Eduardo Ruíz Healy

Eduardo Ruíz Healy

Escrito hace 20 años pensando en hoy

0

Eduardo Ruiz-Healy (Lunes 19 de febrero, 2018)

Hace poco más de 20 años, en la edición septiembre/octubre 1997 de la revista estadounidense Foreign Affairs, el historiador estadounidense Arthur Schlesinger, Jr., en su artículo Has Democracy a Future? (¿Tiene Futuro la Democracia?), advirtió que las crecientes desigualdades en el ingreso de los pobladores de los países neoliberados podría prohijar una nueva generación de lucha de clases e inestabilidad, una posibilidad que podría conducir a un futuro totalitarismo.

Escribió entones Schlesinger: “El capitalismo incontrolado, con bajos sueldos, largas horas y trabajadores explotados, excita el resentimiento social, revive la lucha de clases, y da nueva vida al marxismo. Para desarrollarse dentro de líneas constructivas, el capitalismo debe subordinar planes y utilidades a corto plazo a necesidades sociales a largo plazo como son la inversión en la educación, la investigación y desarrollo, la protección ambiental, la extensión de los programas de salud pública, la rehabilitación de la infraestructura, la redención de la ciudad. Los capitalistas difícilmente harán estas cosas por sí solos. Las perspectivas a largo plazo exigen liderazgo público y gobierno asertivo.”

Añadió que: “El mundo computarizado implica problemas para la democracia. Mientras que la Revolución Industrial creó más empleos que los que destruyó, la Revolución de la Computadora amenaza con destruir más empleos que los que crea. También amenaza con crear nuevas y rígidas barreras de clase, especialmente entre los bien educados y los mal educados. La desigualdad económica en los Estados Unidos ha crecido a tal punto que las disparidades son mayores en los Estados Unidos igualitarios que en las sociedades clasistas de Europa”.

Y hace 20 años, el ex secretario del Trabajo Robert Reich, en la edición marzo/abril de 1998 de la revista estadounidense Mother Jones aseveró que, tratándose de los trabajadores industriales y de cuello blanco de Estados Unidos, la educación y no la globalización iba a ser el factor que mejoraría su situación. En su artículo intitulado Working Class Dogged (La Acosada Clase Trabajadora) escribió: “La clase media sigue achicándose. La vieja clase media estaba compuesta por trabajadores fabriles.  Estos están desapareciendo a un ritmo acelerado. La nueva clase media, si es que sigue habiendo una, estará compuesta por quienes realizan trabajos de servicio y soporte técnico. Para el futuro veo, tristemente, una desigualdad creciente en la economía. La educación va a ser la línea divisoria entre los perdedores y aquellos que tal vez no sean grandes ganadores, pero que por lo menos podrán sobrevivir”.

Han transcurrido dos décadas desde que Schlesinger y Reich escribieran lo que en los párrafos anteriores he transcrito. Pareciera ser que escribieron pensando en las campañas presidenciales mexicana de este año, en donde los candidatos deberán dar soluciones viables al problema que representa la tremenda desigualdad que hay en nuestro país y definirse a favor o en contra de un modelo educativo moderno que genere sobrevivientes.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

¿Y si Trump impone un impuesto a las remesas?

0

El presidente de Estados le envió hace un par de días al Congreso de su país el proyecto de presupuesto federal para el año fiscal 2018-2019 que empieza el 1 de octubre de este año. En el proyecto solicita que se le autoricen 18,000 millones de dólares para construir el muro fronterizo que prometió edificar durante su campaña electoral, obra que, según él, tarde o temprano será pagado por el gobierno de México.

Donald Trump ha reiterado que, a fin de cuentas, seremos los mexicanos los que asumiremos el costo final de una muralla que no solucionará un solo problema. Los que quieran entrar ilegalmente a estados Unidos lo seguirán haciendo, aunque con más dificultades; los que llevan drogas destinadas a los consumidores gringos seguirán con su negocio, como también mantendrán sus redituables actividades quienes traen armas a nuestro país para satisfacer las necesidades de los delincuentes, organizados o no,

Ahora bien, ¿cómo obtendrá Trump de México los miles de millones de dólares que se gastarán en el proyecto en vista de que el presidente Enrique Peña Nieto ha dicho una y otra vez que nuestro país no pagará un solo centavo?

Trump ha insinuado varias veces que podría tasar con un impuesto especial a los productos hechos en México que entren a Estados Unidos. También que podría gravar con determinado porcentaje las remesas que los siete días del año envían millones de mexicanos radicados en su país a sus parientes que viven de este lado de la frontera.

De acuerdo con el Banco de México, en 2017 estas remesas alcanzaron un monto histórico de 28,771 millones de dólares, 6.6% más que en 2016.

Supongamos que Trump decidiera gravar con un impuesto especial del 10.5% las remesas enviadas a México durante los próximos tres años que le quedan a su mandato, que estas crecieran 6% cada año y que, en caso de ser reelecto en 2020, prorrogara la vigencia de dicho impuesto hasta recuperar los 18,000 millones de dólares para luego anunciar que se los va a regresar de alguna manera a los contribuyentes de su país.

Durante los siguientes 7 años, de 2018 a 2024, tendríamos que las remesas enviadas a México sumarían los 171,916 millones de dólares, aproximadamente. El 10.5% de este monto serían 18,051 millones de dólares, el costo del muro.

Muchos dirán que gravar las remesas a México sería una locura o una arbitrariedad del presidente y el Congreso estadounidenses. Sea lo que sea, los republicanos que hoy controlan la presidencia y ambas cámaras del legislativo harán todo y más para no perder ante los demócratas en las elecciones legislativas del año entrante y en las de 2020. Ofrecerles a los electores la devolución de su dinero utilizado en la construcción del muro es algo muy atractivo.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Recordando a mi hijo Eduardo

0

Eduardo Ruiz-Healy (Martes 13 de febrero, 2018)

Hoy hace nueve años murió de alcoholismo mi hijo Eduardo Ruiz-Healy Álvarez, un hombre brillante que, pese a su enfermedad, obtuvo en 2006 la maestría en Finanzas y Desarrollo Económico por la Universidad de Glasgow.

