in , , ,

Confiar en las vacunas, la columna de @Dan_Callejas


El gobierno mexicano anunció la próxima adquisición de 24 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik V para aplicarlas a 12 millones de mexicanos, una vez que Cofepris dé su aval a la compra de emergencia.

Mucha polémica ha generado la vacuna dado que los resultados de la Fase III todavía son inciertos para el mundo y porque persiste la negativa de los funcionarios rusos de dar información precisa.

El mismo subsecretario Hugo López-Gatell lo dijo el pasado martes: “Ningún producto de uso médico que arribe al país debe estar exento de 3 requisitos: calidad, seguridad y eficacia. Solo se permitirá aquello que tenga método técnico y un expediente robusto. La vacuna Sputnik V está cerca de obtener la autorización de uso en emergencia.”

México tiene un plan de vacunación lento, por lo que se espera que con la Sputnik pueda cubrirse a más personas del sector salud, a pesar de las polémicas en las que está envuelta. Este fin de semana, un mexicano que vive en Rusia contó para El Heraldo de México que recibió la vacuna.

Originalmente, el gobierno de Vladimir Putin y el Ministerio de Salud definieron que se tomarán tres grupos de personas como los primeros en vacunarse: médicos, maestros y periodistas.

La esposa de Ahmed Aguilar Padilla, el primer mexicano en recibir la Sputnik V, es periodista, pero al estar embarazada le ofrecieron la vacuna a su esposo.

Ahmed contó que la única reacción a la primera dosis fue fiebre de 38.5º, aproximadamente a las 10 horas de aplicarla, pero que los médicos le recetaron paracetamol para eso. Antes, tuvo que hacerse estudios: Una prueba PCR y una de anticuerpos para saber si estaba libre del virus, por lo que salió negativo en ambos. A los 21 días regresó por la segunda dosis, ya sin reacciones secundarias y con mucha confianza.

El mexicano no tenía anticuerpos antes de la vacuna y recientemente registró 128 unidades por mililitro, lo que le daría cierta inmunidad. Como referencia, las personas que se enferman de manera leve están de 12 a 15 unidades por mililitro. Pero esta cantidad baja o sube con el tiempo, explicó.

A pesar de la desconfianza que se ha mencionado de la vacuna rusa Sputnik V, hay que ver que ya se la aplicaron a un mexicano y la misma página Sputnik Vaccine explica que “ha sido confirmada la eficacia del 91.4% de la vacuna Sputnik V por el análisis de los datos en el punto de control final de los ensayos clínicos. La eficacia frente a los casos graves de infección por coronavirus es del 100%”.

Urge confiar en lo que podemos acceder. Cada día la ocupación hospitalaria aumenta y está cerca del 90%; la demanda de oxígeno también crece, al igual que el incremento en sus precios.

Es importante entender ahora mismo que entre más vacunados, menos mexicanos en los hospitales, menos cansancio en los doctores y médicos que llevan 11 meses salvando al país. Todavía no es tarde para pensar en los demás.


Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

Escrito por Daniel Callejas

Comisión Permanente del Congreso Marcado por Covid-19, Sauri Riancho

Ford y Google se unen para reinventar la experiencia de vehículos conectados