Luchas Obreras del Pasado Mejoraron Condiciones Laborales; Corresponde Ahora a Sindicatos Ampliar los derechos, STPS

Luchas Obreras del Pasado Mejoraron Condiciones Laborales; Corresponde Ahora a Sindicatos Ampliar los derechos, STPS

abril 29, 2022 Desactivado Por Edgar Amigón Dominguez

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde Luján, reconoció que las luchas obreras del pasado lograron mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, por lo que hizo un llamado a las nuevas dirigencias sindicales a seguir por ese camino para lograr ampliar los derechos colectivos.

“Por ello, nos toca hacer ver a las nuevas generaciones de trabajadores que los derechos laborales actuales, como el aguinaldo, las vacaciones, el salario mínimo, la jornada laboral de 8 horas, no cayeron del cielo ni fueron concesiones gratuitas de los poderosos, por el contrario, son fruto de las luchas colectivas del pasado, y que las luchas colectivas que hoy nos propongamos serán los derechos del mañana”, manifestó.

Al ofrecer la conferencia “Implementación de la Reforma Laboral, una responsabilidad de todos”, en el foro El Movimiento Sindical y la Reforma Laboral, Desafíos para la transformación del mundo del trabajo, la encargada de la política laboral del gobierno se refirió a la reforma laboral, la cual dijo:

“Es la oportunidad inmejorable para recuperar la identidad del movimiento sindicalista mexicano, de amplia solidaridad, y convencer a las generaciones que unidos son más fuertes para reducir las desigualdades y construir los derechos laborales del futuro.

Destacó que un movimiento que se caracterice por su solidaridad con las causas de otros trabajadores, con los que más necesitan que sean defendidos y con los que no están sindicalizados, como el sector de servicios, de la construcción, los jornaleros, requieren de un movimiento sindical fuerte para poderlos proteger”, subrayó.

En el encuentro, organizado por instituciones académicas y la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Alcalde Luján explicó que estamos viviendo una oportunidad ideal para renovar el pacto sindical, que permita revitalizar la negociación colectiva como la vía para corregir los desbalances entre el capital y el trabajo y conseguir mejores condiciones de ingreso para todos los trabajadores y las trabajadoras.

“Un pacto en el que las diferencias entre sindicatos y al interior de estos, se diriman, pero a través de la vía democrática, en el cual, ya no gobiernos, ni empresas metan las manos para poder cargar la balanza de un lado o de otro, y sean exclusivamente los trabajadores quienes decidan a través del voto sobre el rumbo y el futuro de sus organizaciones”, abundó.

Así que la propuesta es -dijo- que hagamos una causa común, preparar la fuerza laboral ante los cambios dramáticos que supone el mercado laboral, las nuevas realidades en el mundo del trabajo, los diferentes tipos de formas de contratar, el uso de tecnología, contribuir a erradicar el acoso y la violencia laboral, reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, entre otras transformaciones.

“Estamos ante un escenario ideal para avanzar con paso firme, en una agenda laboral que, por muchas décadas, estuvo relegada por gobierno que solo volteaban a ver la parte patronal, para nadie es una noticia nueva que la política laboral se definía en los despachos de los abogados patronales. Sin embargo, por más cambios legales, creación de instituciones de avanzada, tecnologías que vayamos incorporando, la razón de ser de la reforma laboral no se va a concretar del todo en tanto los sindicatos y los trabajadores no se apropien de ella”, expresó.

En este sentido, recordó que en la reforma laboral se contempla el proceso de legitimación de contratos colectivos, que permite terminar la gran simulación contractual del país y abre una gran oportunidad para que los sindicatos retomen su papel en la representación laboral.

El gran reto sindical es volver atractivo el derecho de asociación entre los trabajadores más jóvenes y quienes se van incorporando a la economía para asegurar el largo plazo y la sostenibilidad de las organizaciones, y solo pasará si se demuestra en los hechos su utilidad, concluyó.

63