A principios de 1995, cuando tenía 22 años, Eduardo escribió, después de escuchar un discurso del entonces secretario de Hacienda Guillermo Ortiz Martínez, lo siguiente:

“Hoy por vez primera vi que mi país está enfermo. Ante ninguna otra crisis económica me había yo parado a reflexionar en que me afectaba, al cabo ese era un problema de adultos, de mi padre, donde yo pedía y él proporcionaba.

“Tristemente, hoy reflexioné sobre el problema cuando Guillermo Ortiz, Secretario de Hacienda, expuso por televisión la situación en la que se encuentra México. Al finalizar, lo primero que pasó por mi mente superficial y ligera fue: «La disco va a salir carísima, ¿de dónde voy a sacar dinero para seguir saliendo, y cuántas veces podré salir a la semana?». ¡Qué asco!, no puedo creer que llegué a pensar esto por más de un segundo. Desafortunadamente, me doy cuenta de que no soy el único que piensa de esta manera; que nos falta conciencia de los que sucede y como ha de trascender esto en nuestras vidas. Caray, en menos de lo que dure este sexenio seremos los que tendremos familias, empleos, negocios y gente que dependa de nosotros para vivir.

“Somos privilegiados, tenemos juventud y educación en nuestras manos. Esto implica que podemos hacer un cambio, exigir y no perdonar a aquellos que causen algún daño injustificado a nuestro país. Es necesario que leamos, platiquemos, observemos, y finalmente analicemos, para poder estructurar una crítica tangible. Debemos rechazar las tentaciones e impurezas que las generaciones anteriores han dejado como una triste «costumbre» en esta cultura que tan solo hace 500 años se basaba en el honor de cada individuo para regir su vida. Si nuestra lucha es constante por hacer lo correcto y crear lo positivo, no cabe duda en mi mente que habrá grandes recompensas.

“¿Qué es de los de abajo? Si nosotros pensamos que la subida será difícil desde donde estamos parados, ¿cómo será para aquellos que no gozan ni con el sueño de estar en nuestra posición de privilegio? Ellos ni siquiera se encuentran parados; están de rodillas esperando poder comer mañana.

“Hoy me he puesto a pensar sólo para darme cuenta de lo ciego que he sido y como mi cáscara está a punto de podrirse, si no me lavo. El cambio es posible. Está en nuestras manos llevarlo a cabo y terminar con la mentalidad arcaica que tanto tiempo a podrido y dañado la bandera que con otro fin levantamos hace ya casi 200 años.”

Así pensaba Eduardo. Qué triste que no vivió lo suficiente para servir al país que tanto quería. Lo extrañaré siempre.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

México no es un Estado de derecho

0

Eduardo Ruiz-Healy (Viernes 2 de febrero, 2018)

En www.enciclopedia-juridica.biz14.com se lee esta definición de Estado de derecho: “Ente organizado jurídicamente conforme al principio de separación de poderes en el cual se reconocen derechos públicos subjetivos y se garantizan los derechos fundamentales de los ciudadanos a través del sometimiento de la Administración a la ley, cual es la expresión de la voluntad popular. Se caracteriza por: 1) división de poderes; 2) imperio de la ley como expresión de la voluntad popular; 3) reconocimiento y garantía de los derechos fundamentales, y; 4) sometimiento del Estado a la ley”.

Para World Justice Project (WJP), una organización independiente y multidisciplinaria basada en Washington, DC, que trabaja para promover el estado de derecho en todo el mundo, un Estado de derecho es aquel en el cual se mantienen los siguientes cuatro principios universales: “1) El gobierno y sus funcionarios y agentes son responsables ante la ley; 2) Las leyes son claras, publicitadas, estables y justas, y protegen los derechos fundamentales, incluida la seguridad de las personas y los bienes; 3) El proceso mediante el cual se promulgan, administran y hacen cumplir las leyes es accesible, eficiente y justo, y; 4)La justicia es impartida por representantes competentes, éticos, independientes y neutrales que son suficientes en número, tienen recursos adecuados y reflejan la composición de las comunidades a las que sirven”.

Con base en estas definiciones es claro que en México no es un Estado de derecho. La realidad también lo demuestra.

El Índice de Estado de Derecho 2017-2018 (WJP Rule of Law Index) elaborado por WJP y difundido ayer, confirma que nuestro país dista de ser el Estado de derecho que tanto presumen muchos de nuestros funcionarios.

Este índice, que puede consultarse en worldjusticeproject.org, “mide la observancia del estado de derecho en 113 países y jurisdicciones de todo el mundo en base a más de 110,000 encuestas de hogares y 3,000 de expertos… mide el desempeño del Estado de derecho en ocho factores: 1) Restricciones a las facultades del gobierno; 2) ausencia de corrupción; 3) gobierno abierto; 4) derechos fundamentales; 5) orden y seguridad: 6) aplicación de regulaciones; 7) justicia civil y; 8) justicia criminal”. Cada uno de estos factores recibe una calificación que va del 0.0 al 1.0; mientras más alta sea la calificación más se observa el Estado de derecho en ese país.

México, con 0.45 puntos, ocupa el lugar 92 de los 113 países, por debajo de Filipinas, Irán o Ghana y empatado con Sierra Leona, Liberia y Kenia.

En los ocho factores nuestro país recibe estas calificaciones: 1) Restricciones a las facultades del gobierno: 0.46; 2) ausencia de corrupción: 0.31; 3) gobierno abierto: 0.61; 4) derechos fundamentales: 0.52; 5) orden y seguridad: 0.59; 6) aplicación de regulaciones: 0.44; 7) justicia civil: 0.40 y; 8) justicia criminal: 030”.

En resumen: México no es un Estado de derecho.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Extraños compañeros de cama

0

Eduardo Ruiz-Healy (Jueves 1 de febrero, 2018)

Con tal de satisfacer su ambición de ser presidente de México, el ex priista, ex perredista y ahora morenista Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a aceptar el apoyo de quienes en algún momento de su vida política lo combatieron, lo insultaron o le hicieron trampa a él o a sus aliados políticos.

Así, vemos que unos de sus cófrades es el ex priista Manuel Bartlett Díaz, durante el gobierno de Miguel de la Madrid fue secretario de Gobernación y represor de disidentes políticos y medios de comunicación. En las elecciones presidenciales de 1988 fue el responsable de que se cayera el sistema de conteo de votos, lo cual según muchos analistas permitió fabricar los resultados electorales que le dieron el triunfo a Carlos Salinas de Gortari, quien como presidente lo hizo secretario de Educación Pública y luego gobernador de Puebla. En 2012, renunció al PRI y llegó al Senado como plurinominal por el desprestigiado PT.

Así, quien en su momento fue acusado de orquestar el fraude electoral de 1988 en contra del fundador del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas, es ahora fiel aliado de uno de los que con más coraje lo denunció hace 30 años.

El afán de ganar a toda costa de El Peje hace que acepte como aliados a quienes trataron de destruir su carrera política en 2005, cuando la Cámara de Diputados le retiro el fuero. El caso más reciente es el de la senadora Gabriela Cuevas, ahora ex panista, quien hace 13 años se burlaba del tabasqueño acusándolo de ser un violador de la ley.

Y no solo a sus antiguos enemigos políticos acepta en su redil el morenista, también a ex priistas que, como los exgobernadores de Michoacán Leonel Godoy y Fausto Vallejo, que tiene parientes muy cercanos ligados al crimen organizado. En el caso del primero, su hermano Julio César Godoy, prófugo desde diciembre de 2010, ha sido acusado de estar vinculado por con el cártel La Familia Michoacana. En el caso del segundo, su hijo Rodrigo Vallejo, vinculado con Los Caballeros Templarios, pasó ocho meses preso después de ser encontrado culpable de encubrimiento en su modalidad de delincuencia.

En su desesperada busca de aliados que mejoren sus probabilidades de ganar la elección de julio entrante, AMLO hasta le ofreció la Fiscalía General de la República a uno de sus más duros críticos, el expresidente nacional del PAN Germán Martínez Cázares, quien ayer, al escribir en el diario defeño Reforma, deja muy claro que se sintió halagado por la invitación y no aclara si la aceptó o no.

El estadista británico Winston Churchill, dijo Politics makes strange bedfellows, es decir, “La política crea extraños compañeros de cama”. Al ver con quienes se está metiendo en la cama López Obrador, no cabe duda de que tenía razón el inglés.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Una propuesta inteligente para legalizar la mariguana

0

Eduardo Ruiz-Healy (Viernes 26 de enero, 2018)

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que ayer, en Coahuila, incineró más de cinco toneladas de droga. A juzgar por las fotografías que difundió, gran parte de lo incinerado era mariguana que las autoridades han decomisado durante su transportación o en los campos de cultivo.

Esta es la quema más reciente de mariguana, droga que de acuerdo con los especialistas es menos nociva y adictiva que el alcohol.

Su incineración se realiza con frecuencia en México.

El 15 de noviembre del año pasado la PGR quemó ocho toneladas en Tepehuanes, Durango.

Antes, el 28 de octubre incineró 2.7 toneladas en Nuevo León.

En Reynosa destruyo 3.6 toneladas el 15 de junio. Menos de un año antes, el 27 de agosto de 2016, en ese mismo municipio se quemaron 7.8 toneladas.

En Hermosillo, el 16 de diciembre de 2016, la PGR destruyó con fuego 18.4 toneladas.

En agosto de 2017, la PGR informó que de enero a junio de ese año destruyó 992,104 plantas de mariguana y explicó que el combate contra los productores nunca termina porque la mariguana se vuelve a resembrar cada cinco o seis meses.

Y mientras que en México el gobierno gasta cientos de millones de pesos y pone en riesgo y sacrifica vidas de militares y policías para combatir a los narcotraficantes, en Estados Unidos felices y despreocupados consumen cantidades crecientes de mariguana.

Peor aún, en aquellos estados en donde ya se legalizó, tanto los agricultores especializados en su cultivo como sus comercializadores están desarrollando diversas variedades para satisfacer las diversas necesidades de sus consumidores. Aquí en México, la hierba se cultiva sin mayor desarrollo tecnológico que ayude a mejorar su calidad y hacerla más competitiva frente a la que se cultiva en Estados Unidos. Para empezar, la mexicana ya es menos potente y tiene menos efectos psicotrópicos que muchas variedades gringas.

Será no solo irónico sino lamentable que cuando en el vecino país sea legal importar mariguana, la mexicana no sea aceptada por los consumidores gringos, lo cual representará otra oportunidad perdida para los productores de la hierba y la economía nacional. Igual que lo que sucedió hace décadas, cuando las malas políticas gubernamentales arruinaron la industria del cacao, planta originaria del Soconusco chiapaneco, abriéndole los mercados mundiales a productores de África y Sudamérica.

Ahora bien, tal vez las cosas cambien más pronto de lo que imaginamos. Ayer, el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, sugirió que se legalice el consumo de la mariguana en los dos principales destinos turísticos de México, Baja California Sur y Quintana Roo. Lo anterior para reducir la inseguridad en esos lugares. Ojalá le hagan caso los legisladores que tienen en sus manos el poder de cambiar las cosas.

