enero 21, 2022

Como evitar el estrés laboral este 2022

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay


Con el fin de las fiestas y el inicio de un nuevo año es inevitable el retorno a las actividades cotidianas; y una de las circunstancias que más estresan a las personas es el regreso a las oficinas; sobre todo para quienes se someten a jornadas llenas de estrés en el ámbito laboral. Consciente de eso, el propósito de Babbel, la plataforma de aprendizaje de idiomas enfocada en conversaciones cotidianas; es crear un entendimiento mutuo a través del lenguaje para poder lograr un ambiente laboral más sano e inclusivo; evitando de esta manera situaciones estresantes.

Además, construir un lugar de trabajo mentalmente saludable se basa en la concientización; la educación; los métodos preventivos; la reducción de los factores de riesgo relacionados con el trabajo y el apoyo.

Para Babbel la tecnología también puede convertirse en una fuente de estrés laboral, especialmente en entornos de trabajo remoto. Trabajar desde casa no significa reaccionar inmediatamente a cada mensaje que se recibe. Por eso la buena comunicación es fundamental. Que los empleados notifiquen sus horas de trabajo para que todos sepan cuándo estarán disponibles; que establezcan franjas horarias para las reuniones en sus calendarios mientras bloquean el tiempo para el trabajo enfocado ininterrumpido o para los descansos; evita cometer malentendidos y equivocaciones o sobrecarga de tareas, fomentando una buena práctica laboral y evitando situaciones de estrés.

Los diferentes factores estresantes requieren diferentes prácticas; ya que no existe una estrategia universal; y se deben considerar soluciones específicas para cada fuente de estrés en el ámbito laboral o en diferentes tipos de negocios o industrias. De este modo Babbel nos comparte algunas estrategias para que empleados y jefes aseguren un lugar de trabajo saludable; con un ambiente de conexión, entendimiento y cuidado mutuo:

Estrategias para empleados
Pedir aclaraciones sobre metas y expectativas:

Una fuente bien conocida de estrés laboral es tener metas y expectativas poco claras. Para abordar este problema, puede ser útil hablar con su jefe. En algunos casos, también se pueden establecer objetivos juntos y luego poder discutir las estrategias para lograrlos; y el momento y las formas en que se monitorean o evalúan.

Aprender a manejar las críticas:

Una cultura corporativa basada en la retroalimentación continua es importante porque brinda a los empleados la oportunidad de mejorar su desempeño. Tanto los comentarios positivos como los negativos representan una oportunidad de crecimiento. Sin embargo, algunas personas tienden a ver el negativo como un ataque, lo que genera una situación de estrés y descontento. Entonces, ¿cómo gestionar y aprender de las críticas?

Si la la retroalimentación no es lo suficientemente específica, no temer hacer preguntas para comprender mejor. Entonces se debe tratar de no tomarlo como algo personal; recordando que los errores pueden ocurrirle a todo el mundo y que la crítica suele estar dirigida al trabajo y no a la persona. También debemos evitar las excusas y las actitudes defensivas, pero al contrario proponer un plan de acción para mejorar.

Planificar y priorizar:

Planificar el trabajo puede reducir considerablemente el estrés laboral. Es aconsejable establecer siempre plazos realistas. Muchas veces, de hecho, si una actividad no tiene un plazo, se deja de lado o, en ocasiones, incluso se olvida. Otro elemento fundamental es aprender a priorizar las distintas tareas; evaluando la importancia de cada una de ellas en función de los objetivos o metas a alcanzar. Simplemente se puede usar un planificador semanal, una lista de tareas pendientes o, para una carga de trabajo más considerable, software de administración de tareas.

Tomarse un tiempo para desconectarse:

Especialmente en este período en el que muchos todavía trabajan desde casa; la línea entre el trabajo y la vida privada es cada vez más estrecha. Sin embargo, es fundamental al final de la jornada laboral relajarse y desconectar; sin pensar en el trabajo ni consultar los correos electrónicos en el teléfono móvil. No descansar nunca puede generar un nivel de estrés muy alto, que no beneficia ni a la persona involucrada ni a la empresa. No olvidar utilizar los días de vacaciones o tomar descansos diarios de vez en cuando.

Imagen de mohamed Hassan en Pixabay
Estrategias para jefes
No dejarse atrapar por el perfeccionismo:

Al contrario de lo que se podría pensar, ser perfeccionista puede causar bastantes problemas en el lugar de trabajo. Hacer todo perfectamente a menudo es poco realista, especialmente en un trabajo muy dinámico y agitado. Un truco para evitar la trampa del perfeccionismo es tomarse el tiempo para felicitarse por sus resultados; tratar de desviar la atención a los aspectos del trabajo con los que está satisfecho cuando nota un error y fijarse metas realistas.

Establecer una relación de estima y confianza con el equipo:

Los niveles de estrés laboral pueden aumentar cuando no hay confianza y respeto mutuo con las personas con las que se trabaja todos los días. Por ello es recomendable implementar estrategias para crear un ambiente de trabajo de respeto y confianza. Una estrategia es solicitar comentarios continuos sobre las habilidades de liderazgo, tomando en serio las opiniones de los demás sobre cómo ser un mejor jefe. También se debe tener en cuenta las diferentes personalidades del equipo; y ser consciente de que no existe una forma universal de comunicarse o acercarse y alentar a los empleados.

No tener miedo de delegar: 

Los jefes deben poder delegar algunas de sus funciones a otros miembros del equipo. De hecho, lo importante es tener una visión general sin tener que estar en control de cada pequeño detalle; ya que supondría tener una carga de trabajo inmanejable. Delegar también significa confiar en el equipo, creando así un ambiente positivo donde los empleados se sientan satisfechos y valorados.

Promover el equilibrio entre la vida laboral y personal:

Crear una cultura y ética laboral que apoye la vida fuera del trabajo y dar ejemplo; es uno de los factores más importantes para reducir el estrés laboral dentro del equipo y para los propios jefes. De hecho, los jefes tienen la tarea de ofrecer un modelo a seguir positivo cuando se trata de hábitos buenos y saludables.


Para conocer más noticias sobre tecnología, negocios, política u otros temas de tu interés, visita este enlace

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

close