China restringe el uso de energía y afecta la producción de componentes

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay


Actualmente China enfrenta una crisis y escasez de carbón para producir energía. Por ello su gobierno ha decidido implementar regulaciones más duras para modificar el consumo de energía en su territorio y así favorecer al medio ambiente.

Para ser más eficiente, China ha comenzado cortando la luz de forma intermitente en fábricas y zonas residenciales. Esto genera un impacto notable para los trabajadores y residentes de esas zonas, pero también a nivel global. Sobre todo porque esos cortes reducen de forma severa la capacidad de producción china.

Además China ha tomado estas medidas para evitar que las fábricas superen los límites de consumo que Pekín impuso para promover la eficiencia energética. Según expertos en economía y medioambiente, los fabricantes han consumido su cuota energética más rápido de lo que habían previsto. Sobre todo por la demanda tras la pandemia.

Un impacto a la economía china

China es uno de los países más contaminantes del mundo. El presidente de la República Popular China Xi Jinping asume su compromiso y se esfuerza para lograr controlar las emisiones.

Sin embargo la situación es todo un reto, sobre todo para el Partido Comunista Chino; hoy se enfrenta a una de las épocas más difíciles. Debido a la pandemia, la demanda de chips y productos en todo tipo de industrias aumentó considerablemente.

Además estas medidas representan un impacto enorme para la economía china. La previsión de crecimiento económico ha bajado del 5.1% al 4.7% respecto al año anterior.

Estas regulaciones afectan a Apple y otras tecnológicas
Imagen de nanoslavic en Pixabay

Debido a las restricciones de China en el uso de energía, muchas compañías han suspendido su producción de componentes. Esto afecta a empresas tecnológicas importantes como Apple y Tesla, quienes miran su cadena de suministros con preocupación.

Las compañías chinas que fabrican componentes para sus productos han pausado la producción durante algunos días. Unimicron Technology ha parado operaciones en tres de sus subsidiarias en China desde ayer y hasta la medianoche del próximo jueves. Por otro lado, Concraft frenará sus actividades hasta el jueves a medio día; mientras, Eson Precision dejará de producir hasta el viernes.

Todas las empresas anteriores han empezado a tomar medidas para cumplir con las demandas y su compromiso con grandes marcas como Apple.

Unicrom han dicho que compensarán la producción de placas de circuito impreso con una mayor producción en el resto de sus plantas. Concraft, en su caso, apostará por utilizar el stock disponible para atender la demanda de componentes utilizados en las bocinas del iPhone.


Para conocer más noticias sobre tecnología, negocios, política u otros temas de tu interés, visita este enlace

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ 


close