¿Se canceló la planta cervecera en Mexicali? Lo dudo. Opinión de @hugogonzalez1...

¿Se canceló la planta cervecera en Mexicali? Lo dudo. Opinión de @hugogonzalez1 aquí

1760
0
Compartir

En su concepto más básico, la política es el proceso mediante el cual la sociedades se organizan para tomar decisiones en beneficio de la mayoría, en ese sentido, si la mayoría no está de acuerdo con lo que decide una minoría entramos en un conflicto que se puede solucionar por dos vías, por la fuerza o por el convencimiento. Es en esta última en la que la política funge un papel trascendente para encontrar consensos para resolver los problemas.

Yo soy de los que todavía cree en los acuerdos, los pactos y las negociaciones pero siempre con transparencia, con diálogo, con apego a la ley y en favor de la mayoría; por eso, y aunque escuché a muchos colegas diciendo de manera chabacana que la instalación de la planta cervecera de Constellation Brands (CB) en Mexicali luego de la consulta popular del fin de semana se canceló, yo creo que todavía hay chance de que la planta se terminé y se inauguré.

Quienes no conocen a este gobierno de la 4T y siguen usando los mismos paradigmas de pensamiento que se utilizaban con gobiernos anteriores y creen que todo se puede o se debe solucionar como se hacia antaño. Con mi cabecita de algodón es distinto

Puedo decir sin ningún rubor que yo apoyo la idea de instalar la cervecera en Mexicali pues conozco el valor que podría tener una planta como esa en la zona y porque conozco a la empresa y no creo que su proyecto sea una maldició. Creo el gobierno solo quería era una especie de aval de la población para alcanzar nuevos acuerdos o enderezar lo chueco.

Así sucedió con el Aeropuerto de Texcoco, con la Planta Hidroeléctrica en Morelos, con los Gasoductos del Golfo y hasta con el Tren Maya. Estoy seguro que en todos los casos, incluso el de CB, el gobierno ya tenía una decisión. Me suena a que estaba en favor de la planta y lo veo con las mismas preguntas y la información presentada en la boleta de votación. Se veía un sesgo en favor del Si a la Planta al decir que «la nueva planta cuenta con los permisos y autorizaciones ambientales y administrativas necesarias para operar».

También decía que «esta planta cervecera impulsará el desarrollo económico de la región, pues requerirá de bienes y servicios, generará empleos y oportunidades de inversión en Mexicali», que «no consumirá agua adicional a la destinada a las hectáreas del distrito de riego en las que se ha instalado» y que «la empresa ha expresado un compromiso adicional de sustentabilidad con la comunidad de Mexicali».

Además la propia Comisión Nacional del Agua (Conagua) «impuso condicionantes para que la empresa regrese (en el supuesto de la operación) casi cuatro veces el volumen de agua que utilice anualmente, lo que significa que mientras la empresa usaría 5.85 millones de metros cúbicos del líquido anualmente, deberá regresar 20 millones de metros cúbicos en el mismo periodo. La empresa estaba totalmente de acuerdo con dicha condicionante».

Además coincido con el Consejo Consultivo del Agua el cual considera que «la problemática de la planta no se sustenta científicamente en temas derivados de un problema de abastecimiento de agua» para la región «y por el contrario es muy probable que esta inversión hubiera significado un mejor estado de bienestar en la región, incluyendo el acceso al agua».

El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) señala que el Proyecto no implica un riesgo para el abastecimiento o disponibilidad de agua en la región ya que el volumen anual que existe en el valle de Mexicali y en la ciudad equivale a 2.95 mil millones de metros cúbicos; mientras que la compañía sólo utilizaría 1.75 millones de metros cúbicos, es decir 0.016%.

Es más, si analizas la información dada el pasado viernes 20 de marzo por la titular de la Conagua, Blanca Jiménez Cisneros en la Conferencia Mañanera; podremos ver que indirectamente se le da la razón a CB al presentar información muy objetiva, y decir que de los 2 mil 724 millones de metros cúbicos anuales que tiene la región, 2 mil son de aguas superficiales y cerca de unos 800 de agua subterránea. Dijo que el agua subterránea está sobreexplotada, pero principalmente por la agricultura y generalmente la agricultura utiliza ocho veces más que la industria.

Como dice la directora de Conagua, «se le pidió a la empresa que entregue cuatro veces más agua, pero ahora sí comprando agua subterránea al invertir en terrenos agrícolas; entonces, esa agua se recuperaría y de esta manera se podría ir disminuyendo parte de la sobreexplotación del acuífero. Incluso, dice que Mexicali tiene un exceso de agua, tiene más de la que necesita y hasta la vende a otras ciudades.

No obstante, la titular de la Conagua, advierte que fue atendida la recomendación número uno de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre el hecho de se estaría violentando el derecho humano al agua y esa fue la razón por la cual la Conagua no había dado los permisos para seguir con la construcción.

También advierte que no hubo proceso conciliatorio, no se escuchó a las dos partes y considera que es un proceso en donde puede haber acercamientos, lo cual yo comparto y creo que es factible pues ahora con el salvoconducto de una consulta popular que abiertamente le dijo NO a la planta; el Gobierno Federal pueda negociar con CB para intercambiar el permiso por obras o inversiones visibles y palpables en beneficio de Mexicali o que le permitan llevar agua de otras partes del Estado ya sea mediante un acueducto nuevo o una planta desalinizadora. ¿Será? Yo creo que es posible

Compartir
Artículo anteriorPresentan nueva versión de la tableta ZX70, la ZX70 G2
Artículo siguienteCómo los drones contribuyen a combatir el COVID-19
Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Colaborador de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones y de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula, Columnista en el diario ContraReplica e integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca ADN40. Fue columnista, editor de Negocios y comentarista de TV en Grupo Milenio. También fue columnista y analista en El Heraldo Media Group y en Reaktor del Grupo IMER. Comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le va al América y le encanta el albur y el doble sentido. Chairo de corazón y respetuoso de opiniones diversas. Amante de México y sus mexicanos chidos.

No hay comentarios