in , , ,

Kio, nuevo contrato social-digital y Vuela México, columna de @hugonzalez0

  •  
  •  
  •   
  •   
  •  
  •  
  •  

Ya son tres (o cuatro) veces que tengo la oportunidad de escuchar a Don Tapscott, futurista y gurú de la transformación digital y cada vez que lo escucho; siempre me deja inspirado. Ayer tuve la oportunidad de oírlo otra vez en el foro virtual Kio Networking; organizado por la empresa de tecnología Kio Networks que encabeza Sergio Rosengaus.

En esta ocasión no fue la excepción. Las netas que nos tiró anoche este experto me dejan con la sensación de que podemos cambiar radicalmente nuestra forma de vida; pero no sé si queremos. La plática verso sobre la idea de crear un nuevo contrato social para la era digital y aunque habló de los beneficios de la economía digital; también advirtió de los riesgos de caer en el lado oscuro de esa nueva era.

Los riesgos los hemos visto y los padecemos desde hace algunos años, no es nuevo. La nueva era digital ha traído efectos negativos que, con la pandemia se han potenciado. El desempleo estructural, la polarización de la riqueza, la paradoja de la prosperidad y la crisis de legitimidad política; son algunos de esos riesgos. A mí me interesaron otros como la invasión a la privacidad, la fragmentación o descomposición del discurso, y la falta de confianza.

En el caso de los primeros riesgos son fáciles de identificar, pero en mi caso, por ser comunicólogo profesional (no solo periodista); me interesa más desenvainar la propuesta de Tapscott en los otros riesgos.

Privacidad, discurso y confianza en riesgo

El futurologo dice que vivimos en un feudalismo digital porque tenemos secuestrada nuestra identidad digital por parte empresas y no tanto por gobiernos. Considera que México debería ser uno de los primeros países en darle a los ciudadanos el dominio de su identidad digital, es decir; que cada uno de nosotros sea dueño de su identidad digital y no entregarla a ningún privado ni gobierno. Así como lo haces con tu INE o tu licencia de manejo, la muestras y te la devuelven. Así debería ser.

Lo anterior nos daría la libertad de decir, comprar o asistir donde queramos sin sentir el acoso de empresas o gobiernos. El ciudadano sería dueño de sus libertades y sus responsabilidades cívicas. Así no habría necesidad de regular a las redes sociales pues el regulador serían los mismos usuarios.

Esto nos daría una sociedad más informada y activa; dejando sin efectos todas las campañas de fake news organizadas por grupos políticos o económicos. Esos grupos cada vez más desprestigiados que ganan con el caos y la descomposición del discurso. Estrategias que distancian, enfrentan y distraen a la ciudadanía; empañando con ello los nobles y necesarios fines del bien común.

Al tener a la ciudadanía sintonizada en el respeto y el impulso al bien común, podríamos mejorar la confianza entre nosotros; la confianza que han perdido los gobiernos y los conglomerados empresariales. Al mejorar la confianza podríamos ver más emprendedores apoyados por los mismos ciudadanos; creando una economía más colaborativa con una justa compensación para los creadores de valor. Las monedas digitales, la descentralización del gobierno, la solución global de los problemas serían una realidad.

Me quedo con esto último de Tapscott: “Los cambios de paradigma implican desunión, conflicto, confusión, incertidumbre. Los nuevos paradigmas casi siempre se reciben con frialdad, incluso con burlas u hostilidad.  Aquellos con intereses creados LUCHAN CONTRA EL CAMBIO. El cambio exige una visión diferente de cómo se establecieron las cosas. Los líderes a menudo son los últimos en en ser conquistados”. Eso es LIDERAZGO PARA LA TRANSFORMACIÓN.

México Vuela

Si, el jueves fue inspirador para este chorero que a veces se cansa de hacer grandes esfuerzos (en ocasiones inconfesables pero honestos); para crear nuevas maneras de comunicación y hacer ver a mis congéneres que el respeto, la confianza y el trabajo en común abren puertas y soluciones. Yo en mi mini-trinchera periodística, pero otros; como quienes integran el colectivo, México Vuela; luchamos para que nuestro país prospere.

Al principio me sonaba como una trampa de grupos políticos, una especie de anzuelo para pescar proyectos, mentes y filiaciones con fines electorales. Ahora se que no y aunque por el momento, solamente Carlos Escalante es la cara visible de este proyecto; se sabe que un grupo de casi 60 buenos ciudadanos, entusiastas y enamorados de México; han creado el colectivo que busca actuar y no solo gritar para sacar adelante proyectos que benefician a toda la sociedad.

Creado al principio como un Think-Tank nacional, esta iniciativa identifica, analiza y propone soluciones innovadoras y sustentables, para que México tenga mejores posibilidades de desarrollo y crecimiento.

No se limitan al diagnóstico pues crearon grupos interdisciplinarios que desarrollan propuestas, planes, soluciones y proyectos. Hoy existen 10 grupos interdisciplinarios y que han trabajado en documentos que contienen al menos 10 recomendaciones/propuesta de proyecto. Son 20 áreas identificadas con temas de relevancia en tecnología, desarrollo, educación, salud e innovación.

Desde clínicas de primer contacto, pasando por salones de clases tecnificados, hasta soluciones de tecnología logística; los proyectos de México Vuela no esperan que actúen los gobiernos, sino generan reacción de autoridades. México Vuela se conforma por estudiantes, emprendedores, académicos y profesionales de amplia trayectoria como ingenieros, doctores, abogados, economistas, comunicadores, etcétera. Ellos no solo gritan, critican o joden; actúan. Que México Vuele.

Sigue leyendo o escuchándonos en: https://www.facebook.com/tecnoempresa


  •  
  •  
  •   
  •   
  •  
  •  
  •  

Report

What do you think?

Written by Hugo González

Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

Epson presenta impresora de sublimación de tinta de 8.5 pulgadas

Trabajadores Sindicalizados de Notimex y La Jornada se reunieron con Segob