Mexicanos prefieren tarjetas de pago digitales: IDEMIA

Mexicanos prefieren tarjetas de pago digitales: IDEMIA

junio 12, 2024 Desactivado Por Redacción

La mayoría de los mexicanos prefieren las tarjetas de pago digitales, destaca el estudio global IDEMIA Secure Transactions (IST), realizado por la agencia de investigación Dentsu Insights.

La encuesta destaca que, en 2023, el 76% de los mexicanos tienen una tarjeta digital, y este número se acerca a la unanimidad entre el grupo de edad de 18 a 37 años. En esta encuesta exclusiva, realizada entre diciembre de 2023 y enero de 2024, se entrevistó a usuarios de todo el mundo sobre cómo pagan y cuáles son sus expectativas en cuanto a métodos de pago.

Las principales motivaciones para utilizar tarjetas de pago digitales son la comodidad (56%), las funciones de ahorro de tiempo (54%) y la seguridad. Sin embargo, la necesidad de tener una tarjeta física persiste para muchos consumidores, en gran parte debido a las preocupaciones sobre la duración de la batería del dispositivo, la aceptación limitada de pagos sin contacto y la necesidad de retiros de efectivo en cajeros automáticos.

Además, el 84% de los mexicanos tenía más de dos tarjetas de pago el año pasado, lo que refleja un aumento de 2 puntos porcentuales en comparación con hace dos años, siendo el grupo de edad de 18 a 37 años el más propenso a poseer varias tarjetas.

En cuanto a cómo prefieren obtener sus tarjetas, el 74% quiere recibir sus tarjetas de pago de forma instantánea en el banco o en la aplicación bancaria, y la mayoría prefiere una tarjeta digital. Ahora bien, en cuanto a los propietarios de las tarjetas digitales, el 98% de ellos valora la posibilidad de cambiar y recuperar el código PIN de la tarjeta.

Sin embargo, hay una minoría de mexicanos que no cuentan con una tarjeta digital, quienes citan, como sus principales razones, la ausencia de beneficios percibidos en comparación con una tarjeta física tradicional, junto con la falta de conocimiento sobre cómo funciona, así como preocupaciones de seguridad/confianza. Sin embargo, el 88% de estas personas están abiertas a adoptar tarjetas digitales en los próximos tres años.

La encuesta también arrojó luz sobre qué tipo de características de las tarjetas llaman la atención de los mexicanos. Por ejemplo, el 76% de ellos está interesado en tener una tarjeta biométrica, debido a su percepción de mayor seguridad (69%) e higiene (25%). Sin embargo, las preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad disuaden a algunos de realizar pagos con tarjeta biométrica.

Los datos capturados en la encuesta también revelaron algunas preocupaciones. La preocupación prevalente por el fraude en los pagos en las tiendas afecta al 95% de los mexicanos encuestados. También informan de una preocupación aún mayor por el fraude en línea: el 95% está preocupado.

Finalmente, en cuanto a la innovación en tarjetas, el 78% de los consumidores mexicanos elegiría una tarjeta concebida como amigable con el medio ambiente en lugar de una normal, mientras que el 40% conoce la existencia de tarjetas biométricas de huellas dactilares, y el 65% de los consumidores mexicanos estaría interesado en tener una tarjeta de pago iluminada.

El IDEMIA Secure Transactions (IST) revela que el diseño, la comodidad y la sostenibilidad son los principales catalizadores que impulsan las tendencias de las tarjetas de pago de los consumidores. La seguridad sigue siendo una preocupación, y los consumidores buscan formas seguras de pagar.

Las expectativas de los usuarios se centraron en tres prioridades: diseño, conveniencia y sostenibilidad

A partir de los comentarios de más de tres mil encuestados de 12 países de seis continentes (en Estados Unidos, México y Brasil en el caso de América), se destacan tres necesidades distintas de los consumidores con respecto a las preferencias de pago de los usuarios:

El diseño importa: con el creciente número de opciones, el diseño de tarjetas se ha convertido en un diferenciador clave. Las expectativas y el apetito por diseños de tarjetas innovadores son cada vez mayores.

Globalmente:

El 72% se preocupa por el diseño de sus tarjetas de pago
El 83% está interesado en tener una tarjeta metálica
El 84% está interesado en tener una tarjeta física numerosa como una característica de seguridad adicional

En México:
El 75% se preocupa por el diseño de sus tarjetas de pago
El 93% está interesado en tener una tarjeta metálica
El 79% está interesado en tener una tarjeta física numerosa como una característica de seguridad adicional

Estos resultados casi reflejan los revelados a nivel mundial, lo que apunta a una importancia ligeramente mayor dada al diseño de la tarjeta. Sin embargo, cuando se trata de estar interesado en tener una tarjeta física sin número por razones de seguridad, los mexicanos son 5 puntos porcentuales menos entusiastas en comparación con el resto del mundo combinado.

El aumento de la flexibilidad gracias a la combinación de tarjetas físicas y digitales que permiten los teléfonos móviles ha permitido lo siguiente:

El 71% de los encuestados a nivel mundial ya utiliza una tarjeta de pago digital
El 68% de los que no la tienen expresan su deseo de obtener una tarjeta digital en los próximos tres años.
El 86% valora la opción de activar su tarjeta física acercándola a su teléfono

Mientras:
El 76% de los encuestados mexicanos ya utiliza una tarjeta de pago digital
El 88% de los que no la tienen expresan su deseo de obtener una tarjeta digital en los próximos tres años
El 83% valora la opción de activar su tarjeta física acercándola a su teléfono

Una vez más, los mexicanos están más interesados en utilizar tarjetas de pago digitales que el promedio mundial y valoran un poco más la opción de activar sus tarjetas acercándolas a sus teléfonos, pero aquellos que no tienen una tarjeta digital parecen ser más resistentes a dejar los beneficios percibidos de una tarjeta física.

El cambio hacia una mayor sostenibilidad en los pagos muestra que:
El 69% de los consumidores globales elegiría una tarjeta ecológica en lugar de una convencional

Mientras:
El 78% de los consumidores mexicanos elegiría una tarjeta ecológica en lugar de una convencional.

44