AI asegura que las baterías para vehículos eléctricos podrían no ser tan sustentables en materia ecológica y social

    363
    0
    Compartir
    Foto: Cortesía de Amnistía Internacional

    A pesar de que el coche eléctrico es visto como una alternativa para cerrarle el paso a los automotores impulsados con combustibles fósiles, existen algunos suministros de estos vehículos que podrían no estar en plena comunión ecológica con las que se presentan este tipo de automóviles que son impulsados por energía eléctrica.

    La Organización No Gubernamental (ONG) Amnistía Internacional (AI), se posicionó por revisar las condiciones en que son fabricadas las baterías para los coches eléctricos, pues no en todos los casos podría ser una solución para paliar problemas ambientales, e inclusive, hasta sociales.

    AI asegura que la mayor parte de las celdas para las fuentes de poder para los vehículos eléctricos son manufacturadas en potencias orientales como China, Corea del Sur y Japón, naciones cuya capacidad energética está fuertemente ligada al consumo de combustibles fósiles y/o carbón, es decir, que emiten partículas de CO2 al medio ambiente, con todas las consecuencias que eso acarrea.

    En lo social, la ONG fundad por Peter Beneson, también plantea una serie de retos bastante interesante que deberán ser asumidos tanto por fabricantes como empresas automotrices, porque los grandes yacimientos de litio, que es material fundamental para poder hacer este tipo de baterías, se encuentran en regiones en donde los conflictos civiles no permiten una adecuada de los derechos humanos de los habitantes de la zona.

    También existen otros pendientes en materia laboral, pues ya sea para extraer elementos o manufacturar las baterías, con frecuencia se hace gala del uso de mano obra infantil cuyo costo es ampliamente más barato que la fuerza laboral de un adulto, además en algunas factorías a pesar de contratar a mayores de edad, simplemente la precariedad de sus condiciones de trabajo permiten mayores ganancias a costa de salarios justos y prestaciones a los trabajadores; son situaciones altamente lamentables en pro de una mejora ambiental.

     

    GAEL

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta