enero 20, 2022

Regular las redes sociales, el documento de Monreal; la columna de @hugonzalez0


Acabo de darle una leída rápida a la iniciativa del senador Ricardo Monreal por el que se Reforman y Adicionan diversas disposiciones de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. Se trata de la famosa iniciativa para regular a las Redes Sociales.

Más allá de ofrecerte el próximo miércoles en ContraRéplica un análisis más concreto y detallado; te comento que, a diferencia de lo que había oído y leído de la intención de la iniciativa; el documento del Senador se aleja de los despropósitos que esbozó al principio. Se nota que le metió más análisis y ahora sí se ve más robusta.

Algo de esto te platiqué en mi columna que debió publicarse la semana pasada en el diario, y que subimos en este portal. Lamentablemente no se pudo publicar por asuntos de reorganización, pero te la dejo en este enlace. Al principio, el Senador dejaba ver una equivocada concepción de lo que es una red social y se vislumbraba una regulación restrictiva. Me sorprende gratamente que haya considerado mucho de la regulación europea sobre servicios digitales y de mercados digitales.

Con el texto, se callan las bocas de todos los acelerados que se aventuraban a decir que la 4T quería controlar las redes sociales. Nada de eso. Por el contrario, la regulación se propone con un enfoque positivo y más que poner obstáculos a las redes sociales; la propone como herramientas para garantizar la libertad de expresión.

En ese sentido, me parece que el texto se encuentra muy bien fundamentado sobre el uso, protección y fomento de la libertad de expresión. No se mete en problemas de propiedad intelectual, personalidad jurídica, ni asuntos técnicos de telecomunicaciones. Expone a detalle los alcances de la libertad de expresión, así como sus restricciones. Habla de discursos protegidos, de discursos de odio, de reacción hostil y palabras de pelea o fighting words. También incluye tesis de jurisprudencia mexicana sobre malicia efectiva en el uso de la libertad de expresión.

Incluye algunas modificaciones para que sea el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el árbitro entre un usuario y la red social. Para ello crea la figura de la Autorización para prestar servicios de redes sociales a fin de que sea el IFT quien proteja los derechos de los usuarios. El chiste es que no sean solo las empresas las que decidan suspender cuentas y censurar expresiones. EL IFT sería el árbitro quien dirima de manera expedita las controversias entre un usuario y la red social.

Justifica que los derechos humanos de libertad de expresión y el de acceso a la información en el ciberespacio, no deben ser establecidos por empresas privadas. También explica por qué no se viola el T-MEC porque entre otras cosas, al comercio digital, no es materia de la iniciativa. Además, México tiene 3 años para adecuar su marco jurídico.

Ya no te aviento más rollo porque si no, ya no me vas a leer el miércoles en ContraRéplica, pero la iniciativa, ahora sí se ve más tronada.

Gana el 5

Si compartes conmigo la decepción por el juego, el resultado y el espectáculo de medio tiempo del Súper Bowl LV; podrías también estar de acuerdo que ese tipo de shows (tanto deportivo como musical) no son buenas noticias para el negocio pues ¿a quién le va a emocionar un evento en el cual siempre va a ganar el mismo tipo y en el cual el show musical cada vez se parece más a un certamen de Miss Universo?

No juzgo a The Weeknd ni a los Bucaneros de Tampa, mucho menos a los oficiales que acuchillaron a los Jefes de Kansas; solo es una amistosa advertencia para mantener el interés de los millones de aficionados que posamos nuestros gordos traseros por más de 2 horas para verlo por la televisión.

Por cierto, de acuerdo con datos de Nielsen Ibope México, la mayoría de los casi 12 millones de mexicanos que sintonizaron el partido por televisión abierta optaron por verlo a través de TUDN, concretamente en el Canal 5 de Televisa. Según esta firma evaluadora de audiencias, 6.2 millones de televidentes observaron el Súper Bowl en el Canal 5, contra 5.3 millones de personas que sintonizaron el Canal 7 de TV Azteca. Estos datos muestran que Televisa tuvo 16% más audiencia que su más cercano competidor.

¿Quién necesita cubre bocas?

El comentario político ahora que mi cabecita de algodón regresó filoso a las conferencias mañaneras y les pinto caracolitos a muchos de sus opositores… El Presidente ya no es contagioso y no es necesario que use cobre bocas, pero si aun así se sienten menores de edad y necesitan tener un ejemplo de cómo comportarse, ¿Por qué no siguen el ejemplo de la austeridad y la honradez del Presidente López Obrador?  Creo que a muchos otros les urge ponerse un cubre bocas.


close