. Su conocimiento y experiencia en materia de seguridad son vitales para prevenir incidentes.

Prevención de la fatiga y las distracciones: Para combatirlos, es recomendable implementar medidas como:

  • Rotación de tareas: Distribuir equitativamente la carga de trabajo entre los operadores para evitar la fatiga muscular y mental, manteniendo un alto nivel de atención y concentración.
  • Pausas estratégicas: Establecer descansos periódicos permite a los trabajadores recuperar energía, rehidratarse y mantener la mente despejada, lo que se traduce en una mayor seguridad durante su trabajo.
  • Eliminación de distracciones: Prohibir el uso de elementos distractores que puedan desviar la atención durante la operación de la maquinaria es crucial para evitar errores y accidentes.

Recuerda, la seguridad en la construcción no es un gasto, sino una inversión en el bienestar de tus trabajadores y la calidad de tus proyectos.

Conclusión

La seguridad durante el uso de maquinaria ligera para construcción es un compromiso continuo. Desde la capacitación hasta la supervisión, cada medida que tomes contribuye a un entorno de trabajo más seguro. Recuerda que la seguridad protege a tus trabajadores y además fortalece la productividad de tu empresa y la calidad de tus proyectos.

42