Persiste asedio sobre subsecretario de la SCT, acusan conflicto de interés

Persiste asedio sobre subsecretario de la SCT, acusan conflicto de interés

septiembre 24, 2020 Desactivado Por Redacción Tecnoempresa

El subsecretario de infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Cedric Escalante, sigue asediado por su pasado y en esta ocasión hasta esta redacción ha llegado la denuncia anónima en el sentido de que en 2018, apenas unos días después de consumarse el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial, la empresa del hoy funcionario firmó junto, con otras dos razones sociales un contrato de más de 3 mil 127 millones de pesos para hacerse cargo de la gerencia de proyectos para la construcción de la autopista Oaxaca-Puerto Escondido, Tramo Barranca Larga – Ventanilla en el estado de Oaxaca

De acuerdo con documentos públicos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y Banobras, en poder de Tecnoemoresa, se aprecia que el contrato se firmó el 11 de julio de 2018, 19 días después de que se dio el fallo de la adjudicación (22 de junio), por el que la firma Consultores y Constructores Escalante S.A. de C.V., recibió un pago de al menos 13 millones 400 mil pesos como adelanto.

Cédric Escalante fue nombrado subsecretario de Infraestructura el 7 de agosto de ese año por el entonces titular de la SCT, Javier Jiménez Espriú. De acuerdo con la información recibida, para esa fecha su compañía ya tenía asegurado un monto de 89 millones 510 mil 155.10 pesos como parte del concurso en el que participó en consorcio.

El documento revela que el propio Cedric Escalante firmó como representante legal de su empresa, además de Ricardo Gutiérrez Zavala por parte de Grupo Industrial Caso S.A P.I de C.V. y Raymundo Bautista Bañuelos, por parte de Construcción y Asesoría en Obras y Servicios S.A de C.V.

La megaobra en Oaxaca, forma parte del Fideicomiso Número 1936 denominado Fondo Nacional de Infraestructura, cuyo representante en la licitación fue Luis Humberto Ibarrola Díaz, director de operación técnica y seguimiento de Banobras, además de Hugo César Hernández Guijarro, gerente de obras de la misma institución.

El hoy subsecretario de Infraestructura tiene detrás de sí, una experiencia de 24 años en la SCT, en la cual cosechó amplio conocimiento en licitaciones y adjudicaciones. A su regreso oficial al gobierno, el 1 de diciembre de 2018 se le concedieron dos meses para presentar su declaración patrimonial.

En ella, afirmó no tener conflictos de interés, pero si una participación del 50% como accionista de la razón social Consultores y Constructores Escalante S.A. de C.V.

Su hija, Marilú Escalante Castro, tomó protesta en octubre de 2018 de la mesa directiva de AMIVTAC y desde el día 19 de marzo de 2010, cuenta con un poder notarial amplio para la representación de su padre.

Consultadas sobre esta y otras denuncias, fuentes cercanas al funcionario explicaron que el subsecretario prepara un documento de respuesta el cual será dado a conocer en las próximas horas o días.

42