Tecnología y COVID, columna ampliada de @hugogonzalez1

Tecnología y COVID, columna ampliada de @hugogonzalez1

enero 27, 2021 Desactivado Por Hugo González

A casi 10 meses de encierro y de vivir con el temor por la pandemia de COVID-19, con millones de contagiados y muertos en el mundo y con loca carrera global por conseguir las escasas vacunas ¿crees que todavía es oportuno tener tecnologías que eviten en contagio?

Por un momento pensé que era demasiado tarde, pero ahora que familiares muy cercanos luchan en estos días contra el SARS-CoV-2, pienso en todas esas personas que, de haber sabido antes; nunca hubieran salido a trabajar o nunca se habrían acercado a ciertos lugares.

Desde el principio usaron aplicaciones basadas en posición GPS, se empleó algo de inteligencia artificial para identificar patrones de movilidad social y hasta se pensó “marcar” a los enfermos con tags digitales basados en smartphones. Hoy surgen dos herramientas que, si se usa masiva y colaborativamente pueden ayudar a disminuir los contagios.

Recientemente se lanzó un dispositivo que emite un sonido agudo como un beat, el cual tiene la capacidad de identificar en segundos a personas y objetos que tienen COVID-19. Aquí no hay falsos positivos y falsos negativos, la organización The Covid Hunter del gobierno de Jordania lanzó ayer martes 25 de enero en Florida, Estados Unidos, esta tecnología que promete revolucionar la prevención de los contagios en el mundo.

En palabras del el Dr. Alejandro Díaz Villalobos, especialista en inmunología y alergias; y delegado de la Organización Mundial para la Paz en México; la organización The Covid Hunter ya firmó dos acuerdos con el gobierno de Jordania para que en menos de tres semanas se inicie su producción en serie en los parques industriales de Chihuahua. Ojalá y no sea fake politiquero.

Por otra parte, también hace unos días supimos de la app para teléfonos inteligentes Virufy que ayuda a detectar en cuestión de minutos si una persona tiene COVID-19 al analizar una grabación de su tos. Virufy es una organización sin fines de lucro compuesta por más de 50 investigadores internacionales de 25 universidades de prestigio; y 20 países diferentes, incluido México. La aplicación web utiliza inteligencia artificial para evaluar la probabilidad de que una persona esté infectada de COVID basado en el análisis de miles de toses de América Latina, Europa y Asia para distinguir entre los sonidos de tos positivos y negativos con un 80% de precisión hasta ahora.

Pero de poco sirven esfuerzos e ideas tan talentosas como estas, si vemos poco caso a las medidas de mitigación y distanciamiento social. No culpo a las personas que, como en el caso de mis familiares cercanos; tuvieron que salir a buscar el sustento diario, tampoco culpo a las autoridades que, teniendo encima el acoso de varias arpías políticas, alimañas empresariales y perversos colegas de los medios; hicieron todo lo posible para controlar la velocidad de la pandemia, crecer la abandonada capacidad hospitalaria, templar la caída económica, contratar vacunas y lidiar contra la infodemia.

Culpo a los ciudadanos, como algunos viven cerca de mí; que injustamente han vivido la pandemia como unas prolongadas vacaciones saliendo a paseos, asados, pedas, reuniones mientras que otros, sin salir por más de 9 meses de su casa; tienen que enfrentar ahora las calamidades de una larga, costosa y angustiante enfermedad.

Yo también usé la tecnología para ayudar y ayudarme, pero la tecnología también me ayudó a conocer personas que, pese a todo; en los momentos más complicados me tendieron la mano para darnos, literalmente, un poco más de aire. Gracias, Claudia Rincón Pérez.

2