Mientras no se legalicen las drogas seguirán imperando las muerte y la violencia en casi todo el país.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

La traición e hipocresía de Gabriela Cuevas

0

Eduardo Ruiz-Healy (Martes 23 de enero, 2018)

La senadora Gabriela Cuevas traicionó a su partido, a sus ideales y a quienes creyeron en ella al anunciar el domingo pasado que abandonaba el PAN, en el que militó durante 23 años, para sumarse a otros políticos que, convencidos de que Andrés Manuel López Obrador ganará la elección presidencial del 1 de julio entrante, han abandonado a sus partidos para apoyar al tabasqueño.

Para justificar su decisión, la ahora independiente dijo: “De la misma forma en que en el año 2000 fui parte del movimiento que logró la alternancia en la Presidencia de la República, en este 2018 he decidido, con la misma convicción democrática, unirme al movimiento plural que ha convocado el licenciado Andrés Manuel López Obrador”.

La razón para justificar su traición sería creíble si en el pasado hubiera demostrado algún tipo de admiración por AMLO.

Recordemos que en abril de 2005 ella, quien en entonces era diputada local del DF, junto con otro legislador panista, Jorge Alberto Lara, pagaron sin la autorización de AMLO la fianza de 2,000 pesos que un juez le fijo para no pisar la cárcel después de que la Cámara de Diputado le retirara el fuero y un juez lo declarara presunto responsable del delito de desobediencia equiparable al abuso de autoridad.

Entonces, ambos explicaron que pagaron la fianza para evitar que AMLO ser convirtiera en un mártir de su causa. Ella dijo: “Que enfrente el juicio y la ley en libertad, ya no queremos que siga utilizando ni las instituciones ni los recursos públicos para manipular y guardar sus propios errores, mucho menos para hacer un proceso de engaño para la ciudadanía”. López Obrador califico el pago como una sucia maniobra política.

Hasta el domingo pasado, la ahora expanista criticó constantemente a quien hoy es su guía y caudillo, tildándolo de ignorante, corrupto, antidemocrático y dictatorial, entre otras cosas.

Ahora, de repente, descubrió que AMLO es bueno y acepta, con inaudita hipocresía: “Me equivoqué en juzgar a López Obrador por la figura pública que representa”.

La verdad es que no se equivocó. Lo único que hizo es irse a donde cree que tiene mejores perspectivas después de que el PAN no aceptó regalarle una diputación federal plurinominal que le permitiría seguir siendo presidente de la Unión Interparlamentaria hasta 2020, cargo que supuestamente logró con el decidido apoyo del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, de quien es cercana. Aparentemente AMLO la hará candidata sacrificando las ilusiones de quienes han sido sus verdaderos seguidores, aunque podría mandarla a competir por la alcaldía de Miguel Hidalgo si cree que el precandidato Víctor Hugo Romo no garantiza el triunfo.

La capacidad que algunos tienen para traicionar y ser hipócritas no tiene límites. Gabriela Cuevas es el ejemplo más reciente de ello.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

División del PVEM en Chiapas ayuda a Morena

0

Eduardo Ruiz-Healy (Lunes 22 de enero, 2018)

Hasta el jueves pasado, tres eran los nombres que se mencionaban como los finalistas en la carrera por la candidatura del PRI-PVEM a la gubernatura de Chiapas: Roberto Albores Gleason, Luis Armando Melgar Bravo y Eduardo Ramírez Aguilar.

El primero, de 38 años, es senador priista y, aunque no lo haya anotado en su biografía que subió a Wikipedia, es hijo del que fuera muy impopular gobernador sustituto Roberto Albores Guillén, que estuvo en el cargo de 1998 a 2000.

El segundo, de 50 años, es senador por el Partido Verde Ecologista de México y posee una amplia experiencia dentro de los sectores público y privado. Su cargo más reciente fue el de director general del canal ADN 40 de TV Azteca.

El tercero, de 40 años, era hasta ayer diputado local con licencia y presidente del PVEM en Chiapas. Antes de ser diputado fue el secretario de Gobierno durante parte de la administración del actual gobernador Manuel Velasco Coello.

El jueves pasado trascendió que el Robledo será el candidato del PRI-PVEM, aparentemente por una decisión personalísima del dueño del Verde, Jorge Emilio González Martínez, quien ignoró actual gobernador verde, Manuel Velasco Coello, que deseaba que el candidato fuera un militante de su partido y no del PRI.

La noticia causó revuelo dentro de las filas del PVEM y hasta anoche 14 de los 16 diputados locales habían renunciado a dicho partido para conformar una bancada independiente dentro del Congreso chiapaneco. Los otros 13 son: Fidel Álvarez Toledo, Jesús Arnulfo Castillo Milla, Mauricio Cordero Rodríguez, Sandra Luz Cruz Espinosa, Fanny Elizabeth de la Cruz Hernández, Limbano Domínguez Román, Viridiana Figueroa García, Ada Celia González Durán, Santiago López Hernández, Cecilia López Sánchez, Rubén Peñaloza González, Hugo Francisco Pérez Moreno, Alberli Ramos Hidalgo y Dulce María Rodríguez Ovando.

También, Ramírez Aguilar renunció a la presidencia del PVEM en Chiapas.

Todo lo anterior porque entre el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, y el dueño del PVEM, González Martínez, decidieron imponer a un priista sobre un militante del Verde. Y peor, un priista que es hijo de un impopular exgobernador.

Pareciera ser que en Chiapas ahora es necesario ser descendiente de un exgobernador para poder llegar a la gubernatura. Juan Sabines Guerrero, que gobernó al estado de 2006 a 2012, es hijo de Juan Sabines Gutiérrez, que gobernó de 1979 a 1982; Manuel Velasco Coello, el gobernador desde 2012, es nieto de Manuel Velasco Suárez, que gobernó de 1970 a 1976. Si Albores ganará la elección de julio entrante, lo cual se ve difícil, sería el tercer heredero político al hilo en ocupar el cargo.

El lío que armó el lanzamiento de Albores incrementará la posibilidad de que el próximo gobernador de Chiapas sea el morenista Rutilio Cruz Escandón, ex presidente del Poder Judicial del Estado de Chiapas.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

¿Cómo le piensan hacer?

0

Eduardo Ruiz-Healy (Martes 16 de enero, 2018)

Estamos apenas en la etapa de las precampañas en la cual los candidatos, que aún no lo son oficialmente, empiezan a prometernos que ellos sí serán capaces de resolver los múltiples problemas nacionales y locales que los actuales y anteriores gobernantes, sean presidentes, gobernadores, presidentes municipales o delegados defeños, han sido incapaces de solucionar.

Así, José Antonio Meade, el precandidato único del PRI-PVEM-PANAL a la presidencia que fue secretario de estado en las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto ofrece lograr lo que no pudieron conseguir sus dos exjefes: un fuerte crecimiento de la economía nacional y combatir exitosamente a la delincuencia para que los mexicanos podamos vivir en paz y seguros. Desafortunadamente, hasta el momento no ha explicado cómo lo lograría, probablemente porque su mensaje solo va dirigido a los militantes del PRI que de antemano todo mundo sabe que lo harán su candidato presidencial.

Por su parte, el panista que se autodesignó como precandidato único de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, promete acabar con la pobreza extrema entregándole a cada mexicano un ingreso básico mensual, sin decir de cuánto sería el mismo, y asegurando que el dinero vendría de un buen manejo de los recursos públicos. El problema es que, si dicho ingreso fuera de 1,500 pesos mensuales, su plan tendría un costo que iría de los 1.6 billones de pesos a los 2.4 billones de pesos, dependiendo de quienes recibirían dicho ingreso, y la realidad es que en las arcas públicas no existe el dinero para financiar el ambicioso proyecto.

En lo que promesas se refiere, el también autodesignado precandidato por Morena-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador, no se queda atrás. Hace unas semanas ofreció acabar con la delincuencia ofreciéndoles una amnistía a los criminales. Cuando su propuesta fue criticada por casi todo mundo aclaró que la amnistía no sería para violadores ni secuestradores, lo cual permite suponer que sí sería para asesinos, decapitadores, homicidas seriales, desmembradores de cadáveres, narcos, traficantes de armas, personas, bienes naturales y animales en peligro de extinción, saqueadores de sitios arqueológicos, pornógrafos infantiles y todos los que se dedican a las diversas modalidades del crimen organizado.

Las propuestas de los tres aspirantes que más posibilidades tienen de ser candidatos independientes a la presidencia son similares a los que han postulado los nueve partidos nacionales. Todos prometen más o menos lo mismo, pero ninguno se molesta en explicarnos, con lujo de detalles, como piensan lograr sus objetivos.

El 1 de julio entrante votaré sólo por aquellos candidatos que me convenzan sobre la viabilidad de sus propuestas. Yo deseo que cada uno me explique cómo le piensa hacer para que la economía crezca significativamente, cómo le piensa hacer para que haya una mejor distribución de la riqueza sin penalizar a los creadores de dicha riqueza, cómo le piensa hacer para ganarle al hampa y darnos seguridad.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Navarrete desmantela a dos secretarías

0

Eduardo Ruiz-Healy (Lunes 15 de enero, 2018)

La primera decisión que tomó Alfonso Navarrete después de asumir la titularidad de la Secretaría de Gobernación, el miércoles pasado, fue la de cesar a la mayoría de quienes colaboraron con su antecesor inmediato en el cargo, Miguel Ángel Osorio. La segunda fue reemplazarlos por quienes fueron sus más cercanos colaboradores, hasta ese mismo día, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Al decidir substituir a la mafia hidalguense que acompañó a Osorio por la mexiquense que ahora lo rodea a él, Navarrete desmanteló a la Secretaría del Trabajo y también a la de Gobernación. En la primera, Roberto Campa, su nuevo titular, deberá trabajar virtualmente solo, mientras que en la segunda Navarrete está rodeado por un equipo de individuos que no podrán desempeñar eficaz y eficientemente sus cargos por el solo hecho de que llegan a ellos sin la experiencia necesaria después de haber pasado años involucrados en otras actividades.

El problema que se presenta ahora es que, a menos de un año de que concluya el sexenio presidencial, hay dos secretarías de estado que carecen de los funcionarios de alto nivel que tengan la experiencia necesaria para enfrentar exitosamente los muchos problemas que se les presentarán en los próximos meses de lo que ya es un muy complicado 2018.

Por lo menos, Navarrete ratificó en sus cargos a seis funcionarios clave de la Segob. Ellos son el subsecretario de Enlace Legislativo Felipe Solís Acero, el subsecretario de Normatividad y Medios Andrés Chao Ebergenyi; el titular de la Comisión Nacional de Seguridad Renato Sales; el jefe de la Policía Federal, Manelich Castilla, el del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas; y el de la Coordinación Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

De todos los nuevos funcionarios designados por Navarrete, con la anuencia del presidente Enrique Peña Nieto, la más criticada ha sido la de Alberto Bazbaz, quien desde el miércoles es el nuevo jefe del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). Antes, se distinguió por no hacer gran cosa al frente de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, encargada de investigar las operaciones con recursos de procedencia ilícita y de terrorismo y su financiamiento, delitos que a pesar de realizarse con frecuencia poco se investigan, persiguen y castigan. En el Estado de México, durante la gubernatura de Peña Nieto, fue el procurador de justicia incapaz de resolver satisfactoriamente el caso de la niña Paulette, muerta bajo circunstancias hasta hoy no han debidamente aclaradas, lo que causó su remoción de ese cargo.

