enero 29, 2022

Inspección y registro, herramientas para ordenar la subcontratación: Rubin


Larry Rubin, Presidente de The American Society Of México; aseguró que la creación de un Registro Nacional de Empresas Subcontratistas; y la insistencia en la necesidad de inspección constante de las empresas que ofrecen el servicio, son vitales para el ordenamiento de la subcontratación u outsourcing.

El representante empresarial estadunidense reconoció que la competencia desleal de firmas que no cumplen con los requisitos administrativos y tributarios para la industria de la subcontratación; es uno de los retos más importantes que enfrentan las empresas.

Por ello, dijo que “en el primer semestre de 2020, se hicieron propuestas tanto por legisladores como por asociaciones y expertos en la materia; para mejorar la regulación de la figura mediante la creación de un Registro Nacional de Empresas Subcontratistas; y la insistencia en la necesidad de inspección constante de las empresas que formalmente ejecutan este tipo de contrato laboral”.

Recalcó que las leyes vigentes ya ofrecen un marco para regular los contratos para el cumplimiento de las contribuciones patronales, fiscales y de seguridad social; y por ello, es necesario fortalecer y coordinar los mecanismos de inspección por parte de las autoridades públicas involucradas.

Advirtió que las empresas extranjeras o las empresas con capital extranjero directo o indirecto, impulsan buena parte de la economía mexicana; y precisamente estas son las que obtienen mayores beneficios al contratar una empresa formal de outsourcing.

Acotó que las empresas extranjeras, sin importar si son empresas ubicadas en otro país y que solo requieren operaciones maquiladoras mexicanas; no solo obtienen los mismos beneficios que las empresas mexicanas que contratan estos servicios. Estas también obtienen el conocimiento que de otra manera no podrían tener de manera inmediata en los perfiles laborales que requieren para su actividad.

También se benefician del salario que en el mercado mexicano se paga a dichos trabajadores, los requisitos que en materia laboral, tributaria y previsional deben respetar; incluida la asesoría en materia migratoria que deben cumplir los accionistas u “hombres clave” para poder percibir una renta en el país.

En cambio, si una empresa sin experiencia en territorio mexicano no pudiera hacer uso de la figura de subcontratación; tendría que contratar costosos especialistas o consultores solo para establecer su organización en México. También tendrían que gastar en analizar el mercado laboral, reclutar y seleccionar a sus empleados; e ingresar a sus socios legalmente a México, con el formulario migratorio correcto.

Asimismo, las empresas nuevas tendrían que asegurar que sus empleados cuenten con todos los derechos establecidos en la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Seguro Social; llegar a acuerdos con los sindicatos, otorgar beneficios mayores a los contenidos en las leyes con el fin de mantener la productividad y eficiencia de su empresa, evitar excesos rotación de empleados, enfrentar demandas laborales y quejas administrativas, evitar fallas en el pago de impuestos y cotizaciones a la seguridad social o, en su caso; atender verificaciones de las autoridades.

Lo anterior sin olvidar que muchas veces, para una empresa extranjera; el outsourcing es el único modelo disponible para la facturación de horas o proyectos; en lugar de contratar nuevos profesionales en su plantilla que incrementarían los gastos del negocio.

Recordó que con la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC); se intensificarán estas relaciones trilaterales y sentará las bases hacia una integración de los mercados laborales. En los tres países se utiliza el outsourcing o subcontratación y representa una fuente de creación de empleos, reduce la informalidad laboral y fortalece la productividad de las empresas. La adecuada regulación del outsorcing facilitará que América del Norte se consolide como la principal región comercial del mundo.

De esta manera, aseguró que la subcontratación “formal” va de la mano con la creación de empleos formales y el crecimiento económico; no solo de los sectores nacionales sino también de capital extranjero, y que, en realidad; esta figura, su aplicación, regulación y cambios; sólo atienden a la dinámica permanente en la que vive el mercado, es decir, a la propia flexibilidad laboral que demanda la globalización.


close