in , , ,

Poco trabajo para mujeres y hombres, por @lupitaromero


Aunque la serie de entregas de este mes las he dedicado a las mujeres, en esta ocasión compartiremos algunas líneas con los hombres pues el INEGI dio a conocer su más reciente Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo febrero 2021, y las cosas aún pintan “entre azul y buenas noches”.

Es necesario comparar y exponer los números, estos datos, que concentran además de lo formal (IMSS, al mando del Zoe Robledo), lo informal, los micronegocios, horas extras trabajadas, la búsqueda de empleo y la falta de oportunidad para salir a solicitarlo (gracias, nuevamente, pandemia Covid-19).

Y, ¿saben qué?, nada alcanza todavía, las plazas siguen siendo infinitamente menores a las necesidades de los mexicanos. Además, las promesas de los responsables de manejar la administración del país quedan en el olvido obligado.

Hay que recordar, en abril pasado, ya casi un año se cumplirá del emotivo discurso, el presidente Andrés Manuel López Obrador, además de desdeñar lo que ocasionaría la pandemia, prometió crear 2 millones de nuevos empleos en nueve meses.

Pues como cantaría mi vecina: “el tiempo pasa y … no te puedo olvidar… Espero que tú… escuches esta canción… donde quiera que te encuentres… espero que tú… al escucharla te acuerdes de mi, como yo me acuerdo de ti…”

Solo eso, promesas al aire que se ven aterrizar en junio, ¡ojalá!

Creación de empleos… solo deseos

También el año pasado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), de Carlos Salazar Lomelín, llamaba a la creación urgente de empleos para lograr un producto interno bruto (PIB) por arriba de 2.8 por ciento (con la pandemia el crecimiento debe ser de más de 5 por ciento mínimo, dicen los analistas).

Pero también el CCE alertaba: aunque en los últimos años, antes del catastrófico 2020, se habían podido abrir casi un millón 900 mil nuevas plazas formales, ya de “perdis” se necesitan un millón empleos por año.

La encuesta del INEGI en febrero de 2021 registró una Tasa de subocupación (se mide la posibilidad de trabajar por necesidad más horas de las que se tienen contratadas) de 13.9%, cifra superior en 5.2 puntos porcentuales respecto al mismo mes del año pasado.

El aumento representa 2.5 millones de personas subocupadas, todas aquellas que quieren trabajar más porque nada más lo que ganan les es insuficiente para sobrevivir.

La Tasa de subocupación según sexo fue de 13.2% en los hombres, cifra superior en 4.3 puntos porcentuales respecto a febrero de 2020; mientras que la Tasa de subocupación en las mujeres fue de 15%, tasa superior en 6.7 puntos porcentuales en igual periodo.

En febrero pasado la población económicamente activa (PEA; mayor de 15 años con posibilidad de trabajar) femenina fue de 21 millones y la masculina de 34.5 millones, con una tasa de participación económica de 40.9% en las mujeres en edad de trabajar y de 74.3% en los hombres.

En los hombres el 95.5% de la PEA estuvieron ocupados y el 4.5% desocupados; por su parte, en la PEA femenina, el 95.8% fueron ocupadas y el 4.2% desocupadas.

La Población No Económicamente Activa (PNEA) fue de 42.3 millones de personas (43.3% de la población de 15 y más años de edad) en febrero de este año, cifra superior en 4 millones de personas a la del mismo mes del año pasado.

De la PNEA según sexo, los hombres se ubicaron en 12 millones (25.7%) y las mujeres en 30.4 millones (59.1 por ciento).

Y ¿en dónde están?

Los datos del INEGI, que comanda Julio Santaella, detallan que los porcentajes de trabajadores subordinados y remunerados según sexo fueron de 68.1% en los hombres y de 67.8% en las mujeres; por su parte, los trabajadores por cuenta propia hombres fueron 22.7% y el de mujeres en igual posición laboral constituyeron el 24.1 por ciento

Entre hombres y mujeres el comportamiento fue el siguiente: para los primeros destaca el incremento de 3.1 puntos porcentuales en la participación de los ocupados en micronegocios y una reducción de 1.1 puntos porcentuales en la de los ocupados en grandes establecimientos entre febrero de 2020 y febrero de 2021.

Y en las mujeres el mayor aumento porcentual fue en las ocupadas en gobierno con un punto porcentual y la disminución más grande fue en micronegocios y pequeños establecimientos de 0.5 puntos porcentuales cada uno en igual periodo.

¡Qué felicidad!

Con los datos que acabamos de leer, “nuestro datos”, pues estamos bien felices. Echemos un vistazo a ese gran sueño de todos. Los analistas de Citibanamex lo citaron en su resumen económico semanal… México retrocede del lugar 23 al 46 en índice de felicidad. Caritas tristes.

De acuerdo con el Reporte Mundial de la Felicidad publicado por la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible, el índice de felicidad de México bajó de 6.5 puntos en 2017-2019 a 6 puntos en 2020 (sobre una base de 10), por lo que pasó del lugar 23 al 46 en el comparativo mundial.

Cabe señalar que, a pesar de los efectos de la pandemia, en países como Finlandia, Estados Unidos, España y Nigeria, el índice creció en 2020 respecto a los años anteriores. El índice de felicidad se basa en la opinión de las personas respecto a la evaluación que hacen de su vida.

“Triste mi calaca desempleada”.

________________________________________________________________________________

Sigue esta y más opiniones en: https://tecnoempresa.mx/index.php/category/opinion/

Escúchanos y léenos también en https://www.facebook.com/tecnoempresa/ o si también puedes darte una vuelta por https://www.facebook.com/Ncuarenta .


Repórtalo

¿Cuál es tu voto?

Escrito por Guadalupe Romero

Clínica en el Hogar plataforma para orientar sobre COVID-19

Festival Cultural Zacatecas mantendrá su escencia: Ricardo Haddad