Hubiera sido mejor una sustitución paulatina y programada de funcionarios en ambas secretarías con el objeto de mantener cierta continuidad en las actividades realizadas. La velocidad con que se realizaron los despidos permite suponer que el presidente estaba sumamente insatisfecho con la labor realizada por los cesados.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Otra advertencia que golpeará a la industria turística

0

Eduardo Ruiz-Healy (Viernes 12 de enero, 2018)

El 30 de octubre de 2017 escribí aquí lo siguiente: “El 22 de agosto pasado, el Departamento de Estado del gobierno estadounidense emitió su Advertencia para Viajar en México, el cual sustituyó al que difundió el 8 de diciembre de 2016… De acuerdo con documento, solo nueve de las 32 entidades federativas son totalmente seguras para los viajeros: Campeche, Guanajuato, Hidalgo, Ciudad de México, Puebla, Querétaro, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán…La multicitada Advertencia influyó sobre miles de estadounidenses que planeaban visitar México. Tanto, que de acuerdo con un reportaje publicado en el sitio www.bloomberg.com, 35,000 reservaciones hoteleras para el próximo año han sido canceladas por personas que decidieron no venir a nuestro país, muy probablemente asustadas por la violencia que cada día se manifiesta más en destinos turísticos como Cancún y Los Cabos”.

Si la advertencia del 22 de agosto afectó gravemente a la industria turística nacional podemos suponer que la nueva también golpeará a un sector de la economía que ha crecido de manera significativa durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Existen cuatro niveles de advertencias emitidas por el Departamento de Estado: 1. Tome las precauciones normales; 2. Tome precauciones adicionales; 3. Reconsidere su viaje; 4. No viaje.

El nivel de advertencia para nuestro país en su conjunto es el 2, pero para los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas es el 4. Es decir, el gobierno gringo les está diciendo a sus ciudadanos que no viajen bajo ningún motivo a estas cinco entidades debido a los altos niveles de criminalidad. Es lógico suponer que los destinos turísticos de Guerrero, Michoacán y Sinaloa verán una disminución de turistas provenientes de EEUU, siendo el número ya bajo de por sí. A los dos restantes desde hace tiempo dejaron de visitarlos los viajeros del resto del mundo.

La nueva advertencia le otorga un nivel 3 (Reconsidere su viaje) a 11 estados: Chihuahua, Coahuila, Durango, Jalisco, México, Morelos, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas. En estos casos la advertencia señala qué lugares y bajo qué condiciones pueden ser visitados.

En los estados calificados en el nivel 2 sugiere mantenerse dentro de las zonas turísticas o ciudades principales. En algunos de ellos recomienda no utilizar el transporte público porque puede ser peligroso.

Ningún estado mexicano fue clasificado en el nivel 1, ni aún Campeche o Yucatán, que de acuerdo a las autoridades son los más seguros. En ambos, “la presencia policíaca y los servicios de emergencia son extremadamente limitados fuera de la ciudad capital”.

La advertencia de ayer afectará más a la industria turística y esto es un lujo que el país no puede darse en este año que se ve tan complicado. Ojalá que quienes integran el sector tomen las medidas pertinentes.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

La lambisconería vulgar no oculta el fracaso de Osorio Chong

0

Eduardo Ruiz-Healy (Jueves 11 de enero, 2018)

Varios políticos distinguidos, todo ellos priistas, me han comentado que les parece ridícula la manera en que los integrantes del gabinete del presidente estadounidense Donald Trump, cada vez que tienen una reunión plenaria de dicho equipo de gobierno, hablan maravillas de su jefe y dicen que es un honor pertenecer al gobierno de una persona tan extraordinaria, conocedora, inteligente, valiente, sensible como es el neoyorquino que tiene al mundo de cabeza.

Después de escucharlos les he respondido que la actitud de los colaboradores de Trump es similar, si es que no idéntica, a las de los políticos y funcionarios priistas que ensalzan exageradamente a sus respectivos jefes cada vez que se refieren a ellos en un foro público.

Para constatar lo anterior basta analizar los discursos que se pronuncian en cualquier evento que encabece el presidente de la república, o que presida un gobernador, secretario de estado, presidente municipal o funcionario encumbrado.

El caso más reciente de esta manifestación de lambisconería la vimos el martes pasado, cuando el oficial mayor de la Secretaría de Gobernación, Jorge Márquez Montes, se refirió a su aún jefecito, Miguel Ángel Osorio Chong, quien horas antes presentó su renuncia al cargo.

Entre las lindezas que dijo el funcionario destacan las siguientes: “Es un enorme privilegio trabajar en la Secretaría de Gobernación bajo el liderazgo de un hombre talentoso, de un servidor público leal, de un hombre comprometido con México y de un alguien que le ha entregado resultados a México. Es un enorme privilegio trabajar al lado de Miguel Ángel Osorio Chong…  Como [Benito] Juárez, tenía claro que el gobierno y el servicio público tienen que estar entregados día con día por la gente y por la nación… A su guía y trabajo, señor secretario, correspondemos todos los servidores públicos de la Secretaría de Gobernación”.

Desconozco si, en efecto, Osorio Chong es todo lo que Márquez Montes afirma que es. Lo que sí se es que éste fue el coordinador de asesores cuando aquel fue gobernador de Hidalgo y seguramente le debe, en gran medida, lo que hoy ha logrado en su vida.

