in , , , , ,

Clip, Blockchain, chatarra y tienditas; columna de @hugogonzalez1

El fin de semana, como muchos mexicanos, estuve pendiente de lo que resolvería el Instituto Nacional Electoral en torno a la aprobación de nuevos partidos políticos. El que más me interesaba era el caso de la agrupación política que dice encabezar el señor que usurpó la presidencia entre 2006 y 2012.

Y no es que me interese ese señor ni su grupo político, sino me interesaba saber por qué, como mucha gente sospechaba; le darían su registro como partido político nacional cuando se habían visto tantas irregularidades, sobre todo en la recaudación de dinero vía “donaciones”.

Lo interesante del caso es que esa agrupación política recibió “donaciones” de sus “simpatizantes” a través del uso de la plataforma Fintech conocida como Clip. Ya me imagino la molestia de los creadores de la plataforma porque desde hace mucho se sabe que Clip no debe, ni puede ser usada para depósitos ni transferencia hacia particulares que no sean operaciones comerciales y menos aun para financiar partidos políticos.

La experiencia de este caso debe dejarnos una nueva enseñanza pues está claro que los delincuentes electorales (como el señor de las cubas) intentarán usar las plataformas electrónicas de pago, para colar por esa vía algunas “donaciones” de personas de no muy buena reputación. Luego entonces, previendo esta tendencia, creo que va siendo hora de que las autoridades electorales, las autoridades financieras y los responsables de la procuración de justicia delpaís aceleren sus reflexiones en torno a la aprobación de las operaciones mediante blockchain.

Si no lo sabes, las operaciones mediante blockchain permiten dar seguimiento, claro y preciso de las “donaciones” y transferencia de recursos entre una persona y otra. Si bien la gente conoce estas operaciones para la compra anónima de criptomonedas, el blockchain puede servir para una infinidad de transacciones tales como contratos, herencias, pago de impuestos, tramites oficiales, etcétera. Podemos saber de punta a punta quien y cómo se hicieron cada uno de los moviemientos.

Desde hace tiempo tengo la sospecha que son las autoridades financieras las que no quieren dar el salto y migrar al uso de blockchain como un método eficaz de trazabilidad de operaciones y por tanto de fiscalización, pero ante la irrupción de delincuentes electorales en plataformas Fintech, ¿Qué estamos esperando para ya, oficializar el uso de blockchain?

Tienditas atascadas de chatarra

Desde que los gobiernos estatales y federal comenzaron a toparse con la desgracia de ver morir muchas personas víctimas de Covid-19 debido a la comorbilidad provocada por otros padecimientos como la obesidad, la hipertensión y la diabetes; fue claro que se necesitaba encontrar solución a esas otras enfermedades las cuales, curiosamente; están relacionadas con una mala alimentación.

Por eso resulta lógico y casi obligado que los responsables de la salud y las leyes del país diseñaran medidas para mejorar la calidad de los alimentos que consume el mexicano. No me extraña que surjan distintas iniciativas en varios estados para prohibir que los niños puedan comprar alimentos hipercalóricos o con exceso de sodio, es decir, la comida chatarra que se sintetiza en las botanas, refrescos y pastelitos.

Lo que sí me extraña es que haya colegas que, en lugar de ponerse del lado de los consumidores a quienes se les secuestra la oportunidad de tener alimentos saludables disponibles en una tiendita de la esquina, se erigen como defensores gratuitos (¿o no?), de las grandes marcas de comida industrializada que han llenado las tienditas de pura chatarra.

Todavía recuerdo que mi jefa me mandaba a la tiendita de la esquina por unas naranjas, unas manzanas, jitomates, plátanos o incluso tubitos de canela, hojas de naranjo o limón para preparar un delicioso té.

Los colegas defienden esos productos usando como excusa un falso y desinteresado interés por las misceláneas y tienditas. Hipócritas, falsarios, desmemoriados hijos del Osito Pimbo, mentirosos redentores de las aguas negras del imperialismo yanqui (jejeje); embusteros protectores de la botana frita y salada. ¿Cuándo se han preocupado por las tienditas que han sido desplazadas por las tiendas de conveniencia? ¿Cuántas veces protestaron por la erupción de minisupers y tiendas de cadena? Nunca. Entonces, dejen de usar de parapeto a las tienditas de la esquina y los empleados que se perderían con el bloqueo a la comida chatarra.

No digo que sea una buena idea aumentar los impuestos a este tipo de productos porque los paganos serán los consumidores que seguirán comprando esos productos, pero más caros, porque las grandes marcas trasladarán el costo al consumidor final. Lo que sí me encabrona es que argumenten defender a las pobres tienditas que, además; no ganan mucho con la comida chatarra.

Yo atendí por más de un año una tiendita y en ese entonces las ganancias por cada uno de esos productos eran mínimas. Las marcas no perdían porque la merma se revendía en expendios y las tienditas no ganaban mucho. A lo que más se le ganaba era al huevo, a las carnes frías y los lácteos. Vender refrescos, botanas y pastelitos era solo un relleno para que la tienda se viera surtida. Ahora ya no lo sé porque las tienditas están en vías de extinción y lo que más ganan las tiendas de conveniencia son por las recargas de celular.

Las marcas vendedoras de comida chatarra están en su derecho de defender sus productos (aunque creo que deberían reformular sus productos) pero me parece indigno que los colegas defiendan lo indefendible: atascar de calorías a los mexicanos con el pretexto de las tienditas.

Report

What do you think?

Written by Hugo González

Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

¿Por qué hacer Testamento?

Xbox devela el arribo de la Series S, la consola de última generación a un precio asequible