Lleva cuentas… son tus datos, serán útiles para junio, columna de @lupitaromero

Lleva cuentas… son tus datos, serán útiles para junio, columna de @lupitaromero

marzo 4, 2021 Desactivado Por Redacción

Entre la reactivación y las manifestaciones exigiendo la reapertura de negocios, industrias, consumo, diversión y; en general, la economía que da sustento; la disyuntiva aún es inalcanzable hasta para el razonamiento de las mentes más agudas. 

Apenas llegamos al 2% de población vacunada (lejos está el efecto rebaño meta); el número de hospitalizados y fallecidos por la pandemia Covid-19, aún presenta bajas y picos que impiden observar una variable constante que manifieste disminución, y las vacunas tampoco terminan de llegar como lo requiere una población de 128 millones.

Abrir o no abrir, el dilema; abrir y costear hacerlo solo para unos cuantos; abrir e invertir en la sana distancia y en la mal llamada “sanitización” que es desinfección; abrir asumiendo los gastos, pago de impuestos, rentas, salarios y “otros”, y exigir hacerlo sin ningún tipo de apoyo, garantía y seguridad ha sido, para muchos, solo la antesala de su fin.

Restaurantes, cines, gimnasios y tiendas reabrieron para cerrar. El recuento de Inegi, al cierre de diciembre, fue que un millón de micro, pequeñas y medianas empresas, conocidas como mipymes, bajaron la cortina para siempre en tiempo de pandemia.

Y entonces, apunta los números, algunos por lo menos. Los analistas de Citibanamex en su Reporte Económico Diario, aseguran que las finanzas públicas (las administradas por el Gobierno federal) mantienen la tendencia del año pasado: muestran caídas; es decir, llega menos de lo calculado o esperado, o necesitado. 

La cuenta no sale joven

En enero, el balance público fue de -8 mil millones de pesos (mmdp), mucho menor al programado de – 109 mmdp. Los ingresos presupuestarios cayeron 12% anual real y fueron 15 mmdp por debajo del programa. Esta caída se debe a la disminución de los ingresos petroleros de 28 mmdp, que fue parcialmente compensada por mayores ingresos no petroleros por 13 mmdp, principalmente por el uso de fondos y fideicomisos. 

Datos que subraya Citibanamex, pero que extraer de los reportes oficiales de la Secretaría de Hacienda. En términos anuales, los ingresos tributarios disminuyeron 5.8%, el IVA cayó 1.4% y el ISR 2.6%, mientras que los ingresos por IEPS cayeron 21.2%. Y eso duele a cualquier gobierno hasta en el rincón más lejano del mundo.

Detalle con olor a crudo

Y en medio de la “no discusión” porque ya está dicha y votada, de la “contrareforma” energética que busca apuntalar a Pemex y CFE, la Comisión Nacional de Hidrocarburos dio a conocer el volumen de producción de petróleo en enero: un millón 648 mil barriles diarios.

“Esto es igual que lo producido en diciembre, pero 4.4% menor a enero de 2020. El resultado es producto de una caída en la producción de 4.8% de la Empresa Productiva del Estado (seguro se le dejara de llamar así a Pemex porque apelativo neoliberal), mientras que los productores privados incrementaron su producción en 8.4% alcanzando un nivel de 53 mil barriles. Nuestro estimado para el promedio del año es de 1 millón 625 mil de barriles por día, 2% menos que en 2020”, lo dicen los de Citibanamex. 

Otro dato, de los que analizan y saben. El Banxico subastará 1,500 millones de dólares este mes con la Reserva Federal de Estados Unidos. Hasta el momento, el banco central ha celebrado ocho subastas, siendo el monto vigente de financiamiento de 1,130 millones de dólares. 

A través de las dos subastas programadas en marzo se ofrecerán 750 millones de dólares en cada una con un plazo de vencimiento de 84 días; estos recursos ayudarán a renovar los vencimientos de las operaciones realizadas en diciembre y ofrecerán liquidez adicional. En palabras, para los famosos “de a pie”, sirven para pagar costo de la deuda, sin que vaya al capital, se consigue que los plazos se alarguen o los términos se suavicen, pero el compromiso sigue.

Menos autos o menos ventas

Un dato más y terminamos por hoy. El Inegi, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) informaron sobre la venta de vehículos ligeros nuevos por marca al cierre de febrero.

Durante el segundo mes del año se vendieron 82,323 autos, 21.1% menor al número de unidades comercializadas en febrero de 2020. Y en el acumulado enero-febrero de 2021 se registraron 163,526 vehículos ligeros nuevos vendidos, lo que representa otro desplome, como ha sucedido en los últimos meses, de 21.8% con respecto a lo reportado durante el mismo periodo del año pasado.

Números, solo para darnos una idea de las pérdidas. Nissan sigue a la cabeza con las mayores ventas de autos con el 21.8% del pastel, pero el año pasado colocó 43 mil 260 unidades en los dos primeros meses, y este 2020 solo 35 mil 717. Lo mismo pasa con el segundo lugar GM, que tiene el 14.5% de mercado, y que vendió en el mismo periodo solo 23 mil 685 vehículos ligeros, frente a los 33 mil 814 de un año antes.

Estas dos marcas, van. Pero lo que pasa con el otrora tercer gran competidor, Ford, es de lamentarse. Ford ocupa el décimo lugar en el mercado por ventas, solo se lleva el 3.6%, y entre enero y febrero apenas logró vender 5 mil 853 autos, frente a los 8 mil 3 que colocó en el mismo periodo de 2020.

¿Ahora entienden el porqué se les llama “datos duros”? Porque lo son, auuuch¡¡¡

________________________________________________________________________________

Sigue estas y más opiniones en: https://tecnoempresa.mx/index.php/category/opinion/

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/

5