Lo que sí me queda claro es que la lambisconería vulgar del oficial mayor no puede ocultar lo evidente: el casi ex secretario de Gobernación no es una versión contemporánea de Juárez y que en el cargo que está abandonando, para tratar de ser senador durante los próximos 12 años, no entregó los resultados que el presidente Enrique Peña Nieto y México esperaban de él. El fracaso del actual gobierno en su lucha contra la delincuencia es la mejor evidencia de que Osorio Chong, siendo el responsable de diseñar e instrumentar los programas para mejorar la seguridad pública en el país, les falló a los mexicanos.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

El costoso capricho de Trump

0

Eduardo Ruiz-Healy (Miércoles 10 de enero, 2018)

El presidente estadounidense Donald Trump está solicitándole 18,000 millones de dólares al Congreso de su país para poder costear el muro de la frontera México-Estados Unidos que prometió construir durante su campaña electoral.

Recordemos que desde que se lanzó por la candidatura presidencial dijo que era necesario construirlo para impedir que siguieran entrando ilegalmente a Estados Unidos centenas de miles de personas, la gran mayoría de ellas mexicanas, porque además de narcotraficantes su sola presencia contribuía a elevar la criminalidad en el país.

Curiosamente, han transcurrido 940 días desde que Trump dijo lo que dijo y, a pesar de que los números desde entonces lo desmentían, insiste en decir lo mismo.

En lo que al número de ilegales que ingresan a EEUU se refiere, éste ha ido descendiendo desde 2008, año en que se registraron 1,043,759 arrestos de extranjeros que pretendían entrar ilegalmente. Esta cifra ha ido disminuyendo año tras año y en 2016 llegó a 530,250 personas, un 49% menos que ocho años antes. Y no solo eso, en marzo de 2017 se realizaron únicamente 12,193 detenciones en la frontera México-EEUU, que es el número más bajo en 17 años.

O sea, que el muro no es necesario para detener el flujo de ilegales, como lo afirma Trump.

Y tampoco lo es para frenar la entrada de criminales y violadores ya que, de acuerdo con diversos estudios, está demostrado que los inmigrantes ilegales son menos propensos a cometer crímenes que la población en general y tampoco constituyen una amenaza para la seguridad nacional y la seguridad pública.

Eso nos deja con el asunto de las drogas que los ilegales llevan, según Trump, a EEUU.

La información disponible indica que gran parte de la mariguana, droga cuyo uso no mata ni causa visitas de emergencia a los hospitales, entra a EEUU en camiones o en las mochilas que llevan inmigrantes ilegales que así se hacen de dinero para pagar su viaje. Sin embargo, el 81% de las drogas de alto valor que sí son letales como la heroína, la metanfetamina y la cocaína entra por medio de elaborados y complicados sistemas diseñados por los cárteles del narcotráfico para burlar a las autoridades y cualquier obstáculo que les pongan enfrente.

Es decir que el muro de Trump complicaría el paso de las drogas, pero no lo detendría como él dice que lo haría.

Es imposible que el presidente de EEUU acepte que su propuesta de construir el muro es fallida. Está demostrado que no solo tiene una capacidad infinita para mentir sino también para mantener que sus mentiras no lo son.

A fin de cuentas, el capricho de Trump, el inútil muro fronterizo, le costará 18,000 millones de dólares a los estadounidenses, a los que pagan impuestos, porque México no pagará un solo centavo para su construcción.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Menos promesas y más explicaciones

0

Eduardo Ruiz-Healy (Lunes 8 de enero, 2018)

Sin excepción, los que aspiran suceder en su cargo al presidente Enrique Peña Nieto nos aseguran que podrán resolver exitosamente los diversos y muy complicados problemas que enfrenta el país. Hasta el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez (a) El Pony Capao, se compromete a “buscar la libertad de los mexicanos” sin explicar cuando fue que la perdimos.

Así, el no priista que es el candidato del PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade, nos promete que si él es presidente la economía seguirá siendo manejada con responsabilidad. Su problema es que los números nos indican que las economías, tanto la del país como la personal de la mayoría de los mexicanos, están hoy en peor estado que cuando empezó el gobierno de Peña Nieto. Hasta ahora Meade no nos ha explicado a los votantes las causas de tal deterioro y deberá hacerlo para tratar de convencernos de que él no es el responsable del mediocre desempeño económico del país durante la actual administración.

Por otro lado, el panista que hoy representa a su partido y también al PRD y MC en la competencia presidencial nos promete que el sí resolverá los múltiples problemas del país en caso de resultar electo el 1 de julio venidero. Su problema es que nunca ha desempeñado un cargo relevante que pusiera a prueba su capacidad y talento. Veamos: fue secretario particular de un gobernador de Querétaro, diputado local en el congreso queretano, subsecretario de Planeación Turística de la Secretaría de Turismo, diputado federal y presidente nacional del PAN. Ahora debe convencernos de que, pese a su inexperiencia, podrá con el paquete y se rodeará de un equipo que sí tenga la experiencia necesaria para ayudarlo a gobernar eficientemente.

Finalmente, el expriista y experredista Andrés Manuel López Obrador, que hoy busca la presidencia por tercera vez consecutiva como el candidato de su propio partido, Morena, y también del PT y PES, nos promete que los problemas del país serán resueltos casi milagrosamente cuando se siente frente al escritorio del despacho presidencial. Por ejemplo, nos dice que la corrupción en el país se acabará por el solo hecho de que él es honrado. Su problema es que hasta ahora no ha sido capaz de explicarnos como es que goza de un muy buen nivel de vida cuando no posee bienes materiales y ni una tarjeta de crédito a su nombre. Tampoco nos ha podido explicar como es que no se dio cuenta que entre sus más cercanos colaboradores en el gobierno defeño hubiera individuos cuya falta de honradez ha sido demostrada; entre ellos el hermano de un narcotraficante prófugo que él mismo hizo diputado federal.

Sería bueno que los candidatos nos explicaran más y nos prometieran menos.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

2018

0

Eduardo Ruiz-Healy (Martes 2 de enero, 2018)

Antes que nada, querido lector, te deseo que el año que ayer empezó sea mejor que el que recién concluyó y que puedas satisfacer los diversos objetivos que te hayas propuesto alcanzar durante los próximos 364 días.

2018 será un año complicado, por decir lo menos. Tanto en México como alrededor del mundo todos experimentaremos, en mayor o menor grado, los efectos de una complicada realidad económica y política.

En lo que a la economía se refiere y de acuerdo con las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), las cosas seguirán mejorando y el producto bruto mundial (PBM), que creció 3.6% en 2017, aumentará 3.7% en 2018. Las economías avanzadas crecerán 2.0% en promedio mientras que las economías emergentes y en desarrollo crecerán 4.9%.

Desafortunadamente, la economía de nuestro país apenas crecerá 1.9%, lo que significa que la mayoría de los mexicanos enfrentaremos problemas económicos que se complicarán más debido al aumento en la tasa inflacionaria, a la escasez de recursos públicos ocasionada por una baja en la recaudación fiscal, a la eventual cancelación del Tratado de Libre Comercio de América Latina por parte del presidente Donald Trump y a la incertidumbre que desde ahora genera la elección del próximo presidente de la república.

En 2018 la mayoría de nosotros deberemos apretarnos el cinturón. Ojalá que también lo hagan los funcionarios que, pese a las crisis recurrentes que han afectado a la economía nacional, nunca han mostrado estar dispuestos a apretarse los suyos.

La situación política en el mundo no será nada fácil en el año que empieza. La guerra de palabras entre Trump y Kim Jong-un podría llegar a mayores si el dictador norcoreano insiste en seguir lanzando misiles balísticos de largo alcance, detonando armas nucleares y amenazando con atacar a Estados Unidos y sus aliados. Trump seguirá causando turbulencia internacional debido a las heterodoxas políticas que ha decidido imponer sin que le importe dañar las relaciones con sus socios y aliados.

En México la atención pública se centrará en las elecciones del 1 de julio, en donde los votantes elegiremos a un nuevo presidente, nueve gobernadores, 1,596 presidentes municipales y 16 alcaldes en la CDMX, entre otros.

La elección presidencial será la más reñida desde la de 2000 y hoy es imposible pronosticar quien será el sucesor de Enrique Peña Nieto. En los estados es muy probable que Morena gane sus primeras gubernaturas. Todas las campañas serán sumamente sucias, con un uso amplio de redes sociales que servirán para trasmitir mensajes de los candidatos y noticias falsas sobre ellos mismos, lo que generará aún más confusión y enojo entre los votantes.

2018 será un año complejo y difícil pero nunca aburrido. Habrá temas de sobra para analizar y discutir.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

Empezó la guerra y va a ser sangrienta y sin cuartel

0

Eduardo Ruiz-Healy (Viernes 22 de diciembre, 2017)

San Antonio, Texas.- La guerra sucia entre las diferentes coaliciones que buscan ganar la presidencia de la república ya empezó. Será sangrienta y ninguna de las partes aceptará tomar prisioneros; una guerra total, de exterminio, y el ganador será aquel que quedé de pie después de dar y recibir fuertes golpes.

El vencedor podría parecerse a Pirro, el gran general griego que es famoso por haber dicho, después de vencer a los romanos en una batalla en la cual perdió a 3,500 hombres contra los 6,000 de su enemigo, que con otra victoria como esa estaría acabado o vencido. O sea, el próximo presidente de México podría ser el vencedor de una guerra pírrica en la cual la victoria le haya costado tanto que le sería difícil gobernar.

Durante la semana que termina, en la cual los precandidatos a la presidencia supuestamente dirigen sus mensajes solamente hacia los militantes y simpatizantes de los partidos que los han postulado, ya hubo un intercambio indirecto de palabras entre los tres.

Todo empezó en Campeche, cuando José Antonio Meade sugirió que sus adversarios se sometan a exámenes físicos, psicológicos y toxicológicos que avalen que gozan de una buena salud para desempeñar un cargo que exige tanto, física y mentalmente, de quien lo desempeña. La propuesta, que en principio me parece estupenda, podría haber estado dedicada a Andrés Manuel López Obrador, quien hace justamente cuatro años sufrió un infarto agudo al miocardio que requirió que permaneciera hospitalizado más de una semana en Médica Sur, el lujoso hospital cuyos servicios solo están al alcance de los pirruris güeros que tanto critica. Desde entonces, mucho se ha especulado sobre su salud y hay quienes aseguran que el infarto no fue cardiaco sino cerebral, lo cual explicaría que a veces su forma de hablar sea lenta y hasta confusa.

El panista Ricardo Anaya respondió que con gusto se haría los exámenes pero que Meade primero debería hacerse un examen de consciencia por el gravísimo daño que los priistas le han hecho a México, por ineficaces, corruptos y particularmente por el escándalo de presuntos desvíos, refiriéndose a los 250 millones de pesos que el gobierno del prófugo exgobernador priista de Chihuahua, César Duarte, supuestamente desvió de la tesorería estatal hacia las campañas realizadas por el PRI en Chihuahua y Durango en 2016.

AMLO confesó que es hipertenso y que cada mañana toma un coctel de pastillas para controlar su condición. Luego le pidió a Meade que mejor explique cómo y por qué decidió el gasolinazo de enero pasado.

Las guerras suelen empezar con pequeñas escaramuzas y después caen las bombas. La primera de éstas ya cayó y es el asunto de los 250 millones de pesos, escándalo que afectará aún más a la deteriorada imagen del PRI.

Sitio web: ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy

close

Log In

Forgot password?

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.