in

Adeu Messi y el llanto deportivo de @MasQue3Puntos

  •  
  •  
  •   
  •   
  •  
  •  

El domingo Messi se despidió del Barcelona, poco más hay que decir, entre lágrimas, fotos y risas, el 10 blaugrana colgó la playera y dejó un vestidor al que llegó hace casi 20 años para convertirse en el mejor jugador de la era moderna. Nada más.

Ahora el destino parece reunirlo con Neymar en París, poca cosa, sin embargo desde España se dice que los directivos del Barcelona han mandado una serie de documentos a la corte francesa para poner freno a esa operación. La ardidez a todo lo que da.

En lo que son peras o manzanas, los futboleros debemos agradecer poder ver y disfrutar a cracks de esta envergadura, Cristiano Ronaldo también se apunta a la mesa, pero ninguno de los dos está a la altura de mi Iniesta, ahí sí, cuadrense todos.

SE APAGÓ LA FLAMA

El domingo parece ser que fue un día de despedidas, no un adiós definitivo, sino de un hasta luego, vivimos la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos, una justa que nos recordó la vital importancia de los deportes, de la competencia justa y de que no importan colores, sabores ni olores.

Mención destacada merecen los voluntarios, más de 70 mil quienes hicieron posible lo imposible; por su parte, los deportistas lograron cosas imposibles, gestas únicas y marcaron una competencia que difícilmente podremos olvidar, en especial por el contexto en que se dio.

Yo me voy con una cosa, los refugiados, tanto han sufrido, no solo el abandonar su país, sino dejar atrás lo que son, sus raíces e identidades por una mejor calidad de vida o por simplemente poder vivir, que viven marginados, con xenofobia, incomprendidos y menospreciados; pero hoy eso se acabó, dieron glorias, alegrias, orgullo, respeto a sus nuevos países, dieron medallas, rompieron récords y eso, eso jamás se deberá olvidar, que quede claro, nadie deja su país nada más porque sí.

GOBIERNO NEFASTO

Ya que hablamos de los Juegos Olímpicos, mención especial merece la sobresaliente participación de la delegación mexicana, y no lo digo con sarcasmo o ironía, lo digo en serio, la mayoría son top mundial.

Sin embargo, la extraordinaria (ahora sí, todo el sarcasmo del planeta) gestión de Ana Gabriela Guevara al frente de la CONADE es de pena ajena; una administración marcada por el escándalo, por la pifia y por los nulos resultados, si este gobierno quiere dejar un precedente histórico, esa mujer hoy tendría que estar despedida, comparecer ante las autoridades y hasta en una de esas, terminar el sexenio en el bote, así de fácil.

Una verguenza mundial fue lo que ella encabezó; no cabe duda que talento hay, que los deportistas mexicanos tienen la mentalidad y la capacidad de competir, así lo demostraron, pero los dirigentes, ese cáncer llamado política hace que se pasen penas, que se hagan ridículos.

Insisto, Guevara y muchos presidentes de federaciones deberían rendir cuentas, que expliquen qué pasó con los recursos y porque cuatro bronces representan la peor participación mexicana en lo que va del milenio. De que son históricos, que ni duda haya.

Únete a la conversación.

FB: Más Que 3 Puntos
Twitter: @MasQue3Puntos
Instagram: masquetrespuntos


Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta.


  •  
  •  
  •   
  •   
  •  
  •  

Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

13 Puntos
Upvote Downvote

Otorga el IFT libertad tarifaria a Telmex-Telnor en 52 mercados

Problemas con olor a gas, por @Dan_Callejas