Envía Ejecutivo a Congreso Iniciativa para Desaparecer Horarios de Verano  

Envía Ejecutivo a Congreso Iniciativa para Desaparecer Horarios de Verano  

julio 6, 2022 Desactivado Por Edgar Amigón Dominguez

El gobierno federal envió a La Comisión Permanente del Congreso de la Unión una iniciativa para eliminar los cambios de horario estacionales en el territorio nacional, con excepción de los municipios ubicados en la frontera norte.

En el documento se propone abrogar la Ley del Sistema de Horario en los Estados Unidos Mexicanos publicada el 29 de diciembre de 2001 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y el Decreto por el que se Establece el Horario Estacional que se Aplicará en los Estados Unidos Mexicanos, publicado el 1 de marzo de 2002 en el DOF, y sus subsecuentes reformas.

De acuerdo con el documento se establece el horario para todo el país con base en los diferentes husos horarios reconocidos en el territorio nacional, conforme a los acuerdos tomados en la Conferencia Internacional de Meridianos de 1884, que determinó el meridiano cero.

“Implementar como horario estacional únicamente el determinado para los municipios comprendidos en la zona fronteriza norte, de conformidad con la zona a la que pertenezcan”, de acuerdo con la iniciativa.

En cuanto a la Salud, la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador dice que después de tres décadas de aplicación del horario de verano, en todo el mundo se ha tenido que aceptar que sí produce afectaciones a la salud de las personas.

De acuerdo con fuentes científicas, citadas por la Secretaría de Salud del Gobierno Federal, la implementación periódica de horarios estacionales afecta a la salud pública a corto, mediano y largo plazos:

Concretamente, la población de niñas, niños y adolescentes sufre trastornos en la conciliación del sueño por la noche, lo que aumenta la presencia de somnolencia diurna sobre todo durante las primeras semanas de adaptación al horario estacional.

Este hallazgo fue confirmado mediante análisis de diarios de sueño, que reportaron una pérdida de sueño aproximada de 27 minutos por noche.

“Asimismo, el esfuerzo que realiza el cuerpo humano para adaptarse al cambio de horario estacional puede afectar la salud cardiovascular de la población, pues se ha comprobado una asociación entre el horario de verano y el aumento de la aparición de infarto agudo al miocardio. Está demostrado que la falta o reducción del tiempo de sueño se relaciona con aumentos en el tono simpático y los niveles de catecolaminas en la sangre”, de acuerdo con la propuesta del jefe del ejecutivo, que fue turnada a la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.

Por su parte, la Sociedad para la Investigación de los Ritmos Biológicos afirma que la implementación del horario de verano genera desequilibrios en el reloj biológico cuando el reloj social deja de ajustarse al reloj solar. Por esto, resulta importante que los gobiernos puedan fijar horarios estándar que no generen desequilibrios a los ritmos biológicos de la población.

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtió que el cambio de horario produce alteraciones mayores en algunos grupos de personas, especialmente en quienes tienen una estructura biológica y psicoemocional poco flexible, así como en personas que realizan actividades en horarios rígidos.

Entre esas alteraciones, mencionaba somnolencia, irritabilidad y dificultades en la atención, la concentración y la memoria.

En cuanto a la afectación económica, el documento señala que además del impacto en el ahorro de energía y la salud de las personas, diversas instituciones han realizado estudios sobre los efectos del horario de verano en otros aspectos sociales y económicos, como la agricultura, la ganadería, la industria, el comercio, la educación, la familia, el medio ambiente y la seguridad pública.

Sus resultados varían según la actividad y el lugar. Sin embargo, además de la percepción de afectación de la salud, algunos estudios destacan su impacto negativo en los hábitos de niñas y niños, así como en la posibilidad de que se incrementen los niveles delictivos, debido a la necesidad de salir del hogar en la oscuridad, sin el suficiente transporte ni mayor vigilancia.

Respecto a la Opinión Técnica Relativa a la Aplicación del Horario de Verano en el Territorio Nacional, emitida por el Instituto de Geografía de la UNAM, se plantean tres aspectos importantes con relación al tema:

1. Si bien existen diferencias de disposición de luz solar entre verano e Invierno, la distancia entre los horarios “naturales” en el territorio mexicano es escasa en una misma estación. En los países de latitudes altas, cercanos a los polos, en el verano, los días tienen una mayor duración, por lo que amanece más temprano y anochece más tarde, mientras que en el invierno, los días se acortan significativamente, lo que no ocurre en el centro y sur de nuestro país, donde estas diferencias no son marcadas.

“…la hora física, es decir, la elevación verdadera del sol en cada punto dentro de una misma zona, es distinta conforme se aleja del meridiano central correspondiente. Esto significa que cuando el sol se encuentra directamente encima del meridiano central, en el extremo este de la zona el sol habrá estado en su máximo media hora antes, y que en el extremo oeste, aún falte media hora para que alcance el cénit.

De la misma manera, cuando amanece en el meridiano central, en el extremo este habrá amanecido media hora antes, en tanto que en el extremo oeste aún faltarán 30 minutos para el amanecer. La elevación del sol es muy similar en los límites de zonas adyacentes, aun cuando administrativamente tengan asignadas horas distintas.

Considerando hipotéticamente que no se aplicara el horario de verano en el país, cuando en la Ciudad de Mérida la hora del centro corresponde a las 06:00h (12:00 UTC), el amanecer aparente ya habrá ocurrido a las 05:18; un habitante de la Ciudad de México cuyo reloj Indique las 06:00 hora del centro, estará experimentando condiciones de iluminación y temperatura correspondientes a las 05:19h (diferencia de 41 minutos); en tanto que en la ciudad de Guadalajara las condiciones serán las que físicamente corresponden a las 05:04 (56 minutos de diferencia).

Con la aplicación del horario de verano vigente actualmente, existiría un desplazamiento de una hora adicional. En estas condiciones el habitante de Mérida saldrá de su hogar a las 11:00 UTC y comenzaría actividades fuera de su vivienda bajo condiciones físicas correspondientes a las 05:00, el de la Ciudad de México a las 4:19 y el de Guadalajara a las 4:04.

16