Compartir

TAS (Transmitting Antenna Switching) es una tecnología propia de MediaTek que se aplica a la antena del smartphone. Es una forma inteligente para mantener una fuerte conectividad de datos, a la vez que se conecta en forma segura a través de las antenas del smartphone.

Pocas personas están conscientes de que al tomar el celular, ya sea para hacer llamadas de voz, navegar en internet o simplemente ejecutar un juego en línea, su propio cuerpo (manos y cabeza) llegan a cubrir las antenas del aparato y esto interfiere la conectividad del aparato hacia la radio base,  ocasionando que se eleve el nivel de potencia que radia, consecuentemente demanda de mayor corriente de la batería, generando calentamiento del equipo, deteriorando la calidad de voz y disminuyendo la velocidad de transmisión de datos.

Esta solución se aplica a la antena y permite, gracias a un algoritmo inteligente, cambiar el sentido de la radiación hacia el en sentido opuesto de donde está el cuerpo del usuario y sin importar con qué mano sostenga el celular. TAS 2.0 consta de dos antenas físicas que radian en tres esquinas del dispositivo. De esta forma, la antena recibe y transmite la señal y los datos en cualquiera de esos tres puntos. En la parte inferior del teléfono hay la antena que dirige automáticamente la radiación hacia la esquina libre, para evitar el bloqueo de la señal al momento de tomar el celular para hablar. Esto se traduce en una mejor conexión y transmisión más veloz, un menor consumo de energía, una mayor duración de la batería y una mejor calidad en las llamadas.

Al llevar el celular a la cabeza para entablar una conversación de voz, TAS 2.0 mejora la seguridad y disminuye el riesgo a la salud, reduce el consumo de energía y mejora la calidad de la llamada. TAS 2.0 es 75% más seguro que la versión previa y ofrece una tasa de absorción específica (SAR por Specific Absorption Rate) cinco veces menor que los requerimientos de la FCC. Mientras que el límite de SAR es 1.6 watts por kilogramo, con TAS 2.0 esos niveles bajan hasta 0.333 watts por kilogramo, lo cual es significativamente menor y garantiza una mayor seguridad para el usuario.

Otras soluciones lo que hacen es incrementar la potencia en las antenas receptoras, lo cual sí permite obtener una mayor señal para mantener la velocidad de datos, pero a costa de una menor duración de la batería y una mayor emisión de radiación.

Esta nueva tecnología también permite navegar más rápido en Internet y una mayor velocidad en los juegos en línea. En pruebas reales, TAS 2.0 asegura que el tráfico de datos se recibe al 100%. Por ejemplo, una persona navegando en Internet con el teléfono en posición vertical, puede obtener mayores velocidades de carga y descarga, así como una transmisión LTE mejorada. Si el usuario utiliza el smartphone en posición horizontal para jugar, el teléfono ofrece un menor consumo de la batería, así como mayores velocidades y una mejor transmisión LTE mejorada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta