CFE y el engaño energético, columna de @hugonzalez0

CFE y el engaño energético, columna de @hugonzalez0

febrero 5, 2021 Desactivado Por Hugo González

No acostumbro escribir y menos aun opinar de lo que no sé o no me consta. No soy como otros colegas que se creen expertos en todo; pero solamente son el “corre ve y dile” de muchos intereses políticos y empresariales. Si no lo sé, lo investigo y si ya lo manejo con claridad me atrevo a opinar pero siempre con la humildad de ser solo un intérprete. En el tema energético, aun más.

En el caso de la iniciativa preferente del Presidente López Obrador para reformar la Ley de la Industria Eléctrica del país; me queda claro que era necesaria y urgente. No soy experto en temas eléctricos y no sé con claridad técnica cuales son los pros y los contra de la iniciativ. Lo que sí me consta es que los presuntos salvadores del país, quienes nos aplicaron la maldita reforma energética; se pasaron de rosca.

Hablo de lo que me consta pues durante las discusiones de la Reforma Energética yo era editor (jefe) de la sección Negocios en el Grupo Milenio y por mis manos pasaron cientos de páginas con análisis, reportes, noticias, entrevistas, estudios, comentarios y columnas donde se hablaban maravillas del cambio legal.

En el papel todo era la profecia del edén prometido, viviriamos en la tierra de miel y pan; pero en persona, las voces más atrevidas dentro del gobierno de Peña Nieto mostraban cierto escepticismo. En esos días era muy mal visto apoyar comentarios, posturas o ideas cercanas al hoy presidente López Obrador. Si demostrabas cierta resistencia a la reforma te tachaban de adelito. En esos días, cientos o miles de personas, incluyendo al grupo de señoras de la tercera edad conocidas como Las Adelitas, daban la batalla. Mi abuela Maria Luisa Bolaños Huerta estuvo allí, firme en las protestas frente al Senado.

El gobierno federal y la dupla del PRIAN sintieron que perdían la discusión y me incluyeron en varias pláticas, comidas, intentos de peda o sesiones informativas; para mostrarme por qué si pasaría la reforma. Recuerdo que en una de esas sesiones, un funcionario del ramo petrolero dijo: lo que van a hacer con Pemex es una tontería comparado con la CFE; todos están jodiendo con Pemex pero el cabronazo viene para la CFE.

En su momento no lo denuncié por ese instinto de supervivencia que te obliga el hecho de mantener tres hijos y pagar una hipoteca; me dio culo, pues. No quise perder mi empleo. Además, si de algo sirve como disculpa; todo me pasó todo muy rápido, no podia con tanta orden, cambios y discusiones. Cuando me dí cuenta, ya todo había pasado, ya se había aprobado la reforma.

Desde esa plática con el funcionario y los documentos que leí, tenía la impresión de que algo estaba mal, no sabía explicarlo y ni tiempo me daba. Ya tenía sufiente con mis asuntos de tecnología como meterme en otros asuntos.

Por eso hablo de lo que me consta, de lo que sé, no me hago el muy sácalepunta y sabelotodo. Lo que sé es que la apertura del mercado eléctrico no fue (como romáticamente lo quieren vender) para tener más competencia ni energías más limpias; fue para abrir el monopolio de la generación y comercialización de la energía eléctrica, es decir; para descremar el mercado.

Esa historia me la sé porque en la apertura del mercado de telecomunicaciones paso algo similar. Telmex acusaba a las nuevas operadoras del país de llegar solo a descremar el mercado. Aunque ya pasaron varios años y la situación ya cambió, América Móvil y Telmex siguen acusando a sus competidores de querer competirles sin invertir en sus propias redes. Los competidores dicen que eso es ineficiente y redundante. Los mismo dijeron para la CFE.

En el caso de la electricidad, las empresas de energías verdes (las cuales siguen siendo solo una excelente promesa y no una realidad) llegaron a descremar el mercado. Se fueron por lo más sabroso, solo generar y vender electricidad pero no a los usuarios finales, sino AL GOBIERNO. ¡Qué chido ¿no?! Cliente seguro.

A las empresas generadoras de energia “limpia” no les interesó invertir en desarrollar redes de distribución, infraestructura, sistemas de entrega, balanceo de cargas, etc. Ellos solamente se treparon a la red de CFE con contraros leoninos y lenones (nos padrotean) pidiendo mano. Por contrato la CFE tiene que darle prioridad a la energía producida por los particulares y al último la que la ella misma produce. Además, tiene que llevar con toda la carga de la administración de la red con el cobro de tarifas muy comodas para los particulares.

Además, no te creas el cuento de las energías verdes como la eolica o la solar. Todavía no son accesibles, estables y mucho menos baratas. Si no es cierto, revisen lo que ha sucedido en países europeos donde, aun con alta inversión, competencia y políticas públicas, aun no pueden confiar en ese tipo de energías que, insisto; son muy prometedoras.

En suma, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe recuperar su capacidad productiva y de comercialización para atender a toda la población, no solo a la cremita, a lo rico. Los privados deben invertir en sus redes y en dar servicio a los hogares y no solo a las grandes empresas. La diferencia entre Telmex y la CFE es que la primera es una empresa privada y la otra empresa estatal. Por seguridad nacional, CFE debe garantizar el sumistro eléctrico con la rectoría del Estado.

Síguenos escuchando y leyendo también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/

4