in , , , , ,

El espacio de los millonarios y… las becas, por @lupitaromero


El espacio de los millonarios y… las becas

Del tema hablamos ya hace varias semanas, de cómo la carrera espacial ahora parecía ser solo cosa de millonarios y se alejaba de la gran batalla que desde los 50, en el siglo pasado, libraban las grandes potencias (Estados Unidos y la Union Soviética, sumándose unas décadas después algunos países orientales) por el desarrollo y la sed del descubrimiento sideral.

Ayer, la nota fue revitalizada por el lanzamiento, por unos minutos, al espacio de Jeff Bezos, fundador de la multimillonaria plataforma Amazon, quien siguió al primer lanzamiento del que también pudo pagar por el hecho histórico Richard Branson (creador de la firma Virgin Galactic), apenas unos días atrás.

Bezos y su hermano, Mark fueron llevados a espacio que querían compartiendo asiento con un joven que recién cumplió su mayoría de edad y cuya familia le pagó el costoso viaje, además, claro, del piloto de la nave, un veterano (otra de las diferencias solicitadas por Bezos).

Sin importar que, como me compartió un conocedor, los 11 minutos en el espacio apenas les alcanzó para salir de la atmósfera, “es como bucear 30 metros sin equipo por 1 minuto y creer que ya eres un explorador marino”, me dijo y agregó: “no veo más avance respecto a lo logrado en los primeros viajes de Yuri Gagarín y John Glenn, ellos, aunque salieron de la atmósfera, lo hicieron más lejos, y dieron seis vueltas a la tierra”.

Algunos millonarios más ya se apuntan para vivir la experiencia, que es solo eso y pruebas de los alcances espaciales; otros tantos, aunque quieran, ya manifestaron que sus familias lo impiden.

Recuerdo una escena con la familia Slim hace unos 15 años, de la cual fui testigo silencioso (cual suerte de periodista), en donde uno de los hijos del ingeniero intentó subirse a un auto de carreras en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y una mano divina lo jaló y reprendió sobre el riesgo que significaba y el costo que tenía su vida. Eso mismo, piensan algunas familias de los magnates a los que seduce el poder… el poder viajar a las estrellas.

El dinero va y viene…

A Bezos le seguirá Elon Musk, líder del mercado de vehículos eléctricos y fundador de SpaceX, firma contratista de la NASA y que ya tiene experiencia en el envío de astronautas al espacio. Entre los que seguiremos siendo mundanos la envidia o nuestro siempre presente ser crítico (sí ajá) nos hará cuestionar sobre la posible sinrazón que canaliza los caprichos de quienes pueden pagar y la posibilidad de aportar algo bueno a la humanidad.

Como dice mi vecina: -Y mientras… tanto niño sin tener sopa en la mesa-. Y los defensores del progreso responderán: “alguien lo tiene que pagar”.

Lo cierto es que hay apoyo, el impulso se observó también fuera de los inversores y millonarios pagadores de la experiencia. En México, ayer, Mercado Libre promovió los lanzamientos espaciales, en particular el de Bezos con ofertas para sus usuarios.

Durante el viaje del fundador de Amazon, a lo largo de los breves minutos que duró, la marca de comercio electrónico puso en oferta diversos productos con envío gratis y con una promesa de entrega de menos de 24 horas. Es decir, quien apoya la carrera millonaria espacial y compraron, en estos momentos ya tienen lo pedido en sus manos.

Impulso digital desde la banca

Es lo de hoy, definitivamente. Y los privados, los capitales de inversión, lo saben: el mundo cambia y las soluciones, rentables, vendibles, a los problemas tienen una gran característica: son digitales, tienen que ver con la tecnología, la movilidad y la imagen.

Banco Santander y la firma de educación en línea Crehana están en el punto. Esta semana anunciaron que becarán a 400 jóvenes mexicanos (Hugo González, ni te apuntes) para que desarrollen animación 3D y Arquitectura Digital.

El apoyo es para que los beneficiados, durante dos meses, reciban educación en línea en el uso de herramientas digitales y mentorías con expertos que los ayudarán a desarrollar sus habilidades creativas, profesionales y de negocios, con la finalidad de impulsarlos para elevar su competencia y oportunidades de empleo en la industria creativa nacional.

El esquema está organizado por los módulos, primero de tronco común de negocios en los que el aprendiz adquirirá Soft Skills esenciales para su desarrollo profesional, así como conocimientos de comunicación y liderazgo en la era digital. Luego podrán seleccionar una especialidad: Arquitectura Digital, para generar planos en 2D y 3D; o Animación 3D, a través de conocimientos en Animación Digital y Modelado 3D.

Los requisitos: los interesados deberán exponer las razones que los impulsan a participar en este programa y realizar el curso de ocho horas “Introducción a las Habilidades Digitales”, el cual consiste en una formación básica de las tecnologías de la cuarta revolución industrial y el que fungirá como requisito indispensable para la validación de inscripción a la convocatoria.


Al concluir el curso de ocho semanas, los estudiantes obtendrán un certificado expedido por Crehana que será financiado por Banco Santander. Las inscripciones al programa estarán abiertas hasta el 2 de agosto de 2021 a través de Santander México.
¡Suerte jóvenes aspirantes!


Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta.


Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

Escrito por Guadalupe Romero

Aumenta 500% el Envío de Productos para Mascotas en Ciudad de México: Dostavista

Modelorama NOW de Grupo Modelo

Lanza Modelo su app para envío de cervezas y botanas