Metaverso, ¿el universo virtual más cerca que nunca?


Obras de ficción como Ready Player One, Neuromante, Hyperion o Upload llevan décadas presentando universos virtuales que de forma invariable tienen un impacto enorme en el mundo físico; ya sean las incognoscibles deidades artificiales del universo de Hyperion, la vida virtual tras la muerte de Upload o los mundos de evasión de Ready Player One, en todas estas obras se presenta un futuro más o menos cercano en el que una buena parte de la actividad de los seres humanos, o de las IAs llamadas a sustituir la hegemonía de la humanidad (Elon Musk ya dijo hace no demasiado que desarrollar Inteligencias no humanas era como invocar al demonio), se lleva a cabo en un universo que no por virtual resulta menos real, al fin y al cabo ¿cómo negar la realidad de algo que tiene un impacto tan grande en nuestro mundo físico?

La apuesta de Zuckerberg

El cambio de Facebook a Meta no significa solamente un cambio en la imagen corporativa de una de las tecnológicas más valiosas del mundo, sino que puede decirse que simboliza la apuesta del fundador de la popular red social por la creación de todo un universo virtual, que de llegar a materializarse y en caso de conseguir llegar los primeros, supondrá un mercado de un valor incalculable, al fin de al cabo el metaverso aspira a llegar a todos los rincones de nuestra vida; desde el trabajo hasta el ocio, de tal forma que en un futuro más o menos cercano sea común conectarse al metaverso para acudir a su puesto de trabajo, o acudir a la casa virtual de unos amigos para disfrutar de una sesión de juegos de mesa o cine.

Y por supuesto también es muy probable que se convierta en un espacio en el que realizar todo tipo de inversiones, igual que en este mundo un trader puede comprar acciones en cualquiera de sus múltiples formas.

La economía del metaverso

Es más que probable que en el metaverso la economía guarde similitudes con la economía del mundo físico, y por lo tanto no sólo se va a mover en base al trabajo, sino también en base a la inversión y a la especulación, y podrán encontrarse tanto buenas oportunidades como estafas, así que habrá que manejarse con las mismas precauciones.

También existirán objetos y parcelas virtuales muy valiosos, y esto no es ninguna especulación, ya que son varios los ejemplos de objetos, personajes o skins de videojuegos que se han vendido por pequeñas fortunas, así que la riqueza en el metaverso y en el mundo físico no serán ni mucho menos algo incompatible, y el que tenga dinero en el uno, lo tendrá en el otro, de igual forma que las grandes empresas de nuestro mundo lo seguirán siendo en el metaverso.

El impacto del metaverso en la economía tradicional

Las empresas que como Meta consigan posicionarse ventajosamente en el metaverso probablemente consigan grandes beneficios, a pesar de lo cual también estarán asumiendo grandes riesgos al menos en el principio, ya que los comienzos suelen ser difíciles y los pioneros no siempre ven recompensados sus esfuerzos y ambición.

Para poder experimentar en toda su plenitud lo que el metaverso puede ofrecer a los usuarios se crearán todo tipo de complementos, de hecho Meta ya está desarrollando un traje que permita sentir el universo virtual, pero adicionalmente llegarán todo tipo de gadgets que permitan una inmersión mayor, así que las empresas de periféricos tendrán un gigantesco nicho de mercado que explotar. Además todo tipo de anunciantes comprarán espacios para promocionarse, e incluso es muy probable que las entidades públicas abran delegaciones e incluso se creen embajadas y consulados para que los países puedan atender a sus ciudadanos, al fin y al cabo internet no deja de ser global, así que es de esperar que en él se relacionen personas de todo el mundo.

En caso de que se quiera apostar por estas empresas se pueden comprar sus acciones en bolsa de la manera tradicional, o, si se desea, también se puede especular con el resultado abriendo posiciones en una plataforma de trading online, eso sí, siempre que se hayan revisado las reseñas de brókeres regulados en Sudamérica, y se sea muy consciente del riesgo de invertir con apalancamiento y de las diferencias en los riesgos de invertir en mercados alcistas o bajistas.


close